sábado 13 de agosto de 2022
POLICIA Repercusiones

Dolor de la familia y de amigos

11-12-2021 03:22

Luciano Olivera cursaba sus estudios en la Escuela de Enseñanza Secundaria N°1 de Miramar. Su entorno familiar se conformaba por su madre, un hermana pequeña y su padrastro en una casa del barrio Parquemar de esa localidad del Partido de General Alvarado.

Una de las tías del menor aseguró: “Lo mataron como a un perro”. Agregó: “A mi sobrino lo mataron de la nada”. En la entrevista realizada por TN, la señora argumenta que el adolescente se asustó porque manejaba una moto sin tener el registro y que por eso se escapó. “Acá en Miramar corre mucho la droga en la Policía”, denunció la tía de Luciano. “Están todo el día patrullando drogados, Miramar es chico y conocemos a todo el mundo. Estaba dado vuelta” cuando sucedió el hecho, dijo a TN.

“Lo mataron de la nada. Arruinaron a una familia entera. Esas cosas no se hacen de sacar un arma y pegarle un tiro a alguien”.

Según, varias personas que lo conocían el adolescente jugaba al fútbol en la sexta división en el Club Once Unidos de Miramar. Al respecto sus compañeros del club y entrenadores consternados por la situación y la forma en que murió el adolescente postearon: “Lamentablemente recibimos esta noticia que nos invade de tristeza”. 

Si “ayer “ estabas con nosotros cantando y festejando y hoy en un abrir y cerrar de ojos nos enteramos lo peor... Injusto por lo que pasaste, injusto quien arrebató tu vida.

Nunca vamos a olvidarte Lu. Te lo juramos. Fuerza familia y amigos”.

Por su parte, una prima del menor dijo: “Venía solo pero los amigos atrás vieron todo. Salía de jugar a la pelota, ya se iba a la casa a dormir en una noche normal. No andaba en nada raro ni venía de nada raro”. Ella reconoció que vivió una situación similar donde fue agredida. “Estaba parada ahí y me tiraron un balazo en la cara”, indicó.
 


Piedrazos y balas de gomas

Al grito de “Luciano, ¡presente!” y pedido de justicia expresado en una pancarta “Justicia por Luciano Olivera. Basta de gatillo fácil, los vecinos y familiares se convocaron en la tarde del viernes en la esquina de las calles 21 y 26, a una cuadra de la sede de la Municipalidad local y a dos de la comisaría. Si bien el horario fijado eran las 17, antes de esa hora, con aplausos incesantes  hicieron oir su dolor e indiganción por el hecho donde este adolescente perdió su vida de un dispara. 

Al llegar a comisaría, donde había unos 50 miembros de Infantería que cuidaban el lugar, diferentes personas arrojaron piedras, corridas e insultos contra los policías y una bomba molotov contra los agentes. Estos reaccionaron con balas de goma y otra formación avanzó por una de las calles laterales de la comisaría y tiró gases lacrimógenos para  dispersar a los manifestantes.  Estos incidentes se sucedieron antes de las 19. 

Hoy a la mañana, en medio de estos enfrentamientos, una prima del fallecido recibió tres balazos en el cuello mientras que Nicolás Galante, periodista de radio Brisas recibió otro en uno de sus brazos. La familiar dijo a  TN “acá en Miramar nos conocemos todos, pero jamás tuvimos problemas con él”.

En esta Nota