domingo 05 de diciembre de 2021
OPINIóN
21-09-2021 15:36
21-09-2021 15:36

RTVE busca recuperar credibilidad e influencia internacional con Argentina como potencial socio

En diciembre el parlamento español deberá aprobar el nuevo Mandato Marco para la corporación que busca despolitizarse y convertirse en la BBC hispana.

21-09-2021 15:36

Tiempos de grandes cambios se avecinan para la Corporación Radio Televisión Española (CRTVE). José Manuel Pérez Tornero, presidente de la entidad pública, anunció en junio el inicio de los trabajos para la elaboración del nuevo Mandato Marco, que regule el funcionamiento de la empresa durante nueve años a partir del próximo diciembre. Por su parte, la sección sindical de UGT (socialista) presentó un Plan Estratégico con propuestas en sintonía con las diseñadas por Pérez Tornero que respondan a la necesidad de CRTVE para adaptarse a los nuevos tiempos: “ya que el anterior Mandato Marco respondía a un panorama muy alejado del actual, cuando términos como la multipantalla o herramientas como las redes sociales aún no se habían establecido como normativas en la industria de la comunicación”, explica a PERFIL Miguel Ángel Curieses, Secretario General de UGT en RTVE.

A los desafíos aparecidos en la última década, hay que añadirle las malas noticias que afectan el cash flow de la compañía. Veamos. Allá por 2009 el gobierno presidido por el socialista José Rodríguez Zapatero decidió retirar la publicidad a RTVE. Esta medida, fuertemente cuestionada en su momento –además de reforzar el duopolio de las dos cadenas privadas líderes que acaparan más del 95% de los ingresos publicitarios–, reemplazó el dinero proveniente de la publicidad por una financiación que combina fondos proveniente de las arcas del Estado y tasas que se les imponen a las televisiones privadas. Para colmo, la caja de la radio y televisión pública sufrió otro duro golpe cuando la Administración Rajoy (Partido Popular) llevó a cabo un recorte de 300 millones de euros sobre el presupuesto de RTVE.

Lo cierto es que la dependencia financiera de las aportaciones del Gobierno mantiene a la empresa a merced de los vaivenes políticos con el consiguiente desgaste en la reputación de la emisora. En este punto, y a fin de asegurar la neutralidad, UGT de RTVE propone la creación de un Consejo Social formado por 40 miembros, siguiendo el modelo de la televisión pública alemana, con el objetivo de supervisar la programación que debe reflejar los valores transversales que interesan e importan a la sociedad.

El 26 de agosto de 1936 la BBC realizó la primera transmisión mundial de televisión

Los arquitectos de la nueva RTVE también observan como ejemplo de buena gestión a la BBC, aunque entre ambas emisoras públicas se interpone una cifra inalcanzable para la emisora española: casi 6.000 millones de euros de presupuesto, 4.000 mil de ellos garantizados por canon y casi 21.000 personas trabajando para la compañía británica, a las que hay que añadir 1.616 en World Service, su servicio internacional, que actualmente distribuye sus contenidos en 42 idiomas.

Así las cosas, el punto de partida lejos está de ser el ideal. Porque si RTVE quiere jugar en la “Superliga” mundial, además de vérselas con estos gigantes deberá afrontar sus  propias debilidades. “Nos jugamos el futuro. Estamos en mínimos de audiencia, de credibilidad. RTVE siempre fue un referente del entrenamiento y de la información en España. Especialmente de la información como medio neutral, entre medios progresistas y conservadores. Es necesaria una televisión pública despolitizada”, concluye el mandamás de UGT de RTVE.

Hay más. El documento en el que se describe la propuesta del sindicato reconoce que los contenidos de la corporación pública no se distinguen de aquellos que muestran los operadores comerciales. Admite que en lugar de tener una producción diversificada y apoyar su valor con una labor educativa y comunicativa, se optó por lo más simple y convencional: producir el mismo contenido que el resto de canales. De hecho, el vigente modelo sacrificó la producción de contenidos que facilitan el acceso universal a la cultura, así como la información relevante, neutral, veraz y verificable que ofrezca al espectador el contexto de la noticia. “Con un resultado desalentador a la vista de la respuesta de la audiencia”, reconoce Curieses.

Puestas las manos en la obra, ¿por dónde comenzar? Curieses reconoce que lo primero que tienen que hacer es una fuerte transformación digital. “Se sigue pensando en radio y televisión. Seguimos anclados en el pasado. Evidentemente son medios que no pueden desaparecer y que tienen que estar ahí. Pero lo que tiene que existir es una multiplataforma de contenidos audiovisuales que unos serán imágenes, otros audios, y finalmente la interconectividad entre los distintos usuarios que quieran interactuar con RTVE o a través de RTVE”, explica el secretario general de UGT en RTVE, mientras dirige la mirada fuera de la frontera española.

Quién era Raffaella Carrá, un ícono en la generación de los 70

Un Netflix público iberoamericano

“Hay una cosa que para nosotros es fundamental que es el “entreculturas”. CRTVE posee tres centros de producción: el de Madrid, el de Barcelona y el de Canarias. En la emisora pública creen que Canarias por su vínculo con Hispanoamérica y al estar pegada a África podría ser el centro que produjese el “entreculturas”. ¿Pero de radio, de tele? No, responde Curieses, habrá cosas de podscat y de imágenes, habrá intercambios con los medios audiovisuales con los países de la región. “Se me ocurre incluso descubrir creadores nóveles que pueden haber América Latina. Dar una plataforma de dimensión global que proyecte ese contenido iberoamericano al conjunto del planeta. En Asia lo hispanoamericano  tiene muchísimo interés. Por eso también planteamos usar el inglés para que la pantalla de RTVE se vea en todas las regiones del mundo”, explica.

