martes 15 de junio de 2021
OPINIóN Expectativas
11-06-2021 16:01

Buenas noticias para el cuidado el medio ambiente

La ley de educación ambiental será buena en la media que sea correctamente reglamentada e implementada, como así también que cuente con un presupuesto adecuado y que pueda articular con los gobiernos y universidades.

11-06-2021 16:01

Hace unos pocos días, con la aprobación de la ley 27621 de educación ambiental integral hemos alcanzado un gran hito a nivel nacional.

Los que estamos relacionados y fomentando constantemente el desarrollo sostenible, que es aquel en el cual “se satisfacen las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas”, entendemos que una de las herramientas más poderosas, si no la más poderosa, consiste en la educación. Y la flamante ley se centra tanto en la educación formal y no formal de todos los ciudadanos con el fin de generar una mayor conciencia ambiental.

Si es correctamente reglamentada e implementada, los efectos de esta norma serán muy beneficiosos. Esto dependerá fundamentalmente del Gobierno, como así también de otros múltiples actores públicos y privados, con la activa participación de la ciudadanía.

 La flamante ley se centra tanto en la educación formal y no formal de todos los ciudadanos con el fin de generar una mayor conciencia ambiental.

Será importante que se defina una adecuada estrategia de alcance nacional, teniendo en cuenta una política ambiental concertada entre todos los actores, incluidas las provincias y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Su adecuada implementación deberá estar acompañada, además, de un presupuesto acorde a los propósitos de la presente ley, ya que sin él se tornará inviable lograr los objetivos definidos.

Por qué es una buena noticia la Ley de Educación Ambiental Integral

Otra cuestión central a la que se hace referencia es la definición de una estrategia nacional de sustentabilidad en las universidades argentinas (tanto públicas como privadas), con el fin de incorporar la variable ambiental en todos los ámbitos que hacen a la vida universitaria, desde lo curricular a la gestión edilicia, la extensión y la investigación, y consolidar la construcción de una cultura ambiental universitaria.

Otra cuestión central a la que se hace referencia es la definición de una estrategia nacional de sustentabilidad en las universidades argentinas (tanto públicas como privadas)

Así, los principales lineamientos de la ley incluyen: abordaje interpretativo y holístico; respeto y valor de la biodiversidad; principio de equidad; principio de igualdad desde el enfoque de género; reconocimiento de la diversidad cultural, el rescate y la preservación de las culturas de los pueblos originarios; participación y formación ciudadana; cuidado del patrimonio natural y cultural; problemática ambiental; educación en valores; pensamiento crítico e innovador, y concientización sobre el derecho constitucional a un ambiente sano.

Por último, es necesario destacar un aspecto también importante, y es que esta ley está alineada con uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible -iniciativa de la ONU- que menciona que los países miembros deben: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”.

 

*Ingeniero ambiental y director de la Diplomatura de Gestión Ambiental Sostenible de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Austral.