28th de February de 2021
POLITICA apuntan a la tercera sección
31-01-2021 03:21

Hacemos, la cuarta pata de JxC para dar pelea en el Conurbano

Se definen como “un nuevo espacio peronista no cristinista” en la Provincia con presencia en 19 municipios. Muchos habían jugado con el lavagnista Consenso Federal en 2019.

31-01-2021 03:21

Prácticamente pasó inadvertido para muchos en Juntos por el Cambio. Sin embargo, en 2020, a pesar de la pandemia, en el sur del conurbano bonaerense (la Tercera sección electoral) un sector de la oposición comenzó a juntar voluntades y heridos del oficialismo.

Se trata de un lugar clave: el núcleo de poder del kirchnerismo, donde CFK históricamente gana, y donde la diferencia en 2019 explicó la victoria del Frente de Todos.

Con un armado silencioso y de construcción que congrega peronistas se creó Hacemos, una cuarta pata de JxC con dirigentes territoriales de los distritos más esquivos, en particular, a la figura de Mauricio Macri. “19 precandidatos en los 19 municipios de la Tercera” es el lema que exhiben ante sus interlocutores.

El plan de armado político territorial arrancó a comienzos del año pasado. En particular, con una mayoría de peronistas, se los invitó a formar parte de un frente electoral que compita con el Frente de Todos. El escenario se fue dando para que Hacemos crezca: la apuesta de La Cámpora en los municipios del Conurbano, coronados con la postulación de Máximo Kirchner como posible titular del PJ bonaerense, animaron a los dirigentes territoriales heridos a dar el salto.

Diputados de Juntos por el Cambio irán a Formosa "a hacer el trabajo que no hace" Pietragalla

En este marco, un dato clave de 2019 animó a los armadores de JxC: en la Tercera hubo una gran cantidad de candidatos a intendentes que sacaron menos votos que la boleta de María Eugenia Vidal a gobernadora y, peor aún, que Macri a presidente. Esto llevó a replanteo sobre el esquema de los llamados “Sin tierra”, aquellos que disputan el territorio que no gobiernan.

Quien arrancó con el proyecto Hacemos fue el jefe de Gabinete de Lanús, y encargado de la seguridad municipal, Diego Kravetz, quien fue el receptor de los heridos del FdT, quienes se acercaron progresivamente.

Este espacio de dirigentes peronistas, escindidos del oficialismo ante la cristinización de la agenda política, cuenta con el aval del intendente local, Néstor Grindetti, un histórico dirigente del PRO.

Grindetti se puso como meta hacer crecer JxC en el sur del Conurbano. Y para ello, piensa, es indispensable sumar peronismo como condición de apertura de un frente opositor. “Es una sección electoral básicamente peronista”, destacan cerca del intendente.

Para ello, viene trabajando con la UCR y la CC, y, por supuesto, con el PRO, donde el diputado provincial Adrián Urreli es quien trabaja con Grindetti desde sus años como ministro de Hacienda porteño.

Con el armado en movimiento, tanto Vidal como Horacio Rodríguez Larreta escucharon de boca de Grindetti cuál era la idea con la que se moverían para sumar dirigentes hubo un solo pedido: que puedan competir en las PASO. Estaban juntos y ambos respondieron afirmativamente.

Crece un armado silencioso de JxC con peronistas en la zona más hostil del conurbano

Para Vidal es uno de sus constantes focos: armar una pata PJ para crecer en el conurbano. Larreta siempre fue cercano a esa pata: su vicejefe, Diego Santilli, es peronista, y tiene acuerdos con el PJ desde hace años.

“Hay que hacer un armado distinto, tenemos que hacer algo distinto para ser competitivos. Y al menos tenés que darles a todos los que se suman condiciones de competir”, analiza ante PERFIL uno dirigente que sigue el crecimiento del armado.

Aunque se fueron sumando progresivamente, a fines del año pasado, en Lanús, donde nació la idea, se armó el plenario de Hacemos, definido como un “nuevo espacio peronista no cristinista del conurbano”.

Si bien hay referentes y dirigentes de cada uno de los 19 municipios, en JxC se entusiasman con algunos distritos en particular. En algunos casos se sumaron radicales y peronistas; en otros vecinalistas y peronistas. En general, prácticamente todos aquellos que jugaron con Consenso Federal – el sello de goma de Roberto Lavagna para animar su candidatura en 2019– comenzaron a sumarse el año pasado a Hacemos.

Lousteau reavivó las internas dentro de la oposición

En una de las oficinas que tiene la sede nacional del PRO, en la calle Balcarce al 400, se encontraban reunidos un grupo de Jóvenes PRO. Su presidente, Martín César, se había reunido con parte de la estructura partidaria para delinear el nuevo esquema de comunicación de la agrupación.

En ese marco, comenzaron a discutir sobre las palabras de Martín Lousteau, quien el fin de semana pasado había hablado del “legado” de Mauricio Macri y había insinuado que debía jubilarse. En ese contexto, surgió la idea de salir a “bancar” al ex presidente desde la cuenta de Jóvenes PRO. Más aún, con la excusa de que ese mismo día Macri había salido a difundir sus propuestas educativas con su flamante fundación.

Allí surgió retuitear el mensaje y agregarle “Vení a retirarlo, @Gugalousteau”. El tuit tuvo una rápida viralización e incluso los primeros comentarios que llegaron a Balcarce fueron positivos. Es más: el propio Macri le gustó y hasta sonrió cuando le mostraron el mensaje de Twitter.

Sin embargo, la divulgación masiva, cuando horas atrás ya había habido un duro intercambio entre Hernán Lombardi, uno de los dirigentes más cercanos al ex jefe de estado, y la diputada radical, del riñón de Lousteau, Carla Carrizo, terminó con el tweet borrado.

Minutos antes comenzaron los llamados. El joven César, quien además es director general de Atención Ciudadana, fue el primero que recibió la orden de dar de baja el tweet. Entre otros, al vicejefe Diego Santilli no le gustó nada el comentario. Es más: el propio Santilli había salido a validar parte de lo que había expresado Lousteau el domingo en el diario La Nación.

Pero los mensajes continuaron. A otros jóvenes también les llegaron mensajes similares. “Nuestro objetivo es fortalecer la unidad de JxC y ampliar el frente y nuestra base de sustentación política. Cualquier hecho que atente contra eso, no es nuestro espíritu”, respondieron de manera institucional a PERFIL desde Jóvenes PRO. Por su lado, César no respondió los llamados ni los Whatsapp de este medio. Argumentó “reuniones”.   

“Queríamos darle más agilidad a la comunicación. Venían muy tibios en las redes”, planteó uno de los jóvenes cercano al sector de Patricia Bullrich. Y agregó que cuando sacaron el comentario, que había sido consensuado, venían teniendo “buena repercusión”. La misma presidenta del PRO no quiso pelearse de lleno con Lousteau y solo ensayó que Macri sigue vigente y que es un líder de JxC.

En esta Nota