martes 18 de mayo de 2021
POLITICA gonzález toma control del holding en delaware
27-09-2020 02:30

La batalla judicial por Canal 9 se acerca a la Argentina tras un nuevo fallo en EE.UU.

Tras un nuevo revés judicial, el empresario argentino Loréfice Lynch prepara su última apelación mientras los abogados del estadounidense le exigen cambios en los directorios.

27-09-2020 02:30

La última decisión del tribunal de Delaware, en Estados Unidos, donde se dirime la pugna por el control de Canal 9 y la radio Fm Aspen 102.3 significó un nuevo revés para el argentino Carlos Loréfice Lynch. Además de avalar el cambio de manos de la sociedad propietaria en suelo norteamericano Belleville Holdings al mexicano nacionalizado estadounidense Remigio Ángel González González, acción que el viernes ya estaba en trámite, forzó al actual presidente de Telearte a acelerar su estrategia judicial saltando instancias de apelación. Mientras, los beneficiados por la jueza también se preparan para apurar la batalla en Argentina, con un más que posible desenlace judicial.

El nuevo fallo del 22 de septiembre de la Corte de Equidad en Delaware fue para levantar la medida cautelar que la propia jueza Morgan Zurn había dispuesto el 5 de julio de 2019, a dos meses de la presentación original de Loréfice Lynch ante esos tribunales para definir la propiedad de la sociedad. La magistrada había preservado entonces el statu quo en lo que refería al control de Belleville Holdings por el tiempo que se extendiera el litigio. Eso fue lo que cambió.

El futuro de Canal 9 podría definirse recién en 2021

“He llegado a la conclusión de que las acusaciones de Lynch en las que se basa la SQO [cautelar] eran falsas y fueron presentadas de mala fe en un esfuerzo por robar lo que no era suyo. Lynch nunca fue el titular: presentó este litigio como un intento de apoderarse de la propiedad, no de retenerla”, acusó la jueza en su último fallo en un tono tan enfático como el de su primera decisión del 31 de julio, en la cual ya había beneficiado a González González.

En ese escrito previo también responsabilizaba a Loréfice Lynch de encabezar una presunta trama de engaños bajo el argumento de amoldar la titularidad de los medios a las disposiciones de la la nueva Ley de Servicios Audiovisuales. Resta aún publicarse aquella sentencia para que el argentino pueda reclamar una revisión a lapropia magistrada. No obstante ello, la reiterada dureza de sus expresiones lo decidieron a apelar directamente a la Corte Suprema estatal, aseguraron fuentes de su entorno a PERFIL.

Esta última decisión judicial es fruto de una jugada del equipo de González González quienes le solicitaron a la magistrada el 3 de agosto que revisara la cautelar cuyos efectos no se habían alterado con el primer fallo. El 28 de agosto, Loréfice Lynch alegó, entre otras razones, que las fuentes de trabajo podrían ponerse en riesgo si se caían las licencias al cambiar de manos Canal 9 y Fm Aspen por involucrar un presunto fraude al Estado por parte de González González como el que se describía en el primer expediente. Por ende, tampoco debía levantarse la cautelar. Zurn opinó que “las predicciones apocalípticas de Lynch para la empresa y su fuerza laboral son especulativas y atenuadas”.

Juicio por Canal 9: la Justicia estadounidense volvió a fallar a favor del Grupo Albavisión

Los abogados que representan a González González en la Argentina buscan ahora apurar una definición y, amparados en el cambio de manos en Delaware, reclamarle a Loréfice Lynch que convoque a asamblea para alterar la composición de los directorios en las sociedades vinculadas. Pretenden modificar los registros ante la Inspección General de Justicia para mudar la titularidad de los medios en el Enacom bajo la sospecha de que el empresario argentino pueda ocultar activos para complicar un traspaso. Observan con particular atención el acuerdo de Telearte con el Grupo Octubre en torno a Canal 9.

Desde el entorno de Loréfice Lynch reconocen que hubo una venta de acciones al dirigente Víctor Santamaría pero que no se corresponden con el 65 por ciento en disputa sino su paquete minoritario pevio. Subrayan que solicitaron la autorización de la Corte de Delaware aunque ahora la magistrada le dio la razón a sus rivales al hablar de un “temor de que Lynch pueda buscar monetizar su supuesto interés en Belleville pendiente de apelación”, lo que“corre el riesgo de dañar irreparablemente a Belleville, recompensa su litigio de mala fe y va en contra de mis hallazgos posteriores al juicio”.La batalla en la Argentina parece cadadía más cerca.

Ninguna de las partes está dispuesta aún a rendirse y ambas avizoran un horizonte judicial para el duelo también en la Argentina. La defensa de Loréfice Lynch porque advierte sobre el carácter extraterritorial de la decisión judicial en EE.UU. –si bien no niega su poder de daño sobre la gestión diaria de los medios– y confía en sus antecedentes locales para revertirlos. Del lado de González González porque entienden que sus demandas de cambios en los directorios de las sociedades vinculadas tras la decisión final en el Norte no serán acatados, lo que derivará en su inevitable judicialización. Esa batalla parece cada día más cerca.