Parcialmente nublado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 22 de octubre de 2018 | Suscribite
POLICIA / En Campana
sábado 13 octubre, 2018

Abre la primera cárcel juvenil del país con polideportivo y escuela obligatoria

Alojará a internos que tengan entre 18 y 21 años y con penas menores a 5 años. Cada módulo contará con un sector destinado a la práctica de distintos deportes.

por Nadia Galán

Alojará a internos que tengan entre 18 y 21 años. Cada módulo contará con un sector destinado a la práctica de distintos deportes. Foto: Cuarterolo

La estructura del acceso confunde: parece la puerta de ingreso a un country pero en realidad se trata del primer retén para llegar a la nueva cárcel de máxima seguridad de Campana, la Unidad Penitenciaria Nº 57, la primera de Sudamérica pensada para alojar a internos jóvenes que tengan entre 18 y 21 años.  Trabajo, educación y deporte serán los ejes de formación para apuntar a la reinserción social con el objetivo de que no vuelvan a cometer delitos una vez que recuperen la libertad.

PERFIL participó de una recorrida por el nuevo penal donde todavía los operarios están trabajando para ponerla a punto. La Unidad está conformada por cuatro módulos de seis pabellones cada uno, con capacidad para 24 internos distribuidos en seis celdas.

“Para nosotros es clave el rol que cumple el deporte, porque lo que hace es distender mucho. Nuestra idea, no solo en esta cárcel sino en general, es que los internos no estén en los pabellones, sino que salgan, porque estar en un ámbito cerrado, mucho tiempo, con frío o calor, genera una situación personal más compleja. En cambio, compartir, practicar deporte, genera que la persona sea más paciente, esté contenida y distendida”, explica a PERFIL el ministro de Justicia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari.  En esta unidad los detenidos podrán jugar al fútbol, básquet, vóley, boxeo, ajedrez y rugby, y realizar prácticas de yoga y meditación.

Más de la mitad de los presos alojados en penales bonaerenses tuvo un celular

“Cada módulo –agrega el funcionario– cuenta con una escuela, un taller y un espacio central para desarrollar distintas actividades deportivas. Esto se replica en cada uno de los módulos. Uno de los cambios que aplicamos acá, en comparación con los otros penales, es que cada celda (con capacidad para cuatro personas) cuenta con un baño separado, con una ventana hacia el afuera que es otro elemento distintivo”. A diferencia de otras cárceles, el verde césped domina en los sectores abiertos.

La principal novedad de esta cárcel es que está destinada a jóvenes de 18 a 21 años con penas menores a 5 años por delitos como robo, hurto o encubrimiento. “Estamos hablando de una población compleja, complicada, riesgosa y que tienen mayor sintonía con la violencia. Esta es una decisión que tomó la gobernadora para que a los que inician su contacto con el delito le podamos meter todo el Estado y tomarlos a tiempo”, apunta el ministro.

En la actualidad hay 3.442 jóvenes detenidos de esa franja etaria, el 58% se encuentra procesado por delitos contra la propiedad, según datos del ministerio. La sobrepoblación carcelaria es otra de las problemáticas ya que “impide asistir al segmento de jóvenes de manera adecuada”. Según datos de la Comisión Provincial por la Memoria “en Buenos Aires hay 45 mil personas detenidas en cárceles y comisarías donde hay cupo para 21 mil”.

Los pabellones VIP en los penales, al borde del colapso

Para ingresar al programa, los internos deberán firmar una conformidad en la que se comprometen a cumplir pautas de convivencia, como respetar horarios y actividades en el pabellón, asistir a las actividades educativas, laborales, de capacitación y deportivas. La idea es que cada interno tenga actividades la mayor parte del tiempo entre la escuela, los talleres y la huerta. Además se abordará la problemática de las adicciones.

Si incumplen las normas o abandonan las actividades pactadas, serán excluidos del penal y alojados en otra cárcel. Ya hay 380 detenidos preseleccionados para ser trasladados a principios del año que viene.

Modelo. La experiencia en dos cárceles del exterior fue importante para delinear el programa a ejecutar en esta nueva unidad penitenciaria. Se tomaron modelos de Alemania y Estados Unidos, pero se acondicionaron a la problemática y características del Conurbano.

“Nos pusimos en contacto con ellos. Ellos tienen otra realidad, pero nos dieron un montón de tips y cuestiones que había que decidir con respecto al tratamiento, la asistencia y si poníamos a adultos con jóvenes o no, cosas que ellos ya habían transitado y a nosotros nos sirvieron para desarrollar esta cárcel íntegramente de jóvenes”, explica Fernando Manzanares, encargado del proyecto del penal.

 “El éxito del modelo –continúa– es algo a medir dentro de diez años, es un trabajo a largo plazo. Ellos tienen evaluaciones constantes y, por ejemplo, los norteamericanos evaluaron el primer semestre y concluyeron que tuvieron menos hechos de violencia intracarcelarios que los que tenían esos mismos internos en otras cárceles. Ahí ya podés empezar a medir si tu modelo sirve”.

El curioso dato del último penal inaugurado. Hace 18 años que no abre una cárcel en la provincia de Buenos Aires. La última que se construyó es la de General Alvear. Fue inaugurada en 2000 con capacidad para 1.700 internos y fue noticia hace pocos años porque de allí se produjo la famosa triple fuga. La Unidad 30 es de régimen cerrado. A pesar de ser de máxima seguridad, de allí se escaparon, en diciembre de 2015, los hermanos Martín y Cristian Lanatta, y Víctor Schillaci, condenados a perpetua por el triple crimen de General Rodríguez. Los evadidos fueron recapturados en la provincia de Santa Fe después de trece largos días de persecuciones y cinematográficos operativos. Por esta fuga los condenaron a siete años y medio de cárcel.

Según el último informe del Sistema Nacional de Estadística sobre Ejecución de la Pena (Sneep) hay 1.809 presos en esa unidad, de los cuales 1.479 tienen una condena y 330 están procesados con prisión preventiva. El servicio penitenciario bonaerense cuenta con 56 penales y una población carcelaria que supera los 37 mil presos.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4425

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.