viernes 12 de agosto de 2022
POLITICA Interna sindical

Cambios en la CGT: conducción tripartita y puja por el cupo femenino

Andrés Rodríguez, referente de UPCN, confirmó que serán tres los dirigentes que lideren la central obrera. La vuelta de Moyano y los nombres en pugna para completar el triunvirato. Paridad de género creando nuevas secretarías y sin dejar lugares.

10-11-2021 19:00

Este miércoles, Andrés Rodríguez, secretario general de UPCN, develó uno de los grandes interrogantes de cara al congreso de renovación de autoridades de la CGT de este jueves en Parque Norte: serán tres los dirigentes, y no cuatro, quienes lideren a la central obrera hasta 2025.

El experimentado referente de los trabajadores estatales indicó que se encuentra “resuelto” el regreso de un triunvirato pero que aún resta definir los nombres propios y cómo se va a implementar la ley de cupo femenino.

"Están avanzando las conversaciones, se está discutiendo fundamentalmente la inclusión de las compañeras de los cuerpos orgánicos de la CGT y el desdoblamiento y sumatoria de algunas otras Secretarías", expresó en declaraciones radiales.

UOMRA 20210331
Caló era número puesto para conducir pero ahora lo relegarían a la secretaría gremial.

Los dirigentes que ya tienen su lugar asegurado son Héctor Daer y Pablo Moyano mientras que el tercer puesto lo disputan Antonio Caló, de la UOM, y un hombre de Barrionuevo, Carlos Acuña, actual co secretario general. Desde el entorno del histórico de los gastronómicos todavía muestran malestar por la falta de comunicación que existió en estas semanas para terminar de concretar la unidad y, en pos de no incrementar la tensión interna, el Secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio continuaría.

En compensación, Antonio Caló ocuparía la Secretaría Gremial. Cerca del metalúrgico guardan silencio y esperan definiciones en las próximas horas.

¿Cupo femenino?

Otro tema que todavía genera rispideces y no posee resolución por estos instantes es la implementación del cupo femenino, algo que distintas fuentes ante PERFIL reconocen que "genera mucho ruido interno". La normativa sancionada en 2002 establece un cupo de al menos 30% de representación femenina en los cargos electivos y representativos de asociaciones sindicales.

Para zanjar divergencias, la CGT consagraría, mediante reforma estatutaria, un aumento de 25 a 43 los cargos del Consejo Directivo aunque esto a la rama del gremialismo feminista no convence y buscarán hasta último momento una participación plena, con total equidad. La legisladora de extracción sindical Patricia Mounier, de SADOP, insiste en que “hay un régimen de meritocracia, nos exigen preparación y en cambio para los varones el solo hecho de la antigüedad en un gremio los habilita para estar en la conducción. Las mujeres tenemos que demostrar en que secretaria podemos trabajar, que podemos ofrecer… son varios obstáculos, por eso la participación merma”.

También es una incógnita que rol tendrán los movimientos sociales, hoy en sintonía con buena parte de la central obrera aunque generan resistencia: por lo bajo, un dirigente sindical de importante trayectoria señaló ante este medio: “No sé qué lugar pretenden, quizás tengan espacio pero no van a tener voto porque no están confederados”.

Las definiciones se comenzarán a vislumbrar a partir de las 9 de la mañana de este jueves, con la realización de dos congresos: uno extraordinario de modificación de estatuto y a continuación uno ordinario de elecciones de nuevas autoridades.

En esta Nota