Parcialmente nublado
Temperatura:
30º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 18 de febrero de 2019 | Suscribite
POLITICA / Violencia Institucional
viernes 21 septiembre, 2018

Condenas de más de 10 años a prefectos que torturaron a integrantes de La Garganta Poderosa

El Tribunal Oral N° 9 resolvió que los ex oficiales no podrán volver a tener un cargo público.

Los crímenes se cometieron en la Villa 21-24, en el barrio porteño de Barracas. Foto: Cedoc

Seis ex prefectos fueron condenados este viernes con penas de hasta 10 años de prisión por torturar a dos jóvenes integrantes del colectivo La Garganta Poderosa en la villa Zavaleta del barrio porteño de Barracas, el 24 de septiembre de 2016.

A casi dos años del hecho, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 9 condenó a los ex prefectos Leandro Antúnez, Osvaldo Ertel y Orlando Benítez a una pena de 10 años y seis meses de prisión; mientras dictó la pena de 8 años y 11 meses a Eduardo Sandoval, Yamil Marsilli, y Ramón F. Falcón.

Villa 21-24: denuncian torturas de Prefectura

Los seis ex prefectos fueron considerados culpables por los delitos de imposición de torturas, privación ilegítima de la libertad, lesiones leves, robo agravado y calificado por uso de armas de fuego y por haber sido cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad, según consignó la agencia de noticias NA.

Además, el tribunal dictaminó que ninguno de los ahora condenados podrá volver a ejercer un cargo público. El ministerio de Seguridad de la Nación había dispuesto en octubre de 2016 dar de baja a los efectivos imputados.

Caso. La noche del 24 de septiembre de 2016, seis agentes de la Prefectura Naval Argentina detuvieron a Iván Navarro y a un amigo en el barrio Zabaleta. Según constan en la denuncia, los efectivos "en forma ilegal, los esposaron, los golpearon y amenazaron con matarlos a tiros u obligándolos a arrojarse a las aguas del Riachuelo".

Los jóvenes explicaron que recibieron trompadas en la cara y palazos en las piernas. "Nos obligaron a tirarnos al piso y hacer flexiones de brazos, hasta que uno le saltó sobre la espalda" a uno de ellos "y otro me preguntó a mí dónde quería el tiro". Los agentes, según denunciaron, "alterados, como sacados", los "esposaron a un caño y dispararon varios tiros al aire", mientras les quitaban las camperas "que supuestamente habíamos robado". "Se reían cuando nos ponían un cuchillo en el cuello y nos decían que también les parecían lindas nuestras zapatillas, nuestras cadenitas, nos sacaron todo". Uno de los prefectos, contaron, puso su arma en la nuca del menor, para obligarlo a rezar: “Dale, un Padre Nuestro para que no te mate, dale", decían. Al final, los soltaron, los encañonaron por la espalda, con una escopeta, y los amenazaron: "Corran bien rápido, o van a ser boleta".

 

J.D. / M.S.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4544

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard