lunes 14 de junio de 2021
OPINIóN Columna
13-05-2021 13:42

Biohacking: un abordaje tecnológico para la biología y la mentalidad

Un puente entre la sabiduría de la madre naturaleza y la vida antinatural de la ciudad. Podría sonar paradójico ya que implica el uso de tecnología para solucionar problemas generados muchas veces por la tecnología.

13-05-2021 13:42

El Biohacking es el uso de Ciencia, Tecnología y el “Yo Cuantificado” para optimizar la propia biología y mentalidad de manera veloz y medible. Es el arte y ciencia de intervenir nuestro ambiente interno y externo para tomar control, esta en el “asiento de conductor” de nuestro ser.

Es también un puente entre la sabiduría de la madre naturaleza y la vida antinatural de la ciudad. Podría sonar paradójico ya que implica el uso de tecnología para solucionar problemas generados muchas veces por la tecnología.

 

Biohacking: Optimizar el cuerpo

 

El origen del Biohacking

Para comprender el origen de este movimiento y tendencia mundial, remitimos a su creador: Dave Asprey. Originalmente tecnólogo y experto en ciberseguridad, Asprey había logrado el éxito profesional y financiero. Al estar cursando un MBA en la Universidad de Wharton y no lograr concentrarse, se detuvo a mirarse a sí mismo y no le gustó lo que vio: falta de foco y concentración, inflamación y mal humor continuo. Al no encontrar la solución a sus problemas en los abordajes tradicionales, decidió usar su mentalidad de tecnólogo y visión de sistemas para “hackearse a sí mismo”. Comenzó a medir sus variables biológicas: vitaminas, hormonas, su calidad de descanso y hasta sus ondas cerebrales. Luego aplicó intervenciones ( en el lenguaje de esta comunidad se llaman “biohacks”) y volvió a medir. Y a sí sucesivamente hasta lograr bajar su inflamación, bajar 50 kilos y subir su coeficiente intelectual en 20 puntos. Este proceso le tomó 10 años de investigación, auto-experimentación y hasta un viaje al Tíbet donde creó lo que suele ser la puerta de entrada al Biohacking: al café a prueba de balas.

 

Biohacking​ y el café a prueba de balas

En su viaje al Tíbet, algo llamó la atención de Asprey de manera especial: las personas locales eran muy saludables, fuertes y bebían un preparado de té con manteca de yak batido en batidoras portátiles que llevaban a todos lados. En ello se inspiró para crear la bebida biohacker por excelencia. El café a prueba de balas (café bulletproof) es un combinado de café de origen único con manteca o ghee de vacas de Pastura y un destilado del aceite de coco llamado “Brain Octane” (muy similar al aceite MCT). Un paso fundamental es el batido de los ingredientes en una batidora, para generar las micelas que ayudarán a digerir las grasas saludables.

Asprey asegura que el bienestar que deviene de esta bebida se debe al que permite usar la grasa como combustible, lo cual genera una energía cerebral y física mucho más estable.

Artes orientales que mejoran la calidad de vida 

El Yo Cuantificado: medir parea hackear

Uno de los principios del Biohacking es que lo que no se mide no se puede hackear. Es por ello que los biohackers usan dispositivos como el anillo Oura (más conocido como “el anillo de Ginóbili) para medir la calidad del sueño, el ritmo cardíaco de descanso y la Coherencia cardíaca (qué tan sincronizados están el ritmo cardíaco con la respiración), entre otros. Otras mediciones realizadas por biohackers son: vitaminas, minerales, hormonas, grado de flexibilidad metabólica, perfil de inflamación celular y ondas cerebrales con electroencefalogramas de cantidad.

La medición de dichas variables biológicas antes y después de un “biohack” es lo que permite identificar el impacto del mismo en la bioindividualidad.

 

Biohacking y mitocondrias

Las mitocondrias son organelos dentro de nuestras células a cargo de producir nuestra energía vital. El Biohacking pone especial foco en la optimización de dichas mitocondrias. Para ello, las intervenciones propuestas por dicha tendencia apuntarán a reducir la inflamación, el mayor enemigo de las mitocondrias.

 

La felicidad depende de nuestros genes y nuestra actividad intencional

 

Biohacking en la práctica: un amplio espectro

A la hora de explorar qué hacen los biohackers, se pueden encontrar más extremos, principiantes y todas las opciones en el medio.

Es sabido que Jack Dorsey, CEO de Twitter realiza ayunos y se sumerge en tinas de agua helada para optimizar sus mitocondrias. Celebridades como Di Caprio bloquean la luz chatarra con gafas. Ceos de California realizan sesiones de neurofeedback antes de asistir a reuniones importantes. Y así también, encontramos biohackers más conservadores que realizan pequeños ajustes en su entorno y estilo de vida.

Esta tendencia mundial ha tenido su mayor crecimiento en los últimos 3 años, desde el Silicon Valley hacia cada lugar del mundo.

 

* La autora presentará  el primer libro de Biohacking en español del mundo, de Editorial Planeta, Streaming S.O.S Biohacker: el 21, 22, 23 de mayo 21 hs, por passline.

En esta Nota