jueves 06 de octubre de 2022
MúSICA Falleció a los 62 años

La vida de Marciano Cantero: el éxito de Los Enanitos Verdes y el día que vio un ovni

El músico nacido en la capital mendocina encontró el amor por el bajo desde muy chico al escuchar las canciones de los Beatles. Del misterio por el nombre al éxito con Los Enanitos Verdes, una de las bandas argentinas más importantes de la década del '80.

09-09-2022 09:45

Tras haber estado internado por una complicación renal, el cantante y bajista Horacio Eduardo Cantero Hernández, conocido popularmente como "Marciano" Cantero, falleció a los 62 años en una clínica privada de Mendoza, su provincia natal.

El legendario músico marcó a toda una generación de jóvenes a principios de la década del '80 con Los Enanitos Verdes, una de las bandas más importantes del rock nacional, que fundó junto al guitarrista Felipe Staiti y el baterista Daniel Píccolo.

Con su inconfundible voz de "un español bastante neutro, con una acento distinto", como él solía decir, lograron que sus canciones y ritmos sean ampliamente populares en Argentina y el exterior.

El conmovedor mensaje del hijo de Marciano Cantero tras su muerte: "Cada día con él fue un regalo"

Primeros pasos en la música

"Marciano" nació en la capital mendocina el 25 de agosto de 1960, y desde muy temprana edad ya mostraba interés por la música. A los 9 años escuchó por primera vez a The Beatles, el icónico grupo formado en Liverpool, y se sintió perdidamente atraído por el bajo, instrumento que lo identificaría para siempre.

Al tiempo, pudo comprarse un bajo usado con sus ahorros y empezó a explorar. Escuchaba discos y tocaba encima de ellos todos los días a modo de práctica. En la escuela, siempre era el primero en ofrecerse a la hora de organizar cualquier actividad referida a los festivales de música. Luego de consiguió una copia de un bajo Fender Jazz, hasta que terminó sus estudios y su padre le regaló uno original. 

Marciano Cantero 20220907

Marciano y "Los Enanitos Verdes"

Cantero, Staiti y Piccolo fundaron el grupo en Mendoza y comenzaron a presentarse en diferentes bares y pubs. En esa época de su juventud, que estuvo marcada por gobiernos militares, los conciertos de este estilo solían ser más "subterráneos". Después pasaron a aparecer en pequeños teatros, no solo de su provincia sino también en el resto de país, convirtiéndose en una de las bandas más solicitadas.

Acerca del origen del nombre Enanitos Verdes, en su página oficial la agrupación explicó que fue producto a una leyenda urbana que llegó a conocerse en los medios. En 1979 una familia de turistas, mientras visitaba en Mendoza el Puente del Inca, se tomó una fotografía. Al revelarla aparecen a un lado unos enanitos verdes en ronda. "No los vio nadie pero luego del revelado allí estaban. Este hecho tuvo una trascendencia pública notoria saliendo en los periódicos locales e inclusive dicen algunos que llegó hasta la NASA", contó el bajista.

A raíz de esto un amigo suyo que era periodista los bautizó como Los Enanitos Verdes de Puente del Inca. Así aparecieron en la crónica de una revista, pero el trío optó por la mitad del nombre: “Los Enanitos Verdes”.

La salud de "Marciano" Cantero, líder de los Enanitos Verdes: le extirparon el riñón y parte del bazo

Marciano Cantero 20220907
Los Enanitos Verdes en la actualidad.

En 1984, el trío fue invitado a participar en el “Festival de La Falda”, donde fueron elegidos como "Grupo Revelación". Posteriormente, incorporaron a Sergio Embrioni como músico invitado y grabaron para el sello independiente Mordisco su primer álbum, que incluía el tema "Aún sigo cantando". 

A éste le siguió el segundo disco en 1986, con la producción de Andrés Calamaro, con canciones como "Tus viejas cartas", "Cada vez que digo adiós" y "La muralla verde", y el tercero al año siguiente, que tenía en su lista "Te vi en un tren", "Por el resto" y una versión de "El extraño del pelo largo". Otro de sus grandes éxitos llegaría en la década de los '90 con "Lamento Boliviano", una de las canciones emblemáticas de la banda.

“Las letras de nuestras canciones se entendían de una forma fácil, son más directas, y honestas. Son historias que forman parte de mi vida", había comentado Cantero tiempo atrás en una entrevista con La Viola. Como parte de su estilo y sello característico, aseguró que "todo eso el público lo percibe".