El eje pasa por crear plataformas nuevas (canal internacional de noticias TVE Noticias 360, entre otras) de intercomunicación y exponer todos los productos de la emisora pública para concluir en una plataforma estilo Netflix de contenidos audiovisuales con toda la red de televisiones que quiera sumar un proyecto. Participar también con cadenas europeas como la RAI y la BBC. Como primer paso se reabriría la Oficina de Relaciones Internacionales en Bruselas, ampliando el foco de relaciones y colaboración con aquellas televisiones públicas europeas y mundiales que se consideran de interés estratégico.

En última instancia, lo que se busca es hacer un Netflix público Iberoamericano sin dejar de lado a las cadenas públicas europeas: “Tenemos el potencial de toda la riqueza cultural compartida”, argumenta.

 

RTVE, ¿camino a convertirse en la BBC hispana?

Rotundamente sí”, responden desde Torrespaña, sede madrileña de la cadena pública. Es que a nadie se le escapa entre esas paredes que en el mundo anglosajón el precedente es la BBB, y en el mundo hispanoamericano la referencia, o una de las referencias, debe ser RTVE, estableciendo muchas vías de interacción para que eso sea posible. Lo más penoso, dice Curieses, es que RTVE que debería estar muy pendiente de la internacionalización y de girar su mirada hacia Hispanoamérica, no lo hizo. Sin embargo, continúa, sí lo llevaron a cabo otras nacionalidades cuya lengua no es el castellano, como los alemanes, los chinos o los franceses, incluso lo rusos. Todos tienen canales en castellano. “De hecho, la BBC hace unos vídeos de YouTube de cinco minutos que son píldoras sobre situaciones y problemáticas del mundo en castellano con periodistas hispanoamericanos”.

Soy Rada: de la renovación en TV a la historia con los herederos de El Señor de los Anillos

El sindicato plantea establecer sedes en dos países de Iberoamérica, de tal forma que permita jugar con los cambios horarios. La idea es que esas oficinas interactúen entre ellas, con una redacción central que podría estar en Madrid. Aún no está definido en qué países abrirían esas oficinas, “pero uno podría ser Argentina, por ese vínculo que hay entre Argentina y España”, arriesga Curieses.

Por otra parte, como un canal internacional de noticias necesita corresponsales en todo el mundo, Curieses no descarta cerrar un convenio de colaboración con la agencia EFE, que cuenta con 400 corresponsales repartidos por todo el planeta. En cuanto a Latinoamérica, la propuesta apunta a cerrar acuerdos con televisiones estatales, de tal forma que tampoco tiene que tener TVE sede en todos los países. Pero sí, explica, convenios de colaboración con distintas emisoras. “TVE puede abrir ese camino y explorar qué radios y televisiones pueden interesarle. En el modelo que nosotros trabajamos, y según lo que decida el Parlamento, sería con televisiones públicas o con grandes grupos mediáticos que demuestren neutralidad. No se me ocurre pensar en televisiones estatales cuyos gobiernos tengan muchísimo poder dentro de la televisión pública”.

En rigor, más que compartir redacciones con las cadenas seleccionadas, Curieses apostaría más a delegaciones debido a la fuerte polarización que se da en algunos países latinoamericanos, “porque al final uno se metería en un bando o en el otro”, reflexiona, al tiempo que agrega: “cuando miramos Iberoamérica la miramos en toda su plenitud, es decir, tanto desde el punto de vista de la información como de la colaboración, por lo que se pueden negociar convenios de colaboración bidireccionales con cualquiera de los países de la región. Y enriquecerse en ese intercambio. Es muy importante ese dimensionamiento cultural que debe fomentar RTVE. Cuando hablamos de cultura hablamos de una cultura que si rascamos en la nuestra está interconectada con la latinoamericana. No se puede hablar de la cultura española sin hablar de la cultura hispanoamericana. Todos podemos aportar mucho a la cultura frente a la anglosajona o asiática. Los ingleses renunciaron a la UE pero jamás a la Commonwealth”.  

En definitiva, dice, de lo que hablamos es de un nicho de mercado audiovisual potentísimo que si se sabe administrar podría ser un yacimiento de empleo colateral muy interesante. Potenciar las propuestas que ya existen y dar lugar a gente nueva que vienen pisando muy fuerte. “Lo cultural no es sinónimo de minoritario”, sentencia.

Vuelve la ficción nacional a la TV

Para Curieses, el gran reto de la televisión pública de cualquier lugar del mundo es cómo penetra. Ni conservador, progresista o liberal. Informar para que cada uno saque una conclusión. “La gente está necesitada de ese tipo de información. Necesito alguien que me diga la noticia (y que yo me fíe), luego me iré al medio de mi preferencia ideológica”.

Los promotores del cambio de la CRTVE defienden la marca España vinculada a la marca Iberoamericana. En UGT saben que para que la sociedad española vuelva a sentir el pulso de Iberoamérica necesitan situar en el escenario audiovisual el contexto iberoamericano. Mientras tanto, ingleses, estadounidenses, alemanes, franceses y rusos, consolidan su presencia en la región, junto con plataformas audiovisuales entre las que se cuentan gigantes como Netflix.

David venció a Goliat en el Antiguo Testamento. ¿RTVE podrá repetir la hazaña en la era digital?

 

En esta Nota