miércoles 18 de mayo de 2022
OPINIóN Crisis climática
16-03-2022 18:37

El cambio climático necesita acciones concretas, no voluntarismo verbal

La Argentina no financia políticas públicas, pero sí promete grandes resultados.

16-03-2022 18:37

Es necesaria la asignación de recursos para el cumplimiento medible de metas de mitigación. Argentina no financia políticas públicas, pero sí promete grandes resultados y las consecuencias serán lamentables.

Hace unos días en Barcelona, durante la reunión de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) que convocó a representantes y expertos de todos los continentes, expresé que es necesario repensar los modelos institucionales y el financiamiento para abordar la crisis climática. Los municipios y comunas con recursos propios se están haciendo cargo de las consecuencias de las acciones de adaptación y mitigación mientras la Nación recibe créditos, hace anuncios ampulosos y no logra cambios relevantes.

Insisten con el relato, mientras sufrimos incendios, sequías, inundaciones, desplazamientos y mayor desigualdad. El último reporte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de Naciones Unidas dejó en claro que el tiempo se acaba y estaremos entre los más perjudicados por la falta de agua, alimentos y peor vida en las ciudades.

América Latina necesitaría invertir -según estiman expertos- unos 130 mil millones de dólares cada año para adaptarse al mundo que se viene. Sin embargo, la Argentina promete resultados, pero no invierte para lograr los cambios urgentes, mientras tanto se queman reservas naturales, aludes afectan la zona andina y avanza la eliminación de bosques.

Por el cambio climático los riesgos ambientales evolucionarán a “graves”

El presidente Alberto Fernández se comprometió en noviembre durante la Cumbre de Ambición Climática que la Argentina bajaría durante lo que queda de la década el 25,7% las emisiones para llegar a ser carbono neutral en el 2050. Difícilmente ocurra sin asignar recursos o tomar medidas para lograrlo. El país promete resultados similares a los que aspira Europa, con la diferencia a fines del 2021 el Banco Europeo de Inversiones se propuso triplicar la inversión hasta alcanzar en 2025 los 4 mil millones de euros.

Alberto Fernández Cumbre Climática 2021

No es la primera vez que el gobierno argentino anuncia una cosa, pero hace otra. La crisis climática no se resuelve con magia, sino con acciones e inversión para alcanzar los resultados urgentes. Pero repasemos rápidamente:

  • La ley de Presupuestos Mínimos de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático Global es la que establece los recursos para garantizar acciones, instrumentos y estrategias para la adaptación y mitigación ante el cambio climático. Sin dinero ¿de qué modo piensan cumplir con bajar la cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero para el 2030?
  • La ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, es otro pilar fundamental. La deforestación alcanza niveles alarmantes y esta ley define como enriquecer, restaurar, conservar, aprovechar y hacer un manejo sostenible de la vegetación nativa. Solo se afectó el 3% del presupuesto total asignado.
  • El proyecto de ley de Humedades, que establecía los criterios mínimos para preservarlos, restaurarlos, usarlos racionalmente y de manera sostenible, perdió estado parlamentario mientras ardían humedales y reservas en el río Paraná. Tampoco fue mencionado por el presidente en la apertura de sesiones ordinarias.
  • Los incendios destruyen los bosques nativos indispensables para reducir emisiones y alcanzar los objetivos que el presidente en nombre de la Argentina asume. Sin embargo, las respuestas las tienen que dar los estados provinciales con fondos propios porque las transferencias nacionales llegan tarde o no llegan al no haber una política de prevención y combate de incendios en la Argentina.

Pequeños hábitos hogareños para contrarrestar el calentamiento global

Para no quedar atrapados en el relato hay que revalorizar y movilizar las acciones locales que vienen a atajar y compensar la inacción nacional. En Godoy Cruz implementamos un plan para alcanzar la carbono neutralidad en el 2030, que incluye generación de energía solar, reducción del consumo eléctrico con la reconversión de la iluminación pública a led, forestación urbana y un plan para cuidar el agua, gestión de residuos contaminantes, incorporación de vehículos eléctricos, promoción impositiva y facilidades de financiamiento para que más vecinos y empresas incorporen energías limpias.

Pero hay muchas otras ciudades que están haciendo esfuerzos entendiendo el rol y el desafío global que impone a la humanidad la crisis ambiental. Los gobiernos locales son los primeros en responder a la vulnerabilidad y también los que advierten que no pueden llegar más lejos por falta de políticas y recursos económicos y técnicos.

Por eso, desde la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático (RAMCC), que nuclea a 259 comunas, le hemos pedido “mayor compromiso ambiental al Estado Nacional con recursos coparticipables que permitan a cada gobierno local fortalecerse la protección ambiental”. Por su parte, la red internacional de Gobiernos Locales por la Sustentabilidad (ICLEI) donde participan más de 2500 comunas en 125 países impulsa la “implementación de políticas influyentes que reflejen los intereses de los gobiernos locales y regionales, y que apliquen normas globales a las estrategias de desarrollo urbano sostenible a nivel subnacional”.

Argentina promete resultados, pero no invierte para lograr los cambios urgente

En Argentina, 9 de cada 10 ciudadanos consideran que el calentamiento global es una seria amenaza para la humanidad, por encima del promedio mundial, dato que surge de la encuesta realizada en 39 países por WIN International y Voices. El 84% de los argentinos piensan que pueden contribuir con acciones personales, el 77% le pide más esfuerzos al gobierno, el 63% considera insuficientes las medidas que está tomando y el 82% advierte que hay relación del cambio climático con las catástrofes naturales que estamos sufriendo.

El riesgo que enfrenta el mundo y que enfrentamos como país está por encima del relato inconsecuente o la demagogia cortoplacista que han demostrado hasta ahora. Necesitamos que se animen a trabajar con consistencia y asignación de recursos, de la misma manera que ya lo están haciendo algunos gobiernos locales y provinciales.

El cambio climático necesita acciones concretas, no voluntarismo verbal.

 

*Intendente de la Municipalidad de Godoy Cruz.