miércoles 01 de febrero de 2023
POLITICA OFICIALISMO SIN MAYORíA

La disputa por la vacante augura un futuro trabado en el Senado

La oposición dice que el Gobierno está “débil” y forzará una negociación después de las elecciones.

10-10-2021 06:12

La salida de Elena Highton de Nolasco de la Corte Suprema abrió las primeras especulaciones sobre cómo podría llevarse a cabo el proceso para elegir a su reemplazante, pero el Senado no tiene lugar por el momento para sumar una nueva discusión judicial en plena campaña electoral.

El 10 de diciembre es señalado en la oposición como una fecha bisagra a partir de la cual se podrán comenzar a discutir ciertos temas de relevancia, de acuerdo con cómo queden conformadas ambas cámaras.

“No pasará nada antes”, sentenció en diálogo con PERFIL una senadora del PRO que confirmó que por el momento no hubo conversaciones a nivel parlamentario sobre el asunto. Según especula, las conversaciones surgirán primero a nivel partidario para definir una estrategia que después pueda ser llevada al Congreso, pero sobre eso tampoco hay indicios.

Desde el martes, cuando Highton de Nolasco renunció a su cargo, la Corte Suprema quedó con cuatro miembros, todos varones. De acuerdo a lo que marca la Constitución, la propuesta para el reemplazante será enviada por el Poder Ejecutivo a la Comisión de Acuerdos del Senado, y luego deberá obtener los dos tercios de los votos del pleno para concretar el nombramiento.

En la práctica, se trata de un proceso similar al que se debe transitar para elegir al procurador general de la Nación, trabado desde marzo de 2020 cuando el presidente Alberto Fernández propuso a Daniel Rafecas al Senado pero no logró el aval inicial de la oposición para llegar a los dos tercios de las voluntades. Meses más tarde, Juntos por el Cambio comenzó a dar algunos indicios de estar dispuesto a negociar, en boca de Elisa Carrió, pero la vicepresidenta Cristina Kirchner fue la que luego puso un freno a su nombramiento.

Con una foto compartida con el ministro de Justicia, Martín Soria, Rafecas pareció ponerse nuevamente en carrera para llegar a la Procuración y la maniobra cobró aún mayor relevancia con el recambio en la Corte Suprema, ya que ambos temas deberán pasar por el Senado y el desacuerdo entre oficialismo y oposición no puede dejar vacíos ambos lugares in eternum.

Para mantener su postulación, Rafecas había puesto como condición que no debía modificarse la Ley de Ministerio Público Fiscal, que incorporaba cambios en el modelo de selección del cargo. El kirchnerismo logró dar media sanción solo en el Senado, pero no lo pudo aprobar en Diputados, y los pronósticos sobre la nueva conformación alejan aún más el objetivo del cristinismo, lo que vuelve a acercar a Rafecas al cargo.

“No es sencillo llenar la vacante de la Corte Suprema, más cuando el tribunal puede funcionar igual con cuatro miembros. Además, tenemos un gobierno débil que sin número canta ‘falta envido’ y tiene un 4”, graficó el jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri.

La expectativa es que después del 10 de diciembre la oposición aumente la cantidad de legisladores en el Senado y que probablemente haga perder al oficialismo el valorado quórum que posee con la conformación actual. La lectura entonces es que a partir de allí el Frente de Todos deberá consensuar cualquier jugada política de relevancia y ya se lo están haciendo sentir después del resultado de las PASO.

La sesión fallida para tratar el proyecto de Ley de Etiquetado Frontal en Diputados fue uno de los ejemplos de la postura que adoptará Juntos por el Cambio a partir de ahora, con la intención de salir del papel de espectador parlamentario para hacer valer un número que aseguran será mayor en diciembre.