Soleado
Temperatura:
10º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 22 de septiembre de 2019 | Suscribite
POLICIA / Crimen de Gualeguaychú
martes 30 abril, 2019

Se filtró la carta que Nahir Galarza escribió antes de su detención: "Se puso muy violento"

En el documento la joven relata reiterados episodios de maltrato por parte de Pastorizzo y cómo fue que le disparó.

Nahir Galarza volvió a declarar ayer. Foto: Gentileza El Argentino

Días antes de la primera instancia revisora del fallo que condenó a Nahir Galarza a prisión perpetua, se dio a conocer una carta supuestamente escrita por la joven de 20 años el día que se entregó a la policía.

En el escrito de cuatro páginas Galarza, quien fue encontrada culpable del asesinato de Fernando Pastorizzo el 29 de diciembre de 2017 en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, hace una pormenorizada descripción de lo que ocurrió ese día y de la violencia que, según sus palabras, el joven ejercía sobre ella.

La carta está dividida en 12 puntos y comienza contando que ese día comenzaron a hablar porque ella lo desbloqueó de Whatsapp para pedirle que le devuelva el cargador de su celular que había quedado en la casa de él.

Nahir Galarza describió episodios de maltrato de parte de Fernando Pastorizzo.
Carta de Nahir Galarza

Tras idas y venidas por problemas en la comunicación por celular, Galarza concurre a la casa de Pastorizzo quien le devuelve el cargador y es allí donde comienzan los maltratos. Siempre según el texto escrito por Galarza, allí el joven asesinado le cuestionó que no le contestara el celular y luego de una discusión accedió a llevarla a su casa.

"Cuando llegamos a mi casa él había cambiado totalmente, estaba tranquilo y me pidió entrar para que hablemos", continúa. "Subimos a mi habitación, pero al pasar por la cocina agarró la pistola de mi papá que estaba visiblemente arriba de la heladera y empezó a joder diciendo que tenía ganas de aprender a tirar. Se la quité y la deje donde estaba y me fui enojada a mi habitación".

Nahir Galarza describió episodios de maltrato de parte de Fernando Pastorizzo.
Carta de Nahir Galarza

Una vez allí, cuenta Galarza, Fernando le pidió perdón y mantuvieron relaciones sexuales. "Después de terminar, como era costumbre, empezó a reclamarme y reprocharme por los chicos con los que yo me veía".

"De nuevo le dio su ataque de ira y se puso muy violento diciéndome que yo era suya de de nadie más. Por la impotencia que me dio de que otra vez me trate así le empecé a decir que no quería saber más de él, que se fuera de mi casa porque yo me hablaba con ese chico que me había visto (en un boliche), le dije que se llamaba Rafael y que me veía con él desde hace tiempo", siguió.

Nahir Galarza describió episodios de maltrato de parte de Fernando Pastorizzo.
Carta de Nahir Galarza

"Al enterarse de esto me agarró de los pelos y no paraba de decirme insultos muy graves que no quiero repetir porque me dan vergüenza". Tras la discusión, la joven sostiene que Pastorizzo la obligó a irse con él. "Cuando pasamos la heladera agarró la pistola de mi papá", contó. "Me bajó por la escalera a los tirones y cuando llegamos al patio me dijo amenazándome con el arma que si yo quería que se calmara que me vaya con él a su casa".

Luego de otra discusión que mantienen arriba de la moto, Pastorizzo accede a llevarla a la casa de su abuela. En el camino el joven comienza a hacer maniobras riesgosas "haciendose el gracioso" hasta que pierde el control.

Nahir Galarza describió episodios de maltrato de parte de Fernando Pastorizzo.
Carta de Nahir Galarza

"En ese segundo en que me sostengo de él para no caerme, toqué la pistola y se me ocurrió sacársela, fue todo muy rápido, cuando me hice para atrás al soltarlo a él, frenó de golpe, se me salió el disparo (...). El cayó de costado con la moto y yo alcancé a pararme. Me agaché para mirarlo y me sorprende el segundo disparo (...). No sabía si correr o quedarme ahí pero no quería poner el problemas a mi papá así que me fui".

Tras los dos disparos, relató, volvió a su casa, dejó el arma donde estaba e intentó dormir. "Pude dormir creo que media hora hasta que me llama la mamá de Fernando preguntándome si había estado con él a lo que respondí que sí, y ahí me enteré que había fallecido, porque yo no sabía que lo había matado, nunca quise que pasara y fue todo tan rápido que ni siquiera tuve noción de lo que había pasado".

"Jamás se me cruzó por la cabeza matar a alguien ni aunque me hubiera hecho lo peor del mundo, esto fue un accidente horrible, una situación muy rápida en la que los nervios me jugaron en contra", concluyó.

MS/ CP


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4760

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.