martes 26 de octubre de 2021
POLITICA REEMPLAZO DE HIGHTON DE NOLASCO
10-10-2021 00:32
10-10-2021 00:32

Sin apuro, Alberto Fernández y Cristina Kirchner buscan a una moderada para la Corte Suprema

La discusión interna por el nombre del quinto integrante queda condicionada al resultado electoral. Confidencias en la Quinta de Olivos. “No tiene que responder a una corporación”, plantea la vice.

10-10-2021 00:32

Alberto Fernández recibió a Cristina Kirchner en la Quinta de Olivos con una noticia que sorprendió a los dos.

El Presidente acababa de recibir el llamado de Elena Highton de Nolasco cuando la vicepresidenta llegaba el martes al mediodía a la Quinta de Olivos.

La charla sobre la imprevista vacante en el máximo tribunal ayudó a descomprimir un reencuentro tenso, pero esto no significó que hayan avanzado en su posible reemplazo.

En algo coinciden: ninguno de los dos tiene apuro en presentar nombres y el debate quedará condicionado por el resultado electoral.

Van a pasar varias charlas más hasta que acuerden.

La primera negociación es entre la fórmula que llegó al poder en 2019 para después sí avanzar en un acuerdo con la oposición. No los apura el cambio en la composición del Senado en donde necesitarán los dos tercios de las bancas. “Los números no los tenemos hoy, siempre estamos lejos. Cualquier nombre necesita el OK de la oposición”, detallan desde el círculo íntimo de la vicepresidenta adelantando que la discusión parlamentaria incluso podría darse después del 10 de diciembre.

“A la mitad de la Corte de hoy la puso Mauricio Macri. La única presidenta que no puso cortesanos es Cristina. Pero después dicen que está obsesionada con la Justicia”, ironizan en su entorno.

Según el decreto 222 de 2003, una vez producida una vacante se publicará el nombre del reemplazante en el Boletín Oficial en un plazo máximo de treinta días. Pero todo dependerá del resultado electoral del Frente de Todos en las elecciones generales.

Nadie se imagina lo que puede pasar después del 14 de noviembre dentro del oficialismo por lo que la discusión interna por el reemplazo de Elena Highton de Nolasco a partir del 1° de noviembre es imposible de imaginar en qué términos se dará. De algo no hay dudas: el postulante saldrá de un debate entre los dos Fernández. La experiencia de la procuración no fue buena. Alberto Fernández eligió a Daniel Rafecas, pero este nombre no pasó el filtro kirchnerista (hasta ahora) por lo que su pliego no llegó a entrar en discusión parlamentaria.

“A la mitad de la Corte de hoy la puso Mauricio Macri. La única presidenta que no puso cortesanos es Cristina. Pero después dicen que está obsesionada con la Justicia”, ironizan en su entorno. Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz fueron designados durante el gobierno de Juntos por el Cambio; Juan Carlos Maqueda llegó en 2002 durante el gobierno de Eduardo Duhalde y Ricardo Lorenzetti fue propuesto por Néstor Kirchner en 2004.

Lo cierto es que la vicepresidenta ya empieza a barajar distintas posibilidades. “Es algo muy reciente y cualquier nombre que circule es humo. Nadie tiene nombres hoy”, dicen desde el Senado.

Cristina Kirchner ya dio algunos indicios de por dónde quiere ir. Coincide con el Presidente en no apurarse, pero también en que se mantenga el cupo femenino. “La cuestión de género es importante y sobre todo que no responda a una corporación. Que sea alguien de oficio, prestigio y trayectoria”, dicen cerca de la ex jefa de Estado.

Adelantan que el nombre significará “moderación”. Están pensando en un Senado adverso. “Es lo mismo tener 41 que tener 35. La negociación es difícil en cualquier escenario”, insisten.

Cuando el Frente de Todos tenga el nombre, recién ahí abrirá la discusión con la oposición. Como Presidente, Alberto no tuvo un buen vínculo con la Corte. Su diálogo era con la renunciada magistrada y a través de Marcela Losardo, quien ya no lo acompaña en la gestión. Aunque también hubo un cruce con ella cuando Fernández dijo que la Corte no se ocupa de los temas de género porque no aplica la ley Micaela y la magistrada que ella hace más de 15 años promovió la Oficina de Violencia Doméstica, además de ser un tema del cual el tribunal se ocupa mucho.

Los asesores judiciales del jefe de Estado aseguran que Fernández les pide no involucrarse en los fallos. Nadie puede hablar con los magistrados en su nombre.

Sin dudas, la vacante que se abre le permitirá no solo al Presidente volver a contar con un aliado o, por lo menos, un interlocutor válido. También lo tendrá la vicepresidenta.

En el kirchnerismo aseguran que las voces de José Luis Gioja y Leopoldo Moreau sobre la Corte Suprema no representan a la vicepresidenta.

El diputado de San Juan recordó un proyecto presentado en 2020 en el que propuso modificar la conformación del máximo tribunal. Plantea que debe estar compuesto por cinco jueces, de los cuales al menos dos deberán ser mujeres.

Moreau fue mucho más allá. Este diputado pidió avanzar en “una ley consensuada que amplíe el número de miembros de la Corte”, pero tras la renuncia de la magistrada dijo que “lo que debería ocurrir ahora es que esta renuncia debería estar acompañada por la del resto de los miembros y después de las elecciones, el sistema político, si tiene racionalidad, debería impulsar una ley consensuada que amplíe el número”.