sábado 02 de julio de 2022
POLITICA discusión oficial

FMI, una prueba para saber hasta dónde sobrevive la unidad en el FdT

El oficialismo se esfuerza en sobreactuar armonía. Fernández se mostró con Luana Volnovich mientras los ministros repiten fotos juntos. En el peronismo bonaerense hubo cierres de listas sin internas pero con peleas subterráneas. El ministro de Seguridad, Sergio Berni se va pero no rompe.

19-02-2022 00:09

“Nadie tironea a nadie y todos respetan las opiniones individuales”, repite uno de los dirigentes del Frente de Todos, que asegura que los votos para el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional ya están garantizados. El oficialismo tiene el desafío de mantenerse unido y el tratamiento de la deuda en el Congreso será la primera prueba para saber hasta dónde puede sobrevivir una alianza que ya no disimula ni contiene sus diferencias.

Las disputas internas existen y, al contrario de lo que sucedía en los primeros dos años de gestión, ahora nadie se atreve a negarlas. Después de varias crisis, sólo buscan sobrevivir y, para ello, todos se muestran dispuestos a sobreactuar una unidad que debe estirarse hasta la pelea de 2023. El operativo comenzó minutos después de la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque y ya lleva tres semanas. El Presidente y la vicepresidenta parecen coincidir en esta tarea. Alberto Fernández lo hace con gestos y declaraciones públicas y Cristina Kirchner, con su silencio.

Ayer el jefe de Estado debió posar y actuar como si la alianza no atravesara problemas. Lo hizo junto a la titular del PAMI, Luana Volnovich. En enero, la funcionaria había viajado al exterior junto a Martín Rodríguez (número dos del organismo) y el Presidente se enteró por las redes sociales que se había desoído la orden de no veranear afuera del país en medio de la pandemia y restricciones cambiarias. El jefe de Estado no solo no tocó ninguno de los dos cargos: este viernes se mostró junto a la funcionaria y elogió su gestión durante la pandemia.

Las fotos de unidad se repiten día a día. Mientras Alberto Fernández se mostraba con Volnovich, los ministros del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, y de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, volvían a mostrarse juntos. Tienen más imágenes juntos en el último mes que en los primeros dos años de gestión. En la última foto sumaron al titular de Turismo y Deportes, Matías Lammens, quien también tiene que sufrir embates internos del PJ porteño.

"Unidad en la diversidad", repiten en el oficialismo para justificar las peleas internas

Nadie confía en De Pedro después de encabezar la ola de renuncias públicas por orden de Cristina Kirchner, pero tienen que convivir. Desde el kirchnerismo no se quedan atrás y miran con desconfianza a los ministros albertistas como Zabaleta. Por más fotos que se saquen, creen que siempre están pensando en cómo sacarse de encima al kirchnerismo.

En el oficialismo transcurre por estas horas lo que un dirigente llama la “unidad sin unidad”. Una muestra de esto se dio en el cierre de listas distritales por la conducción de los partidos justicialistas. El pedido de Máximo Kirchner fue el de ordenar las peleas y que no haya competencia. Las nóminas se cerraron el último jueves sin discusiones fuertes, pero algunas listas de unidad esconden las disputas latentes. Una de ellas es la de Hurlingham, en donde el ex intendente Juan Zabaleta se impuso como conductor del PJ local. El jefe comunal actual y dirigente de La Cámpora, Damián Selci, no presentó lista interna pero tampoco sumó a sus dirigentes a la nómina de Zabaleta. El kirchnerismo se garantizó quedarse con los congresales provinciales. Van por caminos separados. “No nos pusimos de acuerdo para cerrar una lista de unidad pero tampoco se rompió”, detallan. La pelea se estira y promete reeditarse cuando se definan las candidaturas de 2023.

Sergio Berni se desmarcó y, ante tantos gestos de unidad, aseguró que abandonó el kirchnerismo. Las declaraciones del ministro de Seguridad estuvieron lejos de alarmar al Frente de Todos. Aunque siempre criticó y se opuso a la gestión de Alberto Fernández, nadie cree que se vaya de la alianza que gobierna. Su pelea con Máximo Kirchner existió pero en el gobierno bonaerense no creen que esto se traduzca en una salida del ministro de la alianza. Incluso, algunos creen que una candidatura de Berni, dentro del espacio y con internas, puede conservar votos que ningún otro dirigente puede asegurar.

Mientras tanto, en el Congreso repiten el lema oficial de la Unión Europea: “Unidad en la diversidad”. Uno de los diputados que deben asegurar que el proyecto que contendrá el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional se apruebe dice que “nadie está tironeando a nadie”. El Frente de Todos necesita los votos pero hoy esto no parece ser una preocupación para el oficialismo. “Los votos van a estar”, dicen desde la Casa Rosada y desde la Cámara de Diputados.

Aunque el Gobierno busca cerrar el debate de la deuda y avanzar en la gestión de la recuperación económica, desde el Congreso no muestran apuro en su aprobación. No tiene que ver con los votos, sino con demostrar una discusión seria. El objetivo es que el ministro de Economía, Martín Guzmán, se presente a defender el proyecto. También prometen que lo harán el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el director por el Cono Sur ante el FMI, Sergio Chodos.

Se va a invitar al debate a los ex funcionarios del macrismo Nicolás Dujovne, Federico Sturzenegger y Luis Caputo. “Esto es lo que piden los liberales”, aseguran desde el oficialismo. También dicen que los radicales están de acuerdo con que se den estas exposiciones. El diputado de Juntos por el Cambio Luciano Laspina es quien tiene la tarea de consultarles a los dirigentes si están dispuestos a participar.

¿Cuánto llevará este debate? “Salvo que haya una exigencia de plazos, no vamos a poner límites”, dice un diputado del Frente de Todos. El 22 de marzo se debe saldar un vencimiento de US$ 3.200 millones pero desde el Congreso aseguran que, con el acuerdo que va a anunciar el Gobierno, eso ya quedaría postergado. Sin embargo, desde la Rosada no quieren que la discusión se sostenga más de dos semanas.

 

Ante la OEA contra Nicaragua

En medio de la negociación con el FMI y mientras se busca descomprimir el vínculo con Estados Unidos, el gobierno nacional suscribió una declaración de la Asamblea de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que exige la “liberación inmediata de los presos políticos en Nicaragua”, al ver con “preocupación” el “agravamiento de la situación de los derechos humanos” en ese país.

El documento al que suscribió la Argentina y se titula “Declaración sobre la liberación inmediata de los presos políticos”, fue acompañado por 27 Estados miembros. Entre los países que firmaron también se encuentran Estados Unidos, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Grenada, Guatemala, Guyana, Haití, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, St. Kitts y Nevis, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

Desde Cancillería explicaron que “la Argentina lamenta profundamente el fallecimiento del dirigente Jorge Hugo Torres Jiménez, quien se encontraba detenido arbitrariamente desde junio de 2021 en el marco de arrestos de opositores políticos y cuyo estado de salud se había agravado”.