Despejado
Temperatura:
15º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 16 de septiembre de 2019 | Suscribite
OPINIóN / Política
lunes 13 mayo, 2019

El diálogo político y social tiene que estar basado en el bien común, en un proyecto de país inclusivo y desarrollado

Deberíamos crear un instrumento para institucionalizarlo, para llevarlo al más alto nivel de una política de Estado.

por Luis Contigiani

El Presidente Macri habla tras el ataque a tiros al Diputado Olivares Foto: Captura

Es cierto que el diálogo político y social llega tarde, pero también es verdad que es importante empezar por algo. No obstante, debemos entender que un acuerdo nacional tiene que estar basado en una voluntad por el bien común, en la búsqueda de un proyecto de país inclusivo y desarrollado, no en hacer una guerra de temarios.

Si el diálogo fuera sincero, deberíamos crear un instrumento para institucionalizarlo, para llevarlo al más alto nivel de una política de Estado. Y de ahí concertar en forma permanente. Por ello, deja dudas la convocatoria del gobierno nacional, cuando de antemano tiene redactadas las conclusiones. Pareciera que el diálogo que propone el gobierno es un acuerdo sobre políticas financieras y de ajuste. Un verdadero diálogo social, consiste en sentarse en una mesa con una hoja en blanco y construir entre todos las conclusiones.

Los 10 puntos que el Gobierno quiere consensuar con el peronismo de cara a las elecciones

Debería haber un diálogo abierto, que responda a las grandes demandas de este país, al problema escandaloso de la pobreza e indigencia, la inclusión, el desarrollo, cómo recuperamos niveles de empleo, de producción. Para esto, el diálogo no debe estar contaminado por intereses económicos, ni ideológicos.

Y en relación a los diez puntos que propone el gobierno nacional, se menciona en uno de ellos el objetivo de tener “un Banco Central independiente”. Esto es un error, es volver al pasado, al consenso de Washington, a las políticas neoliberales. Los bancos centrales, en los países desarrollados, también definen y promueven el empleo y los niveles de producción. La reserva federal de Estados Unidos, por ejemplo, en su estatuto tiene como misión la defensa y la promoción del trabajo.  

El gobierno también habla de seguridad jurídica e inversiones. Y esto es importante, pero aquí debemos hacer un matiz, porque pareciera que se habla de la seguridad para los de afuera y en realidad, lo que debería preocuparnos más es la “seguridad jurídica” de los de adentro del país. Hoy, muchos jubilados no pueden comprar sus medicamentos, llevamos meses con pérdida de empleo, retenciones asimétricas sobre la producción que perjudican a la industria, a las economías regionales, a los pequeños y medianos productores, hay tasas de interés siderales y caída del mercado interno. Esas deberían ser las prioridades.

Las intenciones ocultas detrás de los 10 puntos que proponen Macri, Lavagna y Massa

El gobierno también propone honrar la deuda, los compromisos. No podemos no estar de acuerdo. Pero deberíamos aprovechar el diálogo político y social para decirle al Fondo Monetario Internacional que en tres años estimulando al sistema financiero y sacrificando el mercado interno nos endeudamos a niveles históricos. Y para poder honrar esa deuda, primero tenemos que crecer y desarrollarnos. Primero crecer y luego honrar la deuda.

El gobierno también habla de equilibrio fiscal. Y acá nos enfrentamos a un problema estructural que explica los recurrentes problemas en el frente externo del país. Hace más de 30 años que la Argentina no genera dólares genuinos, porque somos un país estancado que no terminó de industrializarse. Esa es la causa, y no los jubilados o los trabajadores. Tenemos que volver a generar dólares genuinos, que son los que salen de la producción, del trabajo. A la economía tenemos que dinamizarla con una reforma tributaria, con impulsos crediticios, movilizando el mercado interno, integrándolo al mercado agroexportador y minero, energético y generando un proceso de desarrollo virtuoso.

Qué dicen las 10 propuestas de Roberto Lavagna para "un gobierno de unidad nacional"

Esta es mi mirada sobre los puntos principales de un temario muy acotado que propuso hasta ahora el gobierno, que condiciona un diálogo político y social, que debería ser mucho más amplio, e institucionalizado.

CP

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4754

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard