miércoles 29 de junio de 2022

El Gobierno protege a CFK pero se despega de los aliados

Funcionarios afirmaron que no hay pruebas para indagar a Cristina. Pero se desligaron de D’Elía, el más complicado por las escuchas.

17-01-2015 00:00

El Gobierno busca despegarse de los aliados que aparecen involucrados en las escuchas que difundió el fiscal Alberto Nisman. Sostienen varios funcionarios que ninguno es miembro del gabinete y que no hay pruebas en la denuncia para ir en contra  de la presidenta Cristina Kirchner ni del resto del gabinete. En el oficialismo desconocen cuánto sabe Nisman, pero igual desestimen la acusación del fiscal.

Ayer, en diálogo con PERFIL, varios de ellos minimizaron el impacto que puedan tener en la causa las escuchas que involucran a los dirigentes piqueteros Luis D’Elía y Fernando Esteche, que, según el fiscal, son parte de una supuesta diplomacia paralela que tenía por objeto encubrir a los imputados del atentado a cambio de petróleo barato. “Todos sabemos cómo es D’Elía, las cosas que dice. Además, no es funcionario”, analizó un importante funcionario.

Un día antes, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, había dicho algo similar en América TV. Es decir, para algunos miembros del Gobierno, si existieron llamados entre un presunto agente iraní y dirigentes ajenos al gabinete, no hay pruebas para llamar a indagatoria a ningún funcionario, y menos a la presidenta Cristina Kirchner.

Un subsecretario de Estado le dijo a este diario que el problema radica justo ahí: “Si no tiene con qué llamar a indagatoria a Cristina, el resto de la causa se le cae”. Por las dudas, el kirchnerismo presionará para que la reunión a la que asistirá Nisman el lunes en el Congreso sea a puertas abiertas, de manera que el fiscal no pueda ofrecer información reservada. En el kirchnerismo dudan, por el carácter abierto de la reunión –si es que se concreta así– que Nisman termine asistiendo.

El Gobierno dice estar confiado por dos indicios: el primero, que la jueza María Servini de Cubría no habilitó la feria judicial para tratar la denuncia de Nisman. Y el segundo, que el magistrado a cargo del expediente, Rodolfo Canicoba Corral, criticó el procedimiento del fiscal. “El más complicado según las escuchas difundidas es D’Elía”. “Le ordenaron que guarde silencio”, informó una fuente del Congreso. Y añadió que el dirigente social estaría de vacaciones en Córdoba.

El kirchnerismo le sigue apuntando al ex agente de inteligencia Antonio Stiusso, alias “Jaime” y a la Embajada de EE.UU. Ayer, Julio De Vido, también mencionado en las escuchas a través de D’Elía, recomendó a un grupo de intendentes leer el artículo de Página/12 que alude a los vínculos entre Nisman y la embajada norteamericana. Rossi y el ministro Florencio Randazzo se mostraron junto al gobernador Daniel Scioli en Mar del Plata. No faltaron declaraciones de apoyo a Cristina Kirchner. “Es inconcebible para la Presidenta”, dijo el gobernador.

En esta Nota