viernes 14 de mayo de 2021
POLICIA habÍan pedido un rescate de US$ 1 millÓn
12-09-2020 01:44

Hallan asesinado a un empresario que había sido secuestrado y acusan a toda una familia

Diego Aliaga, de 51 años, estaba desaparecido desde el 28 de julio. Lo encontraron envuelto en una lona de carpa, en un descampado de Mendoza. Su socio, la esposa y sus dos hijos están detenidos por el caso.

12-09-2020 01:44

Diego Aliaga (51) desapareció el martes 28 de julio pasado. Había ido a reunirse con su socio en una casa de Rodeo de la Cruz, en el departamento de Guaymallén, provincia de Mendoza. Al día siguiente su hermano recibió una llamada extraña: “Dejá de mover el avispero. Andá buscando un palo verde y ya te vamos a llamar”, le dijeron. 

Aliaga no volvió más a su casa en el barrio privado Palmares y este jueves, a un mes y medio de su desaparición, lo encontraron asesinado en un descampado de Costa de Araujo, en el camino a Gustavo André, en una calle interna y en el interior de un pozo. El cuerpo estaba semidesnudo (solo tenía la ropa interior) y envuelto en una lona tipo de carpa. Según los primeros indicios, la data de muerte coincidiría con la fecha en la que fue visto con vida por última vez. 

Desde un primer momento los investigadores pusieron el ojo en Diego Barrera Leucrini (50), el socio del empresario. Sobre todo, cuando vieron las imágenes de la cámara de seguridad de su casa. Los videos muestran cuando el empresario y despachante de aduanas llega en su auto BMW pero nunca se lo ve salir

Barrera y Aliaga eran socios en la compra y venta de terrenos y propiedades. Pero también eran amigos.  

Los pesquisas reconstruyeron las últimas horas y establecieron que Aliaga no solo estuvo reunido con Barrera Leucrini, sino que además en esa casa se encontraban su pareja, Viviana Sacolle (46), y sus dos hijos Lucas (26) y Gastón Curi (28).

Detienen a empresario santafesino con un gigante ucraniano en el baúl

Además, y en base al análisis de otras cámaras, detectaron que Barrera ingresó en la casa de la víctima horas después de su desaparición. Se supone que lo hizo con la llave porque no detectaron cerraduras ni aberturas forzadas. Lo que no se sabe es que buscaba y si se llevó algo. 

Los investigadores sospechan que uno de los hijos de Barrera compró un teléfono celular en la zona y sería la persona que se comunicó con la familia de la víctima para exigirle el pago de un rescate de un millón de dólares. 

Un dato que llama la atención es que esa la única comunicación que mantuvieron. No hubo negociaciones ni pedidos de prueba de vida. ¿Qué pasó en el medio? Una hipótesis es que lo hayan asesinado y por eso abortaron el pedido de rescate y, otra, teniendo en cuenta que eran todos conocidos, es que lo mataron el mismo día de su desaparición y de todas maneras buscaron obtener un rédito económico. 

La sospecha es que en el plan participó toda la familia. Incluso, detectaron que el 28 de julio -el día de la reunión en Rodeo de la Cruz, la esposa de Barrera llamó al menos 13 veces a uno de sus hijos. 

El principal acusado por el caso fue detenido el martes 3 de agosto pasado, seis días después de la desaparición de su socio en medio de un allanamiento ordenado por el juez Marcelo Garnica. La misma suerte corrieron su esposa y sus hijos. 

Máximo Kirchner se convierte en interlocutor con los empresarios

Según fuentes judiciales, Barrera Leucrini tiene tres denuncias por amenazas, falsa denuncia y robo agravado entre los años 2014 y 2019, aunque por ninguno de los casos fue condenado, según revela el diario Uno de Mendoza. 

Por el pedido de rescate, el juez calificó el caso como secuestro extorsivo y este miércoles dictó el procesamiento con prisión preventiva de los cuatro integrantes de la familia. 

De acuerdo a las fuentes, el seguimiento de un teléfono fue clave para hallar el cuerpo. Ese aparato pertenecía a un sospechoso que fue arrestado en las últimas horas y que, lógicamente, tendría relación con el secuestro y asesinato del empresario.  

“Los seguimientos de los teléfonos y las antenas nos han llevado a orientar la investigación”, explicó el fiscal Alcaraz, quien además entiende que las pruebas recolectadas hasta el momento permiten sospechar que la familia tiene relación directa con el secuestro y el asesinato de Aliaga.

El caso

◆ Diego Aliaga, empresario y ex despachante de aduana, desapareció el 28 de julio pasado cuando fue a una casa de Rodeo de la Cruz, en el Departamento de Guaymallén, provincia de Mendoza. 

◆ La propiedad había sido adquirida por su socio y amigo Diego Barrera Leucrini. 

◆ Por medio de las cámaras de seguridad, se pudo establecer que el empresario nunca salió de ese lugar pero sí Barrera y sus hijos. 

◆ Un día después el hermano de Aliaga recibió un llamado con un pedido de rescate de un millón de dólares. Fue la única comunicación. El cuerpo apareció este jueves en Costa de Araujo.

En esta Nota