domingo 31 de mayo de 2020 | Suscribite
POLITICA / Coronavirus
viernes 20 marzo, 2020

Cómo es el plan del gobierno para mantener el aislamiento en los barrios populares

Hay más de cinco millones de personas que viven en condiciones de hacinamiento y con la necesidad de hacer changas para vivir que no pueden respetar el aislamiento.

Más de cinco millones de personas viven en urbanizaciones precarias en la Argentina. Foto: Cedoc
viernes 20 marzo, 2020

El decreto que publicó ayer el gobierno de Alberto Fernández en donde se requiere hasta el 31 de marzo un aislamiento obligatorio de todos los argentinos no es fácil de cumplir para un sector de la sociedad, que además está en una condición vulnerable. Se trata de los barrios populares, cuyos habitantes, en muchos casos, viven en condiciones de hacinamiento y no tienen trabajos posibles para realizar en sus hogares sino tareas diarias e informales que en este marco no podrían cumplir. 

Es por eso que desde el Ministerio de Desarrollo Social que encabeza Daniel Arroyo ya se comenzaron a tomar medidas. Primero para evitar lo mayor posible la circulación de personas en dichos barrios y evitar la propagación de la pandemia del coronavirus, y segundo para insertar un ingreso que permita reducir el impacto en sus economías. Quien dirige este plan es Daniel Menéndez, subsecretario de Promoción de la Economía Social.

"El gobierno decidió impulsar una política anticíclica en términos de lo que va a provocar el parate de la actividad económica en los barrios. Es una política para compensar, en cierta medida, porque las condiciones son muy adversas; el estado va a hacer un esfuerzo para que la caída de las changas no genere una oleada de pobreza. Tenemos que buscar que al empleo que hoy está destruido y depende de changas lo podamos desarrollar con pequeñas obras en el barrio”, afirmó Menéndez a Página/12.

El plan consistirá, en principio, de hacer obras de infraestructura en los barrios, que genere trabajo y evite la circulación masiva. 

Alberto Fernández terminó su día más difícil contestando tuits de madrugada

En esa línea, Arroyo recordó que, desde su ministerio, se adoptaron esta semana medidas para "preservar el ingreso" de los argentinos a través de los "bonos y planes sociales" como así también "se hizo un refuerzo alimentario en los comedores alimentarios y comunitarios". 

Este plan que activó Menéndez, quien también es referente de la organización social Barrios de Pie, había sido deslizado por el titular de la cartera de Economía, Martín Guzmán, apuntado a esas cinco millones de personas que viven en urbanizaciones precarias. "El aislamiento, sin dudas, es de contacto físico, pero en las comunidades, en los barrios, no es posible el aislamiento social", consideró Menéndez.

Y detalló que el aislamiento es una medida real para las clases medias o altas, y que en los barrios populares donde las condiciones son mucho más precarias es imposible lograrlo. "Lo que hay que encontrar son mecanismos para que la comunidad, en el barrio, pueda pensarse como una unidad de aislamiento. No la casa como unidad de aislamiento, como en el caso de los sectores medios, sino en el barrio como unidad de aislamiento. En ese sentido, sabiendo que puede haber movimientos, vamos a buscar que el movimiento esté organizado para que haya trabajo, que haya actividad y posibilidad de acceder a los alimentos. Vamos a apuntar a realizar con las instituciones actividades de información y actividades productivas que puedan generar algunos ingresos en esta etapa. Luego habrá que ir monitoreando cómo evoluciona la situación", aseguró.

Alberto dio las gracias en plena cuarentena: "Si estamos unidos y cumplimos las disposiciones, esto pasará pronto"

Las actividades serán desde pintar escuelas, arreglar veredas y centros comunitarios y todo tipo de tareas que eviten que salgan a la ciudad a buscar trabajo.

Estas tareas están en concordancia con el reclamo de otro dirigente social como el líder de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Juan Carlos Alderete, quien le pidió al presidente Fernández "que tenga en cuenta a los que hacen changas".

"Tengan en cuenta a los que hacen changas, a los no tienen nada, no cobran Asignación Universal, no cobran tarjeta Alimentar. Y también que se cuide a los comerciantes chicos, sabiendo que la situación económica se va a agravar", sostuvo el referente social, quien se quebró al expresar que está "angustiado, por las familias, los abuelos".

En diálogo con AM 750, el diputado nacional del Frente de Todos remarcó que va a "coordinar" con las autoridades nacionales "de qué manera se pueden entregar alimentos en comedores escolares", ya que advirtió que "eso no se puede paralizar porque se agravaría más la situación".

Asimismo, Alderete expresó su alegría por el hecho de que se reactiven las obras en los hospitales Néstor Kirchner y René Favaloro, en el partido bonaerense de La Matanza, por medio de las cuales se le dará trabajo a cooperativas del distrito.

J.D. / CP


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5012

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.