Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 20 de noviembre de 2019 | Suscribite
OPINIóN / Columna de la UB
martes 3 septiembre, 2019

Reversión de la diabetes tipo 2 y alimentación

Diversos estudios concluyen en resultados exitosos. El rol del nutricionista juega un papel clave.

María Cecilia Martinelli*

Alimentación y salud. Foto: Caputura
martes 3 septiembre, 2019

Hasta hace pocos años se consideraba a la diabetes tipo 2 (DM2) como una enfermedad crónica, progresiva e incurable. La mayor expectativa era desacelerar la inevitable progresión hacia las complicaciones y la necesidad de insulinización en el mediano o largo plazo.

En 2016, la Organización Mundial de la Salud, en un informe sobre Diabetes Mellitus, incluyó por primera vez una sección en la que describe la posibilidad de remisión o reversión de la DM2 por medio de la pérdida de peso y la restricción calórica.

Si bien aún hoy no se ha logrado consenso a escala mundial, un grupo de expertos pertenecientes a la Asociación Estadounidense de Diabetes definió los criterios para esta clasificación.

Se entiende que un paciente se encuentra en “Remisión parcial” cuando por el lapso de un año sus determinaciones de HbA1c (hemoglobina glicosilada) se encuentran por debajo de 6,5%. Y se considera “Remisión total o completa”, cuando se logra una HbA1c menor a 6%, en ambos casos sin la utilización de fármacos antidiabéticos.

Dentro de la fisiopatología de la DM2 podemos destacar algunas condiciones muy características en estos individuos. Roy Taylor (2019, Lancet) describe lo que denomina la “hipótesis de los ciclos gemelos”. A grandes rasgos, podríamos decir que la hiperglucemia es consecuencia de varias alteraciones. Por un lado, tenemos una secreción alterada de insulina, y por otro, una mayor producción endógena de glucosa, ambos trastornos originados por la acumulación anómala de grasa a nivel hepático y pancreático.

A la cacería de pacientes diabéticos: el negocio de las bombas de insulina

En función de esta hipótesis se desarrolla la idea de la posibilidad de reversión de la DM2 a partir del descenso de peso. Una revisión publicada en la revista Nutrientes (abril de 2019) analiza y compara los distintos abordajes a partir de los cuales podría lograrse la reversión de la DM2. Puntualmente cita tres métodos: la cirugía bariátrica, la dieta de muy bajo valor calórico y la dieta restringida en carbohidratos.

El estudio DIRECT (Diabetes Remissión Clinica Trial) investigó la remisión de la diabetes por medio de una dieta de 850 kcal. El trabajo incluyó a 306 sujetos con DM2 y excluyó a todos los pacientes insulino-tratados o con más de 6 años desde el diagnóstico de la diabetes.

La intervención constó de una dieta de reemplazo de comidas de 850 Kcal durante un lapso de 3 a 5 meses, y luego se realizó una reintroducción alimentaria gradual, con el objetivo de mantener el descenso de peso en el largo plazo.

Los resultados de este trabajo fueron sumamente alentadores. Demostraron que, entre los individuos que lograron bajar un 15% de su peso corporal y mantenerlo, un 46% logró revertir su DM2 durante el primer año, en tanto que la tasa de remisión a los dos años fue del 36%.

Un invento argentino que ayuda contra la diabetes

Acerca de este enfoque, cabe decir que es efectivo en el corto plazo, pero que, debido a posibles efectos negativos en la composición corporal y la potencial adaptación metabólica, son estrategias útiles solo para ese corto plazo. El principal desafío sigue siendo la adherencia y el mantenimiento del peso corporal en el largo plazo.

En cuanto a las dietas bajas en carbohidratos, cabe destacar que han sido agregadas a los posibles patrones alimentarios saludables para personas con DM2, por ser seguras y efectivas, aunque las ventajas iniciales que muestran en el corto plazo se diluyen con el paso del tiempo.

Como conclusión, podemos decir que la reversión de la DM2 es posible, pero requiere de intervenciones intensivas y eficaces que no son el estándar de atención de primera línea. Es indispensable seguir sumando esfuerzos para trabajar en prevención.

El rol del nutricionista es imprescindible en este trabajo de acompañamiento de las personas con diabetes, en la adquisición de nuevos hábitos y en la consolidación de patrones alimentarios saludables que permitan mantener un peso adecuado.

* Profesora de la carrera de Nutrición de la Universidad de Belgrano.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Resumen de la exposición presentada por la autora en el II Congreso de Nutrición y Alimentación de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas, realizado del 13 al 15 de agosto de 2019.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4819

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.