jueves 21 de octubre de 2021
OPINIóN opinion
19-09-2021 00:54
19-09-2021 00:54

Fractura expuesta

19-09-2021 00:54

El tamaño de la lesión no deja lugar a duda alguna. El hueso roto está a la vista. Cuando tal cosa sucede el diagnóstico lo puede realizar hasta el ojo menos entrenado. La fractura está expuesta. Así, desde la misma noche de la catástrofe electoral, el Frente de Todos comenzó a transitar con vértigo la pendiente que devaluó su status de coalición a rejunte.

Las diferencias son estructurales, trascienden los nombres propios. Refieren al rumbo mismo del gobierno y a su dirección. Así lo escribió con crudeza, “sinceramente”, la vicepresidenta en su nueva carta.

Con su epístola se ocupó de las grandes cuestiones de la economía y de las ofensas domésticas. De Kristalina Georgieva a Juan Pablo Biondi sin escalas. Lo político es personal y lo personal es político.

Combinando ideas y emociones redactó el mensaje directo al Presidente para recordarle su compromiso. El de él con la propuesta programática del FdT. Es decir el compromiso de él con ella, que es quien sintetiza el proyecto sin admitir interpretaciones alternativas.

De ahí las acciones directas, renuncias mediante, para inducirlo a retomar el camino correcto. Porque, en palabras de referentes kirchneristas a “Alberto hay que ayudarlo a reaccionar”. Y la ayuda no transitó el camino de las sutilezas.

Ignorando la doctrina presidencial que señalaba la predisposición a reaccionar por las buenas finalmente se operativizó por las malas. Las buenas quedarán para más adelante si el tiempo y las circunstancias lo permiten. Una vez más el modelo se impuso a los modales. Aunque la forma contribuya a devaluar la figura presidencial hasta límites de riesgo.

Si el domingo de elecciones causó daños severos la semana hábil los amplificó. Todos perdieron. También CFK. Tuvo que desplegar el arsenal completo disponible para generar modificaciones que, en circunstancias normales, se lograrían con un tuit o una reunión frente a frente.

Surgen interrogantes sobre si la paz alcanzada es cosmética o duradera

Pero, de acuerdo a su propio relato numerosos encuentros en Olivos no lograron los efectos buscados. Por lo visto, la residencia presidencial no parece ser el lugar adecuado para eventos con finales felices. Parece que todo lo que allí sucede en privado está llamado a trascender para generar conmociones públicas.

Y siempre en perjuicio del primer mandatario que ahora, con un Jefe de Gabinete tucumano, tendrá que gestionar su elenco de ministros AMBA y tratar de darle una pátina federal.

Quizás aquí nos acerquemos al corazón del problema. El gobierno nacional se conurbanizó en sus integrantes, en su diagnóstico y en su accionar. Y proyectó con esa mirada la estrategia a todo el país cosechando una derrota sin antecedentes.

Para unos, los malos resultados se deben a las vacilaciones en la implementación de las convicciones correctas. Para otros el problema radica en la mirada sesgada y no sustentable de convicciones que ya no dialogan adecuadamente con la realidad.

De allí entonces que surjan legítimas dudas sobre si la paz que se rubricó el sábado en La Rioja y se materializará el lunes con la jura de ministros será cosmética o duradera. ¿Estamos frente a un episodio de intensa desorganización que puede revertirse y reorganizarse o delante de un proceso de descomposición que, como anticipa un mayor deterioro?

Para los optimistas la resiliencia inherente del peronismo abre una posibilidad, aunque difícilmente en el plazo que media de aquí a las elecciones de noviembre. Para los escépticos contener y agregar desde el kirchnerismo como eje es una alternativa agotada por la vulnerabilidad económica de la Argentina y la ausencia de un liderazgo que contenga las contradicciones con amplitud y proyección de futuro.

A estas proyecciones debe incorporarse una variable externa: la oposición. Juntos por el Cambio atravesó una experiencia de gestión de final infeliz y los dos primeros años fuera del poder manteniendo la unidad. La expresión electoral del no peronismo y el anti peronismo ha soportado el fracaso en el gobierno y el llano de la oposición conservando la unidad.

Paradojas de la política: las PASO, herramienta diseñada por Néstor Kirchner para consolidar su hegemonía, se han constituido en el instrumento más idóneo para el garantizar el funcionamiento de quienes quieren terminar con su legado.

Por estas horas desde el PRO, la UCR y la Coalición Cívica se entusiasman pensando con algo impensado un año atrás: el 2023.

 

*Politólogo.