martes 16 de agosto de 2022
POLITICA restricciones para viajar

Gestiones con Rusia por la aprobación de la Sputnik ante la OMS

02-10-2021 01:07

El mensaje que dejó Cecilia Nicolini en las últimas conversaciones que mantuvo esta semana con el gobierno de Rusia fue sobre la necesidad de que la vacuna Sputnik V sea autorizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La asesora presidencial es la encargada de cuidar y avanzar en el vínculo político con este país y ahora es quien lleva la voz oficial que muestra preocupación ante la decisión de Estados Unidos de permitir que ingresen al país solo los extranjeros vacunados con fármacos autorizados por este organismo.

La respuesta que recibió estos días Argentina de los funcionarios de Vladimir Putin es que en octubre se concretará una nueva inspección de la OMS a Rusia con la que aseguran que se destrabará la autorización ya que colaborarán con la entrega de la documentación que hasta ahora no presentaron. De estas conversaciones se encarga Cecilia Nicolini, la asesora presidencial que mantiene el vínculo con este país cuando se trata de la negociación de las vacunas contra el coronavirus.

La línea que le transmitió el ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, a la titular de la cartera de Salud, Carla Vizzotti, tiene que ver con “empujar” y hacer todo lo posible para que Rusia y el Instituto Gamaleya muestren colaboración y presenten la información requerida para que la vacuna finalmente sea aprobada. La funcionaria trabaja a la par con Nicolini en los acuerdos por las dosis.

Argentina no se mueve sola ya que, según explicaron desde Cancillería, otros países que aplicaron Sputnik V también mantienen conversaciones con Rusia para acercar posiciones entre las partes. Uno de ellos es el caso de México.

En Argentina, de las más de 70 millones de vacunas recibidas, 17.312.335 pertenecen a Sputnik V. Según la información que el gobierno de Alberto Fernández recibe desde Rusia y algunos intercambios con la OMS, para fin de año podrían estar aprobadas.

En el mundo son más de 70 países los que compraron estas aplicaciones de Rusia, primer país en registrar una vacuna contra el coronavirus. Además de Argentina y México, en la región la utilizaron Bolivia, Honduras, Guatemala, México, Nicaragua, Paraguay y Venezuela.

El Gobierno decidió involucrarse en el conflicto cuando Estados Unidos anunció que solo permitirá que ingresen al país los extranjeros vacunados con fármacos autorizados por la OMS. Sin embargo, desde la gestión de Fernández rechazan esta postura. “Lo que esperamos a nivel global es que los países acepten las vacunas autorizadas en cada uno de los países de las personas que viajan y no que las personas que lleguen tengan que tener las dosis que autorizó ese país de destino”, dijo a PERFIL un alto funcionario. Esta fue la postura que adoptó la Argentina para abrir las fronteras a partir de este 11° de octubre.

En esta Nota