4th de March de 2021
OPINIóN Pandemia y economía
20-04-2020 10:40

Gastronomía, hotelería y turismo en crisis

Es imperioso que el gobierno nacional auxilie a las empresas para que puedan cumplir con sus obligaciones y volver a funcionar, y a los trabajadores para que puedan subsistir.

Juan Rousselot*
20-04-2020 10:40

Hace unos meses que el mundo está atravesando una situación totalmente inesperada. Llegó una pandemia que sorprendió hasta a los países más desarrollados. Esos países que planifican e invierten millones en el sistema de salud se vieron vulnerados y desbordados con la propagación del virus COVID-19. Para los países con menos recursos, sin inversión, sin planificación y con un sistema de salud que se encuentra hace años en terapia intensiva, como es el caso del nuestro, esta situación tiene un impacto negativo mucho mayor.

Ante la rápida propagación del virus COVID-19, el gobierno argentino tomó una medida acertada. Dictó la cuarentena obligatoria en todo el territorio argentino. Era la única medida que un país sin infraestructura ni inversión puede tomar para frenar la propagación del virus, mientras se equipan los hospitales y cualquier otro espacio que pueda ser reacondicionado como hospital de campaña. Sobre todo, teniendo en cuenta un sistema de salud público totalmente deficiente, sin recursos ni planificación. Así lo había dejado el gobierno de Macri y así continuó hasta el presente, sin inversión de ningún tipo para cuidar la salud del pueblo argentino.

Tiene 88 años y utilizó una grúa para visitar a su esposa en cuarentena

Nuestro sector, el de la gastronomía, hotelería y turismo en general, es uno de los más perjudicados. Restaurantes, bares y hoteles están prácticamente cerrados. Al extenderse la cuarentena, se vislumbra un futuro cercano aún peor para las empresas y nuestros trabajadores. Muchos de nuestros gastronómicos prestan sus servicios en hospitales, clínicas y comedores. Ven de cerca la cara del virus que golpea a los enfermos y arriesgan su vida por su trabajo y por el prójimo que sufre este virus implacable.

Necesitamos que los gobiernos nacionales, provinciales y municipales estén a la altura de las circunstancias. Es decir, que arbitren los medios necesarios en tiempo y forma para paliar esta grave situación que estamos enfrentando y afecta especialmente a nuestros trabajadores.