domingo 20 de junio de 2021
POLITICA domiciliarias
30-01-2021 22:44

Casación debe definir ahora la situación de Boudou y De Vido

Tanto el ex vicepresidente como el ex ministro de Obra Pública habían sido beneficiados en el marco de la emergencia sanitaria.

30-01-2021 22:44

Tras el receso de verano y con la vuelta a la actividad de la Cámara de Casación Federal los ex ministros kirchneristas Julio De Vido y Amado Boudou, también ex vicepresidente, se enfrentan a la posibilidad de volver a prisión. En el caso de Boudou sería dejando atrás su actual arresto domiciliario y en el de De Vido, sería luego de ser excarcelado en marzo del año pasado. 

Respecto de Boudou, cuya condena en Ciccone quedó firme por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la Cámara deberá resolver respecto de la orden que lo devuelve a prisión. En tanto que en el caso de De Vido está en estudio su situación en el marco de la tragedia ferroviaria de Once, por el que fue condenado en 2018 a más de cinco años de prisión, lo que fue confirmado por Casación en diciembre pasado. 

Casación Federal es el tribunal anterior a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Esta semana, su Sala de feria fue protagonista en dos oportunidades: primero, por decidir la competencia de la justicia federal en el habeas corpus por la situación de los centros de aislamiento en Formosa y luego por denegar la salida de prisión de Ricardo Jaime, el ex secretario de Transporte del kirchnerismo. 

Boudou tiene la condena firme por el caso Ciccone desde diciembre pasado, cuando la Corte Suprema rechazó sus recursos. Casi un mes más tarde, el juez federal Daniel Obligado, a cargo de la ejecución de la condena, resolvió devolverlo a prisión. Fue el 30 de diciembre, a horas de que comience la feria de verano. En aquella resolución hizo una salvedad que significó una señal a favor del ex funcionario y que hasta el momento, le permitió ganar tiempo en domiciliaria.

Al momento de revocar el beneficio de la domiciliaria, tras lo sucedido con la Corte, Obligado lo hizo con la salvedad de que eso se concretara cuando su decisión quedara firme por un tribunal superior. Los abogados de Boudou apelaron la decisión que devolvía a Boudou a Ezeiza. Pero para llegar a Casación, esa apelación debía ser definida por Obligado, quien la semana pasada resolvió no habilitar la feria argumentando que la defensa no lo había solicitado. Algo obvio en un contexto adverso para el ex funcionario, donde la clave es ganar tiempo. A partir de la reanudación de la actividad, Obligado estará en condiciones de resolver y hacer lugar a la apelación a Casación, que luego deberá fallar al respecto, con lo que podría significar la vuelta a Ezeiza de Boudou. 

Por su parte, la situación de De Vido, excarcelado en marzo de 2020, en diciembre del quedó a las puertas de volver a ser detenido. Fue luego de que la Cámara confirmara su condena en la causa por la Tragedia ferroviaria de Once, a cinco años y ocho meses de cárcel. La decisión será apelada por la defensa de De Vido, en pos de llegar a la Corte para que el tribunal defina su caso. La duda es si hasta entonces lo hará en libertad o detenido.