miércoles 07 de diciembre de 2022
OPINIóN Detrás del protagonista

Secretos del mundo del doblaje

La autora le pone la voz a diferentes personajes de series conocidas mundialmente como The Walking Dead, Seinfeld y Black Mirror para toda Latinoamérica. Y cuenta cómo es su experiencia.

24-11-2022 12:12

Los tiempos que se dan en el proceso de doblaje son muy acotados. En apenas minutos, debés encontrar el personaje. Y, teniendo en cuenta de que no se trata tan solo de hacer una voz sino de actuar, interpretar, esto requiere entonces profesionales que se hayan preparado, estudiado, y, por sobre todo, que tengan un grado importante de observación y ese plus que está dado por la manera de entender los subtextos y poder encararlos. 

Tal vez muchos crean que para doblar una película necesitamos varios días, así que los actores estuvieron semanas filmando. Pero la verdad es que tal vez en seis horas se hace el doblaje del protagonista de una película de una hora y media. Y de ahí vas a grabar algún videojuego, un audiolibro. Por este motivo la flexibilidad y adaptabilidad son claves en el proceso.

Un secreto importante de este mundo apasionante es que  los personajes, más allá de “si te caen bien o mal”, es imprescindible entenderlos, captar su motor y entrar en su lógica de por qué son cómo son, por qué se mueven cómo se mueven, por qué actuan como actuan, por qué se vinculan de tal o cual manera con los demás personaje. Hay una cuota de “empatía” que necesita estar sí o sí para poder sonar como ellos e intentar ser lo más natural y creíble posible dentro del género y la estética propuesta.

Misterio: por qué desaparecieron dos icónicos personajes de Los Simpson

Al momento del doblaje es muy importante prestarle atención a un conjunto de cosas: cómo suena su voz original, cómo articula, cómo se viste, cómo se mueve, qué gestos tiene, en qué ambiente está, cómo se vincula con los demás, cuál es su motor. Y en los casos en los que no hay una voz de referencia porque el proyecto es de “voces originales”, por lo que no tenemos un apoyo auditivo más que lo que el cliente o la dirección nos describe, entonces debemos buscarle la forma desde lo vocal.

Por supuesto, una de las claves del doblaje es saber actuar y tener un conocimiento sobre tu sistema fonador: cómo respirar, cómo emitir la voz, cómo poder hacer lo que sea sin lastimarte (por ejemplo, gritar). La interpretación y foniatría son imprescindibles.

Y, claro, se trata de un mundo lleno de desafíos. En mi caso, cuando doblamos la película Stoker (“Lazos perversos”), me asignaron el personaje que interpreta Mia Wasikowska. Era una adolescente con un mundo interno bastante grande y profundo, pero hacia el afuera con muy poca expresividad, sin muchas variaciones tonales. Mi reto fue encontrar ese equilibrio y ese tono como para sonar lo más natural y acorde posible. 

También recuerdo cuando doblé a la protagonista de la serie japonesa que se llamaba “Gochisousan: comer es vivir”. ¡No hablo japonés! Así que me sentí totalmente perdida a la hora de marcar el guión o seguir el audio de referencia. Pero si tengo que elegir un gran desafío, ese fue el personaje de Emily Osment (Gaby Diamond), en “Young and Hungry” (Jóven y hambriento), que hablaba muy  rápido y tenía parlamentos extensos, por lo que seguirle el ritmo era complicado. 

¿Qué hacemos en estos casos? Además de confiar en nuestro profesionalismo, experiencia y técnica, apoyarnos en los ingenieros de sonido y quienes dirigen, que siempre están ahí para guiarnos y que encontremos juntos el camino acorde a cada personaje.

*Agostina Longo: es locutora, actriz de doblaje e intérprete. Con su talento, le pone la voz a diferentes personajes de series conocidas mundialmente como The Walking Dead, Seinfeld y Black Mirror para toda Latinoamérica.

En esta Nota