martes 05 de julio de 2022
MODO FONTEVECCHIA Salud mental

Silvina Papuchado: "Cuando llegamos, lo hacemos tarde, porque el paciente termina preso o muerto"

En relación con el caso de Felipe Pettinato, la psicoanalista habló con Jorge Fontevecchia y remarcó que hay que modificar urgente la Ley de Salud Mental. "Traba a los profesionales, ya que solo se puede internar a un paciente que está en riesgo cierto o inminente", subrayó. Mirá la entrevista completa.

25-05-2022 12:54

La psicoanalista Sivia Papuchado habló en Modo Fontevecchia y puso énfasis en la ineficacia de la legislación actual de salud mental. “La ley estorba porque es imposible que alguien firme una internación, salvo una situación trágica como la de Felipe Pettinato”, explicó. Escuchá el programa por Radio Perfil o miralo por Net TV.

¿Por qué no se le da la misma importancia a la salud mental como al resto de los estudios u otras áreas de la salud?

Uno llama "locura" a lo que los profesionales de la salud mental llamamos de muchas maneras. La locura tiene que ver con el locus, el lugar y evidentemente el "loco" está en un lugar por fuera de todos nosotros. Una alucinación es eso, algo que alguien ve, pero el resto no. En la Ley de Salud Mental se habla de que ya no hay más manicomios. La ley 26.661 que se promulgó en 2010, y comenzó a tener efecto en 2013, dice que en el 2020 se cerrarán los manicomios.

Evidentemente nada se cerró. La enfermedad mental es algo que se mira con desdén. A nadie le da vergüenza tener un pariente con hipertensión, pero todo lo que remite a la mente nos avergüenza como sociedad. Las instituciones neuropsiquiátricas públicas y privadas deben existir y simplemente el estado tiene que darles el presupuesto necesario para que funcionen. 

Testigo en casa de Pettinato: "Los vi muy eufóricos a Felipe y al médico pocas horas antes del incendio"

En el caso de Felipe Pettinato, su hermana, Tamara, dijo que esto no hubiera sucedido si hubiese otra Ley de Salud Mental. ¿Coincide con esta apreciación? ¿Habría otro tipo de ley que pudiera resolver el problema de mejor manera?

Coincido absolutamente. Esta ley no ayuda, aunque no prohíbe las internaciones. Su característica es que tiene un término, que es lo que nos traba a los profesionales de la salud mental, porque dice que puede internarse un paciente que esté en riesgo cierto o inminente. El problema es que en un caso no permite internar a una persona que uno sabe que no está en un riesgo cierto o inminente, pero que va hacia allí y cuando llegamos, lo hacemos tarde, porque el paciente termina preso o muerto.

Hay muchos casos de gente que pidió ayuda durante años pero que no se los escuchó. Esta ley habla de los Derechos Humanos y creemos que hay que respetar el de todos, del paciente y familia. Internar a alguien no significa hacer caso omiso de la libertad. Un paciente así no tiene libertad porque no tiene voluntad de elegir. Tamara pidió ayuda. Este caso tiene historia, no es lo único que pasó, sino una consecuencia trágica. Ahora termina internado que es donde debió haber estado previamente. 

¿Lo que la ley tendría que modificar es permitir la internación obligatoria aún de personas que no están en inminente riesgo? 

Exactamente. Primero, habría que cambiar la palabra padecimiento. Segundo, el tema del riesgo cierto e inminente. Por otro lado, la ley estorba porque es imposible que alguien firme una internación, salvo una situación trágica como la de Felipe Pettinato.

Ricardo Corral: "El brote psicótico es un tema crítico y lo primero es no discriminar"

Pablo Corso (PC): La frase de "riesgo cierto e "inminente" es una frase que se mencionó mucho tras la operación de Diego Maradona. Entiendo que su familia, en su momento, evaluó una internación forzada por el riesgo cierto e inminente. ¿Esto podría haberse evitado? 

Es contrafáctico, no sucedió. Pero si eso hubiera sucedido, la situación hubiese sido diferente. El desafío en una internación es que ésta sea lo más corta posible, según lo que permita la patología que tiene ese paciente y "devolverlo" después a su mundo. Con esta ley nos resulta imposible. El próximo lunes habrá un debate en el Senado. Luego del tercero se presentará un nuevo proyecto y a partir de ahí se tiene que reunir la comisión de salud que todavía no está autorizada a reunirse. 

El caso Chano reabrió la polémica sobre la Ley de Salud Mental y la respuesta ante las adicciones

JUANI FERNÁNDEZ JUVÉ: Hay ejemplos similares en el mundo del espectáculo. ¿Qué lectura hacés del tratamiento que hacen los medios de comunicación?

Hay dos caras, está bien visiblizar lo que sucede, porque eso nos sirve a todos. El amarillismo no es adecuado. Lo particularmente importante del caso es como él pudo contar después de la internación y lo que cotidianamente dice y cómo valora todo lo que se hizo por él. No quiero personalizar en alguien, pero sí decir que es importante que desde los medios se apoye todo lo que tenga que ver con la salud mental porque nos toca a todos

CB PAR