"Lamento Boliviano" y las pruebas de sonido

Los Enanitos compartieron la escena musical con otras bandas como Virus, Soda Stereo y Zas, que lograron dar el gran salto fuera de Argentina para exportar su música hacia otros destinos. En la última década del siglo XX el grupo liderado por Cantero acrecentó su fama, especialmente en lugares como México, país en el que vivió y tiene la nacionalidad.

Marciano Cantero 20220907

Sobre su éxito con "Lamento Boliviano", en la misma entrevista el bajista señaló que "les gustaba tocarla mucho en las pruebas de sonido". El tema fue compuesto por Dimi Bass y Natalio Faingold cuando formaban parte de la banda mendocina "Alcohol Etílico" y la grabaron en 1986. Años después, Sergio Embrioni y el tecladista Horacio Gómez, que habían formado ese grupo, la introdujeron en la órbita de Los Enanitos.

Sergio y Horacio Gómez, que también tocó con nosotros, formaron parte de las dos bandas", había dicho "Marciano". "Los técnicos nos decían que la teníamos que graba", añadió en referencia al tema.

Buenos Aires beat: los primeros náufragos del rock nacional

En la época de su séptimo álbum, "Big Bang", la disquera les permitió sumar una canción más. Así fue como le dieron oficialmente lugar a su versión.

Sobre ello, recordó una anécdota: "Cuando probamos la primera toma quedó increíble. A Felipe no le gustó como quedó el solo. Cuando viajamos a terminarlo a Los Ángeles, alquilamos unos equipos para regrabarlo y nos enteramos que lo fueron a buscar a la casa de Jeff Beck. Estaba como loco”.

El "Marciano" y el día que vio un ovni

Los momentos paranormales fueron algo recurrente y, a pesar de estar presente en la historia de la banda, también estuvieron en su vida. En aquella charla con La Viola recordó un episodios únicos. “Toqué en un estadio que se le corría el techo y hubo un problema con el sistema, que se trabó en la mitad. De repente, un rayo de luz me iluminó. Mi papá, que estaba entre el público, se sorprendió. Parecía El Rey León".

"En otra ocasión, en una presentación importante para el grupo sentí que ese momento se iba a repetir. Se lo conté al resto de los chicos pero no me creyeron. Finalmente sucedió”, prosiguió.

Después de una conferencia de prensa en México, Cantero mencionó: "Era de noche, y vimos algo en el cielo. En aquella época no teníamos celulares y no lo pudimos retratar. Era como un ovni, a dos cuadras, con una fuerte luzDe repente desapareció”.

Secretos de Estado que salen a la luz: difunden la “mejor foto del mundo” de un OVNI

Un amor, sus "Viejas Cartas" y un reencuentro después de años

En su juventud, Horacio se había puesto de novio con Viviana, una joven que había conocido en su amada Mendoza. Sin embargo, antes de grabar su primer disco con la banda debió tomar la decisión de emigrar a Buenos Aires y, con ese marco, terminó la relación sentimental pero no cortaron el contacto. Los antiguos amantes se comunicaron a través de cartas.

Estando de gira en Bogotá, Colombia, toda la situación lo atravesó como un rayo hasta llegar a su inspiración. El compositor usó esos escritos para escribir "Tus Viejas Cartas", uno de sus canciones más recordadas. “Siempre me preguntaba porque había pasado todo lo que pasó, la letra refleja el dolor de ese momento”, le reveló al programa radial Todo Lo Demás También.

Marciano 0709

Pero las vueltas de la vida hicieron que 30 años después "Marciano" y Viviana se reencontraran en Mendoza, después de que el músico estuviera viviendo casi 15 años en México. "Nos volvimos a encontrar y nos casamos”, dijo en 2020 mientras relataba su broche para su gran historia de amor.

Precisamente fue en la tierra del vino donde Horacio comenzó a tener problemas en su salud tras regresar de su gira por México y Estados Unidos en la celebración del 40° aniversario de Los Enanitos Verdes. En su casa padeció algunos problemas y consultó al médico, que decidió internarlo por complicaciones renales.

Tras ser operado, falleció a los 62 años en el mismo lugar en el que nació, en el que formó a uno de los grupos más importantes del rock argentino de los años '80 y del rock en español.

FP / MCD / ED