Parcialmente nublado
Temperatura:
26º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 19 de abril de 2019 | Suscribite
PERIODISMOPURO / Periodismo Puro
miércoles 17 octubre, 2018

Pichetto responde a las preguntas de Duran Barba sobre políticas de Estado y marketing político

El senador respondió a las preguntas del comunicador y remarcó que "hay todo un esquema comunicacional que alienta la indignación, la pérdida de credibilidad".

por Jorge Fontevecchia

PAPA FRANCISCO. “Está en deuda con la Argentina, habría sido importante que viniera”, consideró Pichetto. “Ha tenido un gobierno desafortunado. Es una pena”, lamentó Duran Barba. Foto: Marcelo Aballay.

—Vamos ahora con las preguntas de Jaime a Pichetto. Cuando hablás de largo plazo y de construir el peronismo de largo plazo, ¿a qué te referís? ¿Cuándo es el largo plazo para vos?

P: Así como creo en la diversidad, también creo que los países crecen cuando hay políticas de Estado que logran mantenerse en el tiempo. En el corto, el mediano y en el largo plazo. Uno de los problemas del atraso y la decadencia argentina es la falta de consistencia en la continuidad de estas políticas. Por dónde crecemos, poner nuestra mirada respecto de los recursos naturales, cuál es nuestro centro gravitacional de la economía en materia de producción agropecuaria, qué valores industriales le agregamos, qué hacemos con nuestra industria. Políticas de Estado. Uno de los temas que permitió su triunfo fue la temática de la seguridad que abordó Bolsonaro. Tal vez desde una visión de la extrema derecha, pero que recoge en el inconsciente colectivo los problemas que vive la ciudadanía brasileña con respecto al tema del narcotráfico, de la violencia en la calle. Algo también está pasando en la Argentina con este tema. El que interprete esto, va a tener más potencia electoral.

—Para hacer política, ¿interesa lo que piensa y siente la gente común o solo interesa lo que piensan los dirigentes?

P: Importa lo que piensa la gente. También implica tomar muchas decisiones, a veces que van contracorriente. Son las que diferencian al seguidor de encuestas del estadista.

—¿Usás encuestas, estudios cualitativos? Si los usás, ¿para qué? ¿Cómo sabés cómo evoluciona la percepción de la gente acerca de los líderes y de los temas que tienen que ver con las políticas?

P: Sí claro. Leo encuestas y por supuesto que tengo algunos datos. Hay que ser realista y hay que seguir esos lineamientos. En la política, la voluntad es un factor: si le diera mucha importancia a las encuestas, tal vez estaría arreglando el jardín y cuidando al perro. También creo que pensar, externalizar ideas, construir un mensaje, valorizar la política son temas centrales. Después vamos a ver hasta dónde llegamos.

Debate sobre la nueva y la vieja política

—¿Existe o no una crisis de representatividad en los partidos políticos y una autonomía creciente de la gente común que rechaza la representación de los partidos políticos? Esta crisis, de existir, ¿es común a los países de la región y a la mayoría de sus partidos?

P: Y al mundo. Hay un pensador español, que tiene un apellido difícil, Daniel Innerarity (N.d.R: autor de La política en tiempos de indignación) que dice que crece el espacio de la indignación y la pérdida de sustento de los partidos tradicionales. Lo que pasa en Italia con Salvini, la experiencia de Podemos… Hay todo un esquema comunicacional que alienta la indignación, la pérdida de credibilidad. Y hay fallas propias que tiene el sistema político en el mundo moderno. Gobernar, es una visión un poco escéptica o cínica, pero es administrar la decepción.

—¿Cuánto pesan los discursos, cuánto pesa la propaganda, cuánto pesa el marketing político?

P: Si un gobierno no tiene acciones y no genera marcos de satisfacción, difícilmente tenga discurso. Las redes son importantes, el mensaje es importante en la medida en que se pueda comunicar algo. Creo en el discurso. Volviendo a Kennedy, el discurso, el mensaje en la política genera expectativas. Y sin éxito, en un mundo donde los resultados económicos producen insatisfacción, es muy difícil construir un discurso. Es muy difícil construir propuestas alternativas electorales con ajuste o proceso de crisis económica.

—La última pregunta de Jaime se conecta con una que vos le hiciste a él. Las redes han convertido a todos en opinólogos universales.  Cada vez hay menos comprensión y respeto por la teoría, por la doctrina jurídica. ¿Qué podemos hacer en ese contexto para construir instituciones?

P: La Argentina merece un poco más que no sé cuántos caracteres son en Twitter. Hace poco tengo Twitter, lo tengo porque me suprimían la identidad. Me la falsificaban. Con el tema del aborto, pasó eso. Me hacían decir cosas que yo no pensaba para descalificarme. La comunicación en política es muy importante y los medios de comunicación hay que utilizarlos todos. Creo en el espacio de la televisión y de la radio. Y creo en el deber del gobernante de decir hacia dónde va. Hay medidas que deben ser explicadas para que la gente las comprenda. Veo con cierta crítica que hay un desprecio de los medios de comunicación tradicionales. El espacio prime time de la televisión construye muchas veces visiones sobre determinados temas que pueden llegar a ser perjudiciales en la acción del Gobierno. Y los medios gráficos tienen hoy problemas graves de financiamiento porque el Gobierno les pone mucha plata a Twitter y Facebook, y no les da importancia a los medios gráficos, que hay que defender. Son fundamentales en el mundo libre, y tienen que ver con la construcción de las ideas. El país muchas veces carece de ideas.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4604

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard