domingo 16 de mayo de 2021
OPINIóN DESARROLLO ECONÓMICO
15-08-2020 23:35

Deuda, pymes y empleo

15-08-2020 23:35

Con el reciente acuerdo de una parte de la deuda, el Estado deberá propiciar imprescindibles cambios en la economía considerando que desde hace décadas la deuda externa es un problema para las finanzas públicas. Ahora se abre una ventana de tiempo que deberemos aprovechar para el crecimiento y el desarrollo sostenidos del país, únicos caminos para afrontar nuestros compromisos, honrando los vencimientos y, a la vez, asegurando el bienestar de los argentinos.

La deuda solo puede pagarse con superávit fiscal. Para lograrlo, las pymes serán las mayores protagonistas del crecimiento y el desarrollo, ya que son las principales generadoras de empleo, incluso en las economías más desarrolladas. Sin embargo, eso solo ocurrirá si se eliminan las trabas que impiden su expansión.

Afortunadamente, el mundo está cambiando y ofrece a los países menos desarrollados y, entre ellos, a la Argentina, algunas lecciones para conocer qué deben modificar. Primero en la lista figuran las leyes que penalizan a los empleadores, como la Ley de Contrato del Trabajo y sus anexas.

Sin embargo, existe en nuestro país una excepción, ya que en la industria de la construcción rige el Fondo de Cese Laboral. Esta protección a los trabajadores funciona a nivel general en los tres países latinoamericanos de mejor desempeño antes del Covid: Panamá, Perú y Brasil. Este último, en 1950, era un país agrícola que solo exportaba café y bananas; hoy es la séptima economía del mundo, donde en las últimas décadas salieron de la pobreza 28 millones de personas.

Una de las principales causas del desarrollo de estos países es que no penalizan el despido –ya que rige el Fondo–, con lo cual hay más emprendimientos, más empleo y menos pobres.

El otro dato histórico es lo sucedido en la isla de Puerto Rico, uno de los 52 estados de Estados Unidos, donde su economía, diferente al resto de los estados continentales, registraba niveles que rondaban el 40% de pobres y el 35% de asistidos por planes.

Recién en 2016, el Congreso de Estados Unidos consideró la situación de ese estado y promulgó la denominada Promesa Act of 2016, que delegó en una junta la facultad de trabajar con el gobierno de Puerto Rico para sacarlo de la crisis que atravesaba desde hacía décadas. Para ello, la Junta del Congreso investigó las causas del estancamiento centradas en una legislación laboral que atacaba a los emprendedores y al empleo. Para crecer, se debía liberalizar el mercado laboral.

Entonces, el Congreso de Puerto Rico aprobó en 2017 la Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral “para que los inversionistas y empresarios lideren el camino hacia la recuperación económica, protegiendo a los trabajadores mediante el seguro de desempleo como en los estados continentales”.

El resultado de la investigación de la junta coincide con la conclusión de mi libro Pleno empleo y responde a lo que se preguntaban los economistas premios Nobel Robert E. Lucas Jr. (1995) y sir Arthur Lewis (1979), entre otros: ¿Qué deben hacer los gobiernos para que sus países prosperen como los desarrollados?.

Se puede resumir así: en los países donde se reconoce la importancia de los emprendedores en la creación de empleo y riqueza hay desarrollo económico y la protección de los trabajadores se da a través del seguro de desempleo.

Más allá de la deuda, es un hecho que el país no tendrá fácil acceso a financiamiento del exterior. El único recurso será el crecimiento mediante el complejo proceso del desarrollo económico impulsado por una gran cantidad de emprendedores. Para que esto ocurra se deben eliminar las leyes que penalizan a los emprendedores, protegiendo a los trabajadores con el seguro de desempleo.

Al cesar el estancamiento de décadas, creceremos a tasas mayores que las chinas, expansión que redundará en un mejor nivel de vida para todos los argentinos.

*Autor del libro Pleno empleo. Miembro del Departamento de Política Social de la UIA.