POLITICA
Nueva Delhi

Con los cancilleres del G20, Cafiero alertó sobre la escalada nuclear de la guerra en Ucrania

Durante la cumbre de ministros de relaciones exteriores en la India, Cafiero también destacó la necesidad de un mayor financiamiento global para los países en desarrollo. Además, criticó las distorsiones del comercio agrícola mundial y sus consecuencias sobre la seguridad alimentaria.

Cafiero en el G20
Cafiero en el G20 | cancillería

En la cumbre de ministros de Relaciones Exteriores de los países que integran el Grupo de los 20 (G20), el canciller argentino Santiago Cafiero advirtió sobre el “determinismo bélico” que está impulsando la guerra que se se libra en Ucrania por el ataque de Rusia, y además solicitó que se instrumente un mayor financiamiento global para las economías en desarrollo, al tiempo que criticó las fuertes distorsiones comerciales que soportan los países en vías de desarrollo.

La reunión de ministros de Exteriores del G20 se realiza en Nueva Delhi, India, y comenzó con el tema de la la invasión de Ucrania como uno de los ejes centrales de las conversaciones entre los cancilleres, además de las tensiones que ese enfrentamiento genera entre China, Rusia y Estados Unidos como otro punto ineludible.

Por su parte, en la primera intervención frente a sus pares, Cafiero resaltó que “es absolutamente imprescindible que las iniciativas que apuntan a aumentar y acelerar el financiamiento para los países en desarrollo se materialicen”, y abogó por “un sistema de comercio internacional de productos agrícolas justo, transparente, equitativo y previsible que estimule la inversión”.

Cafiero Cleverly

Cafiero reclamó que “que ahora la política de la escalada bélica no arroje otro capítulo irreversible”, y dijo que esa situación “destruye no construye”. Asimismo instó a sus pares a que "abandonemos el determinismo bélico y abracemos el posibilismo armónico”.

“Los problemas que enfrentamos son de magnitud. Las soluciones también deben serlo. La respuesta en las economías centrales al incremento de la inflación supone un empeoramiento inmediato en las condiciones de financiamiento para las economías en desarrollo y un incremento en sus niveles de endeudamiento”, subrayó el Canciller argentino.

“La respuesta al incremento de la inflación supone un incremento en sus niveles de endeudamiento”, dijo Cafiero.

“A la Argentina también le preocupan las consecuencias para la seguridad alimentaria de la imposición de medidas unilaterales de restricción comercial sobre la base de argumentos de protección ambiental —no necesariamente basados en evidencia científica— que implican trabas a los flujos de comercio y que incrementan los costos en la producción de alimentos, en un escenario unánimemente caracterizado como inseguro en términos de acceso a los alimentos”, sostuvo.

“En materia de seguridad energética la Argentina, y América Latina, tienen recursos para garantizar una transición ordenada hacia una matriz de energía basada en fuentes renovables: esta transición, sin embargo, requiere una corriente de inversión considerable, y una vez más el desafío se encuentra en el financiamiento necesario para lograr los objetivos de la seguridad energética y su transición a un esquema compatible con el cuidado del medio ambiente”, explicó el titular del Palacio San Martín.

Cambio climático

2612_CAMBIO CLIMATICO

Cafiero también puntualizó su intervención en “las preocupaciones sobre el impacto del cambio climático -preocupación ampliamente compartida por la región a la que mi país pertenece- es claro que el financiamiento, la cooperación y la asistencia técnica necesarias no están a la altura de los discursos y de las nuevas normativas ambientales que ocupan gran parte de la agenda de los países desarrollados”.

En este sentido, indicó: “Hoy nos alarman las decisiones unilaterales de abandonar acuerdos entre Estados que garantizaban un desarrollo seguro a nivel global. Sin embargo, desde 2010 no se han podido alcanzar consensos en la revisión del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, la piedra angular del multilateralismo para contrarrestar la carrera armamentística, y hoy más que nunca, -en un mundo signado por la guerra y las tensiones- necesitamos hacer valer este instrumento sobre el que la comunidad internacional decidió regirse desde 1970”.

La invasión rusa sobre Ucrania

“La seguridad internacional no se puede alcanzar en solitario, los desafíos que tenemos por delante requieren una acción inmediata y colectiva. El multilateralismo, y el compromiso sobre el que este se sustenta, es la única vía posible para avanzar en un mundo previsible y seguro para la humanidad toda”, remarcó Cafiero.guerra ucrania

Además, puso de relieve que “la diplomacia y la negociación son la única opción para la solución de todos los conflictos y el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales. La ONU es el foro principal desde el cual trabajar y superar la triple crisis derivada de la pandemia, el cambio climático y la deuda externa, agravado por la guerra. Promover y asegurar el respeto de los derechos humanos, el desarme y la seguridad y acelerar el cumplimiento de los objetivos de la Agenda 2023 para el desarrollo sostenible”.

“La Argentina alienta la cooperación en todas sus modalidades. Y apela a la responsabilidad de los estados poseedores de armas nucleares, de avanzar hacia el desarme y cumplir sus compromisos”, detalló Cafiero, quien estuvo acompañado durante el plenario por la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca Bocco; la jefa de Gabinete de la Cancillería, Luciana Tito; y el embajador argentino en la India, Hugo Gobbi.

Temas del G20

La Cumbre de Cancilleres del G20, que se realizó en el Centro Cultural Rashtrapati Bhavan (RBCC) de Nueva Delhi, centró sus debates en el multilateralismo y la necesidad de reformas, la seguridad alimentaria y energética, la cooperación para el desarrollo, la lucha contra el terrorismo y la asistencia humanitaria ante los desastres mundiales.

Cafiero participó en la Cumbre de Cancilleres junto a sus pares de Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Corea del Sur, Turquía, Reino Unido, Estados Unidos y la Unión Europea, así como con los representantes de países invitados: España, Países Bajos, Singapur, Emiratos Árabes Unidos, Bangladesh, Egipto, Mauricio, Nigeria y Omán, y las organizaciones regionales invitadas ASEAN (Camboya), Unión Africana (Senegal) y NEPAD (Ruanda).