martes 16 de agosto de 2022
POLITICA Interna

Alberto Fernández quedó atrapado dentro del fuego amigo del Frente de Todos

Las tensiones dentro del gobierno nacional dejaron de plantearse en privado y esta semana salieron a la luz luego de un mensaje de Cristina y la carta pública de Bonafini.

15-07-2020 11:30

Las tensiones dentro del gobierno nacional dejaron de plantearse en privado y esta semana salieron a la luz luego de un mensaje de Cristina Fernández de Kirchner y la carta pública de Hebe de Bonafini al presidente Alberto Fernández. La dureza del texto de la titular de Madres de Plaza de Mayo se viralizó rápido. Minutos después, Julio De Vido aplaudió el mensaje y planteó más críticas. Casi de forma automática, le salió al cruce Juan Grabois y disparó: "No sé como te da la cara. Con varios de esa foto te juntabas a hacer negocios. Por tipos como vos, Macri llegó a Presidente". Uno de los que buscó bajar la tensión, también a través de Twitter, fue el ministro de Defensa, Agustín Rossi. "Desde mi lugar de militante, con respeto, les digo a mis compañeros/as que hoy la tarea más importante es bancar a Alberto. Con corazón y con cabeza. Por historia y por futuro. Simple y contundente".

Lo cierto es que el primer dardo, y el más importante de todos, lo lanzó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. El domingo recomendó y subió un artículo de Alfredo Zaiat en Página/12 que se refería al G-6 invitados por el Presidente durante el acto del 9 de julio: "Convocó a los empresarios reunidos en el G-6 para sumarlos a la construcción de una nueva normalidad económica, que deje atrás el capitalismo neoliberal hegemonizado por las finanzas globales. No es probable que quieran ser parte de esa tarea más allá del gesto de acompañarlo en el acto del Día de la Independencia", consignó Zaiat. 

De Vido defendió a las Madres y Grabois lo cruzó: "No sé cómo te da la cara"

Así, sin decirlo públicamente, CFK planteó su postura respecto a esas convocatorias. Su mensaje fue breve: "El mejor análisis que he leído en mucho tiempo. Sin subjetividades, sin anécdotas. En tiempos de pandemia, de lectura imprescindible para entender y no equivocarse". El tuit generó ruido, como nunca antes, dentro de Olivos. Ese domingo nadie del Frente de Todos habló al respecto. No era pertinente. Pero con la carta de Bonafini, varios rompieron el silencio. La titular de Madres de Plaza de Mayo señaló: "Ud. sentó en su mesa a todos los que explotan a nuestros trabajadores y trabajadoras, y a los que saquearon el país. Lo más grave de todo: a los que secuestraron a muchos de nuestros hijos e hijas que luchaban por una Patria liberada”. Los cruces no se hicieron esperar.

Calma. Fue el propio Rossi quien volvió a pedir tranquilidad hacia adentro. En declaraciones a El Destape Radio explicó que escribió una serie de tuits "como un mensaje a la militancia, de que hay que encolumnarnos hoy detrás del Presidente". En ese sentido, agregó: "Hay sectores opositores que intentan desgastar a un Gobierno que recién tiene 7 meses" y destacó que "hay que fortalecer el liderazgo presidencial. Y está haciendo las cosas bien con la pandemia, la deuda, y el destino de todos es el destino del Frente de Todos".

Taty Almeida: "Me parece lamentable la carta que Bonafini le escribió al Presidente"



Otro de los que planteó bajar los decibeles fue Andrés "El Cuervo" Larroque, secretario General de La Cámpora: "Somos una coalición formada hace poco más de un año y tenemos que aceitar la comunicación interna", planteó. Y mandó un fuerte mensaje hacia la militancia: "Le bajaría la tensión a las expresiones disonantes dentro de la coalición y que todos nos tengamos más paciencia".

FeL