3rd de March de 2021
POLITICA Economía
17-05-2020 13:25

Alberto Rodríguez Saá, crítico del tema deuda: "No me gusta cómo se manejó"

El gobernador puntano fue el único que no firmó el apoyo provincial a las negociaciones en marcha que lleva adelante Martín Guzmán.

17-05-2020 13:25

A una semana de la fecha clave para la deuda, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, explicó por qué fue el único de los mandatarios provinciales que no quiso firmar la manifestación de apoyo a las renegociación de la deuda externa que lleva adelante el gobierno de Alberto Fernández, enfatizando que a su juicio"no se manejó bien el tema, no era el momento de una oferta cuando el mundo está en crisis" por la pandemia del coronavirus.

"La deuda tiene que ser legítima, posible de pagar, no puede ser odiosa, con prestamos que beneficien al país, que no sea para pagar déficit", describió el puntano en diálogo con el ciclo Intratables que se emite por el Canal América. Además cuestionó la pasada gestión de Cambiemos:, recalcando que "Cómo puede ser esa deuda si no hicieron nada...". 

En ese sentido y con su frontalidad habitual, el mandatario puntano consideró que una "deuda odiosa es cuando te prestaron y el pueblo no fue beneficiado". Consultado por su negativa a firmar el apoyo al Gobierno en las negociaciones que encabeza el ministro Martín Guzmán, como lo hizo el resto de los gobernadores, Rodríguez Saá explicó: "No me gusta el tiempo en que se ha manejado, el mundo está en crisis y salir con una posición de qué haremos, me parece que no es bueno".

También resaltó que habrá problemas con los tribunales extranjeros porque "la deuda es soberana porque está ligada a la soberanía, no podes cedérsela a un tribual extranjero. Dependemos del tribunal de Nueva York y, supongamos que terminamos ahí, Argentina tiene que denunciar ese tribunal".

Todos los gobernadores respaldaron a Alberto Fernández por la deuda, excepto Alberto Rodríguez Saá

El pasado 5 de mayo, la mayoría de los gobernadores del país salieron a respaldar la oferta que Argentina realizó a los bonistas para reestructurar la deuda externa, con excepción de Alberto Rodríguez Saá, ya que sostuvo que no hay que reconocer la deuda externa, en línea con una tradición familiar: durante su presidencia de 7 días, su hermano Adolfo declaró en diciembre de 2001 el incumplimiento de pagos antes de abandonar el cargo. Esa renegociación tiempo después sería completada Néstor Kirchner, con el propio Fernández como jefe de Gabinete. Unos 19 años después, el ahora mandatario nacional enfrenta el mismo problema.