martes 24 de mayo de 2022
PERIODISMO PURO PERIODISMO PURO

Juan Grabois: "La última vez que hablé en profundidad con el Presidente le planteé hacer un Plan Marshall criollo"

El referente de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular explicó la propuesta para crear barrios en tierras que no están utilizadas. El capitalismo actual, dijo, "solo puede traer más sufrimiento, destrucción y enfermedades mentales".

26-09-2021 18:11

—En tu último posteo en Twitter hablabas del referéndum en Berlín donde se hicieron expropiaciones de más de 200 mil viviendas, agregaste incluso un neologismo: “Kaströchavisten peronismus”.

—Era una broma. Me imagino a Patricia Bullrich, a Mauricio Macri, a Luis Etchevehere, diciendo que el castro-chavismo peronista llegó a Berlín ante una expropiación de 200 mil viviendas.

—¿Y desde tu perspectiva el capitalismo puede brindar solución al tema de vivienda y distribución del ingreso?

—El capitalismo tal como es hoy, la globalización capitalista, no. Solo puede traer más sufrimiento, destrucción y enfermedades mentales. Acumula a partir de la dependencia casi adictiva de las personas a distintas formas de consumo. Con las nuevas tecnologías se vuelve destructivo de la capacidad cognitiva del ser humano. Distinto es hablar del mercado, de la libre iniciativa, del espacio personal, de la propiedad privada individual, incluso de la propiedad privada de medios de producción, como fábricas o empresas. Eso no es capitalismo. Es otra cosa. Hay que resignificar los conceptos.

—La propiedad privada existía mucho antes del siglo XVII y la existencia del capitalismo.

—La globalización capitalista está destruyendo la naturaleza y alienando el ser humano de forma acelerada. Pero el trabajo humano intelectual y manual bajo el modo de producción capitalista trajo capacidades técnicas y tecnológicas que permitieron una sociedad mucho mejor con una modesta prosperidad como dicen los chinos. La necesidad de recuperar la planificación es de carácter revolucionario. Consiste en involucrar a los demos, la democracia, al pueblo, en pensar su futuro. No vivir en el eterno presente, lo que Mark Fisher, un autor interesante y ahora de moda, llama el realismo capitalista.

Juan Grabois: "Aunque alguno se enoje, me puso contento la derrota de las PASO al abrir una oportunidad" 

—¿A qué aludías con tu posteo sobre Berlín?

—Se refiere a una situación de hoy. Es una expropiación de 200 mil viviendas ociosas nuevas. Hubo capitales árabes, rusos, entre otros, además de los alemanes también.

—Invertidos como especulación inmobiliaria.

—En la Argentina hay 180 mil en la misma situación. El Gobierno las dará en alquiler social, algo muy común en Alemania. Les pagará su valor. Expropiación es una palabra maldecida en Argentina, asociada al “¡expropiesé! de Hugo Chávez. Pero es una compra. Está en la Constitución.

—También en Alemania terminada la guerra hubo un proceso de expropiaciones que estimuló el desarrollo. Hasta el gran Plan Marshall se basaba en la necesidad de reconstruir viviendas. El Banco Hipotecario fue el motor del renacer alemán.

—Mi última charla en profundidad con el Presidente fue cuando empezó la pandemia. Nuestro planteo era que hay que hacer un Plan Marshall criollo.

—Definiste al plan como “de desarrollo humano integral con tierra, techo y trabajo que les devuelva con realizaciones efectivas y tangibles las esperanzas a nuestro pueblo. Pero esos dos puntos del PBI los pide el Fondo Monetario, ahí está el dilema y ahí está el problema”. ¿Cómo habría que invertir esos dos puntos del PBI?

—Un primer elemento es la creación de un millón de lotes con servicios. De esos dos puntos se requiere aproximadamente uno. Incluye la expropiación de tierras. Un ejemplo puede observarse en la Autopista Buenos Aires-La Plata. Hay tierra a izquierda y derecha. Lo que uno encuentra es tierra sin gente y gente sin tierra. Si esas tierras se pusieran a disposición de la construcción de nuevos barrios, lindos barrios con lotes grandes, se podría dar vivienda no solamente a los más pobres, sino a sectores medios que hoy alquilan. Se trota de lotes con servicio, urbanización, transporte multimodal, una reorganización del sistema de transporte, y transición a las energías verdes.

—El Marshall verde de Biden.

—Tenemos mucho potencial en Argentina para eso, tenemos todo para hacerlo: sol, viento, agua. Todo. Eso permite generar nuevos emplazamientos industriales en diferentes sectores distintos y la redistribución de la población en el territorio. Somos uno de los países más urbanizados del mundo. Tenemos el 92,5% de la población urbana.

Son niveles estilo “Vaticano”. Y contamos con un territorio extensísimo. Hay disfuncionalidades en el capitalismo dependiente de corte neoliberal que generó esta sobreurbanización, abandono del campo, destrucción del bosque nativo. A partir del primer impulso del Plan Marshall criollo se reactivaría la economía no solo para los pobres, sino para los sectores productivos, más los sectores medios. Se puede pensar un nuevo paradigma.

La entrevista completa de Jorge Fontevecchia a Juan Grabois