miércoles 10 de agosto de 2022
POLITICA prófugo de la justicia

Entra en etapa decisiva el futuro de Pepín Rodríguez Simón como refugiado en Uruguay

El operador judicial del macrismo sumó un nuevo rechazo judicial a su solicitud como refugiado en el vecino país, pero no será extraditado hasta que la sentencia quede firme. Mañana se reactiva la Justicia uruguaya tras la feria, por lo que se espera que se definan las apelaciones. Mientras tanto, su definitiva expulsión del Parlasur se concretaría recién en agosto, cuando se reúna el plenario y busque alcanzar los dos tercios de los votos necesarios.

17-07-2022 01:35

Fabián “Pepín” Rodríguez Simón sigue sin sumar buenas noticias con la Justicia uruguaya. El tribunal de apelaciones del primer turno de Montevideo rechazó en segunda instancia su apelación a la negativa de obtener su permanencia en el vecino país como refugiado.

La decisión contemplada en el fallo de más de cuarenta páginas fue por mayoría y vino de la mano de los jueces Alberto Reyes Oehninger y Sergio Torres Collazo, mientras que la disidencia estuvo a cargo de Graciela Gatti Santana.

En la resolución, los magistrados Reyes Oehninger y Torres Collazo sostuvieron que “los dichos del apelante y la prueba documental incorporada –que incluye múltiples consultas y reportajes de la llamada prensa independiente– no se desprende que el Poder Judicial de su país lo persigue y/o no le brinda garantías mínimas para defenderse”.

La jueza Servini lo declaró en rebeldía tras negarse a declarar en varias oportunidades

Con esto, el tribunal coincidió con la negativa de Comisión de Refugiados de diciembre del año pasado, a la que se sumó la decisión de Adriana Chamsarian, jueza en lo Penal Especializada en Crimen Organizado, quien en su fallo de mayo sentenció que “existen razones para no conceder el asilo político, pues se trata de una imputación realizada en Argentina por un juzgado competente donde se lo investiga de un delito común”.

Si bien el rechazo a la apelación del diputado del Parlasur tiene fecha de mediados de junio, no se hizo efectiva de manera inmediata puesto que su defensa, representada por el ex procurador general de la Nación del Uruguay durante el gobierno de Tabaré Vázquez, Jorge Díaz, recurrió a la decisión a fin de incorporar más prueba a la causa, además de que las actividades en los tribunales de ese país se vieron interrumpidas por la feria judicial de invierno, que culmina mañana.

Pepín está prófugo de la Justicia argentina desde el 8 de diciembre de 2020. Sobre él pesa un pedido de captura internacional emitido por la jueza federal María Romilda Servini, quien lo declaró en rebeldía tras negarse en varias oportunidades a ser indagado en el marco del expediente donde se lo investiga por supuestos aprietes a Cristóbal López y Fabián De Sousa.

"Pepín" Rodríguez Simón: "El kirchnerismo me quiere preso"

A la anterior se suma otra causa radicada en Comodoro Py, donde la jueza María Eugenia Capuchetti dispuso investigar sus comunicaciones telefónicas para saber si ejerció presiones sobre la ex procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó, a fin de coaccionarla para que dimitiera de su cargo durante el gobierno de Mauricio Macri.

Por el lado político, el panorama que enfrenta el ex director de YPF es tan incierto y a la vez complicado como el judicial, aunque no lo mejora ni empeora. El plenario del Parlasur donde se iba a tratar su expulsión definitiva fue postergado. Sin embargo, un nuevo encuentro que apunta a retomar el tema fue agendado para el próximo 15 de agosto. Allí, los parlamentarios decidirán si lo apartan o no de su cargo; para llevar adelante esta determinación se necesita la aprobación de dos tercios del organismo; no obstante, esto podría demorarse por la probable ausencia del legislador Oscar Laborde, vicepresidente del Parlamento, quien recientemente fue designado por el Senado argentino como embajador en Venezuela.

Pepín aguarda por un gesto de la Justicia uruguaya: desde mañana comienzan a correr los plazos procesales para que la Justicia avance o rechace sus planteos. En caso de negativa, será la Suprema Corte de la República Oriental del Uruguay la que ratifique lo actuado por las instancias inferiores. Este último escenario le abre las puertas a un inminente juicio de extradición y su retorno a la Argentina.