sábado 24 de julio de 2021
OPINIóN pandemia de coronavirus
04-04-2021 15:38

La mala salud del Presidente es resultado de su mala gestión

Su sobrepeso, su rostro deteriorado y su aislamiento por COVID-19 prueban que su gobierno carece de políticas de promoción de la salud.

04-04-2021 15:38

El presidente Fernández dijo haber optado por la salud en lugar de la economía, pero su sobrepeso, su rostro deteriorado y su aislamiento por síntomas covid, a pesar de haber sido vacunado, prueban que su gobierno carece de políticas de promoción de la salud.

Lejos de reducir contagios y muertes, las medidas presidenciales llevaron a la Argentina a integrar el reducido grupo de países con más afectados por millón de habitantes, incluso más que Asia, Europa y Norteamérica que atravesaron dos inviernos, mientras que nosotros solo uno.

La política presidencial de miedo y encierro no salvó una sola vida, pero disparó una epidemia de obesidad, alcoholismo y problemas mentales, ya que pasarse el día sentado, comiendo y mirando televisión, engorda, inactiva los músculos, desoxigena la sangre y potencia la angustia, el insomnio y la depresión.

Cómo afecta el COVID-19 en personas ya vacunadas, según datos del Gobierno 

En lugar de fortalecer la salud física y mental de la gente, con educación, ejercitación, aireación y buena alimentación, la cuarentena boba indicada por los infectólogos del presidente, aumentó las enfermedades metabólicas, cardíacas, respiratorias y psiquiátricas que son las verdaderas responsables de colapsar el sistema de salud, no los casos de covid que, en su mayoría, son asintomáticos.

Con consejos “teóricos” que no protejen, los adultos fueron aislados en forma autoritaria e improductiva, y los jóvenes obligados a perder su educación y salud, porque un año sin estudiar implican cinco años de retraso intelectual, y no ir presencialmente a la escuela es negarles la posibilidad de obtener inmunidad natural por contacto con sus pares.

Segunda ola: el 52% acataría una cuarentena estricta  

El precio de sobreactuar “para la foto”, sin aplicar medidas científicas efectivas, generó el cierre de doscientas mil empresas, la pérdida de dos millones de empleos y la aparición de tres millones de nuevos pobres. Pero no conforme con el daño causado en la “primera ola”, Alberto pretende repetir el error. El presidente dice que “te cuida” pero vos te enfermás, te empobrecés, te quedás sin trabajo, o te moris sin poder despedir familiares.

Él no consigue vacunas, ni deja que el sector farmacéutico privado las compre. Él afirma que necesitamos más Estado, pero vos debes salir de tu casa a buscar el mango mientras los empleados públicos pueden seguir cobrando sin trabajar. 

Necesitamos más salud y libertad y éste presidente es incapaz de garantizarlas. ¿Hasta cuándo vamos a tolerarlo pasivamente?

 

*Doctor en Farmacia y Bioquímica UBA, Secretario general del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos SAFYB, @MarceloPeretta