viernes 02 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA Importaciones

Sube el riesgo de freno en la producción automotriz

Comprar un auto en Argentina se ha vuelto una operación compleja, teniendo en cuenta que el sector está atado a los vaivenes del dólar y la disponibilidad de piezas importadas para su fabricación.

08-11-2022 08:11

Las constantes subas del dólar, la falta de partes importadas necesarias para la cadena de ensamblado y la competencia por el ingreso al mercado de unidades del resto del mundo, volvieron las operaciones de compra venta un total caos.

Eso se ve reflejado, en lo que señalan desde el mismo sector, cuando afirman que hubo una baja sostenida en las consultas de compra. Sin embargo, también advierten que durante el mes de octubre se despacharon más unidades de las que ingresaron y se agotó el stock en los salones concesionarios.

Aparece el Volkswagen Gol Last Edition rumbo a los concesionarios

Representantes del sector, señalan que si bien, hasta hace algunos meses, el problema se centraba en los vehículos importados, hoy también se extendió a todos los modelos nacionales, que necesitan piezas provenientes del exterior para completar la fabricación.

Los motivos detrás de la crisis automotriz

Las dificultades se generan por la restricción de divisas y la implementación, desde mediados de octubre, del nuevo sistema de importaciones de la República Argentina (SIRA). Lo que sucedió es que, hasta la puesta en vigencia del sistema, no se aprobó el ingreso de mercadería al país, por lo que muchos vehículos que estaban en el puerto a la espera del permiso, no pudieron ingresar. Lo mismo pasó con las piezas importadas y la retención complicó la finalización de vehículos locales. 

De todas modos, advierten que las características del nuevo esquema y las políticas implementadas generan, de por sí, una fuerte baja en los ingresos de mercadería del exterior. Por eso, estiman que la oferta de unidades en el mercado local, enfrentará un panorama complicado a corto plazo, con un alto riesgo de que, en los próximos meses, pueda paralizarse la producción ante la falta de autopartes.

Los precios que tendrán los autos en noviembre

Por su parte, desde la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), apuntan que la situación se vuelve aún más crítica, porque todas las operaciones de importación salen con fecha de pago a 180 días, salvo las pocas micropyme que disponen de 60, a lo que debe sumarse los días de tránsito desde el lugar de origen.

Por lo pronto, muchas plantas automotrices ya tuvieron que tomar medidas, desde paralizar la producción por turnos o la jornada entera por faltantes de piezas. Si bien, el sector puso esta situación en conocimiento del Gobierno, la respuesta que dicen recibir es que “se están adecuando los sistemas”. Mientras los problemas y el peligro de una parálisis total sobrevuelan a la industria automotriz, desde Economía señalan que el SIRA lleva operativo tan solo días y que mejorará.

FM JL