domingo 17 de octubre de 2021
POLITICA Entrevista
24-04-2020 19:51
24-04-2020 19:51

Exclusivo | Javier González Fraga desmintió cobrar "doble sueldo" del Estado y apoyó el impuesto a ricos

El ex titular del Banco Nación no se guardó nada: habló de la causa Vicentín, elogió a las medidas de Alberto Fernández por el coronavirus, está a favor del impuesto a las grandes fortunas y apoyó la renegociación de la deuda.

24-04-2020 19:51

En una entrevista exclusiva con PERFIL, el ex titular del Banco Nación, Javier González Fraga habló de las acusaciones de cobrar "doble sueldo" del Banco Nación, de la causa Vicentín que lo investiga por otorgar créditos a la cerealera con presuntas irregularidades, se refirió con elogios a las medidas del gobierno de Alberto Fernández por el coronavirus, se mostró a favor del impuesto a las grandes fortunas y apoyó a la renegociación de la deuda que encabeza Martín Guzmán.

-Lo acusan de cobrar dos sueldos a la vez, uno como presidente del Banco Nación y otro como director del Bladex (Banco Latinoamericano de Comercio Exterior). ¿Esto es cierto? ¿Es legal o es incompatible?

-En abril 2017 hice la consulta legal en el BNA y me informaron que era legal por tratarse de una entidad “supranacional”. La prohibición de cobrar los dos sueldos entiendo que se refiere a dos cargos públicos, y este no es el caso.

-¿Los anteriores titulares del BNA donaron ese dinero del Bladex y usted no lo hizo? ¿Ese dinero es del Estado o de dónde sale?

-No siempre los funcionarios del BNA que ocuparon cargos en Bladex donaron esos honorarios. Y en el 2016 (antes que yo asuma) hubo una recomendación de la Junta Directiva de Bladex de no hacer más esas donaciones porque los miembros del directorio representábamos a 23 bancos y no a uno específicamente. Fue por un caso del Banco do Brasil. Ese dinero no sale del Estado Nacional ni altera la política de dividendos de Bladex.

Cristina Kirchner busca aumentar los impuestos y fortalecer la recaudación en medio de la pandemia

-¿Renunció a su cargo en el Bladex o no? ¿Por qué?

-En diciembre 2019 ofrecí mi renuncia a la Junta Directiva y me pidieron que la retirara porque no era motivo de renuncia mi finalización en el cargo en el BNA, especialmente faltando muy poco tiempo para la Asamblea y la finalización de mi mandato.

-La Justicia lo investiga por la causa de Vicentín, en donde lo acusan de beneficiar a la cerealera con créditos que no cumplían los requisitos del BNA. ¿Tiene algo para decir al respecto de la causa?

-No. El tema está siendo investigado por la justicia y no corresponde que opine públicamente.

-¿Cómo evalúa las medidas económicas y sanitarias del gobierno de Alberto Fernández?

-En general creo que se están manejando muy bien. Hay un delicado equilibrio entre implementar una cuarentena estricta, que evite un desborde sanitario como ocurrió en Italia, y flexibilizarla para evitar una mayor colapso de la demanda, que especialmente afecta a PYMES, monotributistas, informales y profesionales. Creo que hay que ir flexibilizando la cuarentena, atendiendo cuestiones geográficas y sectoriales, pero monitoreando la cuestión sanitaria. Espero que hayan podido usar esas seis semanas de anticipación para fortalecer el sistema sanitario. Lo ideal sería transitar el pico de contagios antes del invierno.

Con respecto a las medidas económicas, lamentablemente no hay espaldas fiscales para hacer mucho más, ni nada parecido a lo que hacen otros países que pudieron asignar el 10% o más del PBI al estímulo fiscal. Del lado monetario o crediticio creo que hay que impulsar los microcréditos en una forma más amplia, y más accesible, pero esto debe ser liderado por la banca oficial.

Caso Vicentín: El Banco Nación despeja fantasmas y "seguirá dando créditos"

-Muchos economistas alertan por la creciente emisión, ¿usted cree que pueda disparar la inflación por eso?

-No hay una relación inmediata entre emisión monetaria e inflación. Mientras la cuarentena retraiga la demanda, no me parece mal emitir, siempre dentro de ciertos límites. Cuando se vuelva a la normalidad, seguramente caiga la demanda de dinero y sea necesario reabsorber ese excedente. Pero hoy lo urgente es que no se rompa la cadena de pagos.

-¿Qué opinión tiene respecto del impuesto a las grandes fortunas en Argentina?

-Hace muchos años que pienso que nuestro sistema impositivo es muy regresivo, ya que una familia de bajos recursos paga en impuestos (incluyendo IVA y laborales) mucho más, en relación a sus ingresos o a su patrimonio, que una de altos ingresos. Por eso no me parece mal, especialmente en estas circunstancias, que los que más tienen, más paguen. Dicho esto sobre las personas, creo que hay que aliviar el impuesto a las empresas, especialmente las más chicas, y desgravar las inversiones. En la salida de la pandemia el país va a necesitar muchas inversiones para regenerar empleo y volver a crecer.

-¿Y sobre la oferta a los bonistas que encabezó Martín Guzmán?

-Me ha tocado negociar la deuda en 1990 y sé que es muy difícil opinar desde afuera. Espero que la estrategia del Ministro Guzmán sea exitosa y los Fondos del exterior entiendan la situación Argentina. Un default haría más difícil aún contar con las inversiones, nacionales y extranjeras, que el país necesita para salir adelante.

CP