jueves 06 de mayo de 2021
POLITICA diseñan el presupuesto
06-09-2020 00:52

El ajuste fiscal en 2021 contemplará reducción del IFE, ATP y subsidios

El Gobierno estipula que la economía crecerá un 5% el próximo año y que bajará el déficit de 8 a 4,5%. Proyecta una suba de la recaudación y una baja del gasto acordada con el Fondo.

Fernando Nolé
06-09-2020 00:52

Después de cerrar los canjes de deuda tanto con legislación extranjera como argentina, el Gobierno está terminando de armar el proyecto de Presupuesto para 2021, en donde se contempla una recuperación económica cercana al 5% y un déficit fiscal primario del 4,5%, dentro de un contexto pospandemia con incremento del comercio exterior y una balanza de intercambio con un superávit similar al obtenido en 2020.

Según fuentes de Gobierno, esa “pauta moderada” de crecimiento implica que habrá una recuperación paulatina del consumo, de la industria y la construcción, como elementos centrales.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya anticipó que la pauta de déficit fiscal primario para el próximo año será de -4,5% del PBI. Esa cifra ya tiene el aval del Fondo Monetario Internacional, según indicaron fuentes del gabinete económico. Este año finalizará con un desequilibrio primario de -8%. Un 2,5% del déficit se recuperarían en el próximo año por mayor recaudación tributaria y la reforma impositiva, que implicará mayor presión fiscal, abarcando esencialmente algunos cambios en los impuestos a los Bienes Personales, en Ganancias, y la aplicación del tributo a las grandes fortunas o riqueza, como se lo ha denominado en forma mediática.

El otro punto y medio de reducción del desequilibrio para llegar al déficit del 4,5% proyectado en el balance primario se encarará por el lado de la reducción del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción) y disminución de subsidios económicos a los servicios públicos.

Un capítulo especial para el Presupuesto del próximo año es la recuperación del comercio exterior, ya que se estima que en la pospandemia y con tasas al cero por ciento en Estados Unidos, los precios de los commodities tendrá una importante recuperación. Por eso se está terminando de proyectar una mejora de las exportaciones del 10% pero también un importante crecimiento de las importaciones del 20%, con lo cual la balanza comercial finalizaría en niveles similares a la de este año.

El Gobierno estima que se recuperarán el consumo, la industria y la construcción

En ese contexto, el Gobierno no descarta ir a un Acuerdo de Facilidades Extendidas con el Fondo Monetario Internacional, con el que ya comenzaron las negociaciones para acordar un nuevo programa. Los períodos varían de cinco a diez años pero incluyen reformas estructurales pendientes, algo que el Gobierno no asumiría, pero sí expresaría el compromiso de determinados cambios en los regímenes laboral y previsional.

Medidas. Tras los anuncios realizados en el Día de la Industria –que los empresarios evaluaron como pobres– el Ejecutivo está trabajando en un plan de recuperación de producción y ventas del sector automotor, con un esquema de promoción de nuevos modelos que se puedan fabricar en el país y precios más competitivos, para lo cual se bajarían determinados costos tributarios y burocráticos que inciden en el patentamiento de los cero kilómetro.

También se está terminando de armar otro anuncio significativo que se orienta a la ampliación de los subsidios a las tasas orientadas al consumo, tanto en los programas de cuotas denominados “Ahora”, como así también la implementación de reintegro de IVA, que sería del 5%, para los consumos con todas las tarjetas de crédito y de débito.

“Todo esto sumado a que se ampliará el número de cuotas de hasta un global de 36 cuotas sin dudas que ayudará mucho a la recuperación de sectores como electrodomésticos, computación, calzado, indumentaria, materiales de la construcción”, resaltó una de las fuentes consultadas.

La Casa Rosada cree que habría una mejora del 10% en las exportaciones el año próximo

Por el lado de la construcción se trabaja también en dos frentes, el desarrollo de la obra pública y dar mayores facilidades para los emprendimientos privados. En cuanto a la obra pública se está delineando un plan de obras viales, de mejoramiento de caminos y rutas, accesos a ciudades, trabajos en infraestructura portuaria y aeroportuaria de todo el país.

Se están terminando de armar algunos incentivos fiscales para que se pueda retomar la obra privada, otorgando también mayores facilidades para la adquisición de diversos insumos.

En el Ministerio de Economía, ahora que la cartera absorbió la Secretaría de Energía, quieren darle una absoluta prioridad al sector energético, al que consideran vital para la captación de inversiones y desarrollos y el interés inmediato de revitalizar el megaemprendimiento de Vaca Muerta.

 

 

El acuerdo con el FMI irá al Congreso

El Gobierno comenzó a preparar el terreno para negociar un acuerdo con el FMI, para lo cual elevará al Congreso el proyecto para su aprobación. Así, la Argentina buscará refinanciar la deuda de 44 mil millones de dólares con el organismo, cuya mayor parte vence en los próximos dos años.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, y el representante de la Argentina ante el FMI, Sergio Chodos, precisaron el alcance que tendrá el nuevo acuerdo que suscribirá la gestión de Alberto Fernández con el FMI, y cuya negociación comenzará a tomar forma en las próximas semanas. Guzmán expresó que “el primer objetivo de Argentina es un programa del FMI que funcione”, en declaraciones a la agencia Bloomberg.