jueves 23 de septiembre de 2021
POLITICA INTERNA JUDICIAL
30-08-2021 16:11
30-08-2021 16:11

Disputa cantada y factor sorpresa, quién será el nuevo presidente de la Corte Suprema

Se vence el plazo para la renovación del cargo. El actual titular quiere seguir en la función, pero suenan dos reemplazantes. La movida del PRO.

30-08-2021 16:11

Con la llegada del mes de la primavera arranca el periodo de rosca en la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Es que en septiembre se vencen los tres años de mandato del actual presidente, Carlos Rosenkrantz, y los supremos deberán definir quién estará al frente del Máximo Tribunal durante el nuevo periodo de gestión.

En el Palacio de Tribunales el escenario de cara a la acordada se divide entre una disputa que ubica por un lado al actual presidente, y por el otro a las intenciones que tendría Ricardo Lorenzetti de volver. Sin embargo, en los últimos días surgió el nombre de otro ministro que podría ocupar el cargo: Horacio Rosatti

Si bien no hay claridad en las fechas, lo concreto es que en las primeras dos semanas de septiembre los cinco ministros de la Corte deberían reunirse para firmar la acordada que tenga el nombre del nuevo presidente. Ese nombre deberá tener el aval de la mayoría absoluta de los ministros del Tribunal, es decir, al menos tres votos a favor. 

La sastrería de Lorenzetti

Por el momento, el escenario de cara a una nueva gestión plantea dos variables. En primer lugar, la “disputa lógica” que apuntan en el edificio de la calle Talcahuano se da entre Rosenkrantz y Lorenzetti, que ya ocupó la presidencia entre 2007 y 2018. No se descarta entonces que el actual presidente busque repetir su mandato por otros tres años aunque sería una batalla compleja después de una gestión en la que no tuvo control de la agenda, principalmente a causa del alcance de la mayoría formada por Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y el propio Lorenzetti.

Desde hace varias semanas se desliza públicamente que Lorenzetti también querría disputar la presidencia. El supremo, que llegó en 2004 por medio del ex presidente Néstor Kirchner y del aval del Senado, presidió el cuerpo durante once años e intentó hacerlo durante otros tres, pero solo fue acompañado por Maqueda. En esa “histórica” acordada, Elena Highton de Nolasco le retiró su apoyo y la mayoría automática que conservaba se desarmó. 

La Corte Suprema dispuso el regreso de la presencialidad en el Poder Judicial a partir del 1 de septiembre

Con el pasar del tiempo, el esquema de poder se reordenó y recuperó espacio. Junto a Maqueda y Rosatti posicionaron al Rosenkrantz y a Highton como la minoría automática del cuerpo. Ese esquema lo mantiene a Lorenzetti en un terreno que en principio le permitiría sostener su intención de volver. De todos modos, en los últimos días trascendió que no buscaría la presidencia a cambio de enfocarse en su trabajo de defensa del ambiente. Desde su entorno no descartaron que quiera presidir el cuerpo, aunque dijeron a PERFIL que “no hay nada definido sobre la elección”. Ninguno tiene votos asegurados.

¿Otra gestión Rosenkrantz?

Los tres años de la presidencia de Carlos Rosenkrantz tuvieron un tono diferente al de su antecesor ya que el cargo dejó de ser garantía de poder. En gran parte de los fallos de importancia, el supremo votó en soledad y en disidencia como cuando avaló el cómputo del 2x1 de pena a condenados por delitos de lesa humanidad o el traslado a dedo de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi a la Cámara Federal porteña, propiciado por el macrismo. 

Carlos Rosenkrantz_g 20191017
Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti, los ministros que disputarían por la presidencia.


Con la mayoría de Rosatti, Maqueda y Lorenzetti en frente, en algunos fallos hasta Highton le retiró el acompañamiento. Sobre sus intenciones de continuar al frente, cerca de su despacho se mantienen en un estricto silencio, mientras que otros sostienen que “todavía (los ministros) no hablaron formalmente del tema”.

Rosatti: ¿factor sorpresa?

El otro escenario que comenzó a mencionarse desde fines de la semana pasada en la sede del Máximo Tribunal fue que un tercero sea elegido como nuevo presidente de la Corte. Se trata de Horacio Rosatti, aliado y coprovinciano del santafesino Lorenzetti, que llegó al Tribunal, al igual que Rosenkrantz, gracias al cuestionado decreto del ex presidente Mauricio Macri que luego fue refrendado por el Senado.

“Desde el jueves o viernes de la semana pasada se lo empezó a señalar como el sucesor de Rosenkrantz”, dijeron a PERFIL desde lo alto del palacio de la calle Talcahuano. Esa posibilidad fue tomada como una sorpresa por varias de las personas que residen con frecuencia en la sede del Máximo Tribunal ya que si bien le reconocen “experiencia política”, en el último tiempo “se dedicó más a lo académico que a lo técnico”

Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti 20210504
Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti. Este último podría presidir la Corte.

Rosatti fue intendente de Santa Fe y también ministro de Justicia durante el gobierno de Néstor Kirchner. Junto con Lorenzetti y Maqueda, estuvo a favor de recortarle las funciones administrativas al presidente del Tribunal. A un par de meses de que Rosenkrantz asumiera, el trío decidió que las designaciones o renuncias de empleados, así como las renovaciones de contratos, se deben adoptar por medio de una mayoría de tres jueces, recortándole el poder al titular del cuerpo.

El lugar de Maqueda y Highton

La lista de posibles presidenciables termina ahí. Ocurre que hace algunos días se conoció un proyecto de ley que presentaron los diputados Cristian Ritondo (PRO) y Emiliano Yacobitti (UCR) para regular la presidencia de los supremos con la puerta a que se ordene por orden de antigüedad. De haber prosperado, esa iniciativa lo ponía en primer lugar a Juan Carlos Maqueda. Sin embargo, rápidamente la tildaron de inconstitucional y quedó descartada.

Highton, quien sigue en la Corte gracias a un fallo que la avala allí pese a tener más de 75 años, no tendría intenciones de presidir el cuerpo. Hay dudas respecto de que esté dispuesta a seguir como vicepresidenta.

Si bien las certezas en torno a esos dos escenarios de disputa son prematuras, tanto en el gobierno nacional como en la oposición siguen de cerca los movimientos de la Honorable Corte. De todos modos, quienes recorren los tribunales coinciden en sostener como máxima el reglamento de la Justicia: puertas adentro, los votos sólo están en manos de los cinco supremos.

CP