lunes 10 de mayo de 2021
POLITICA Kristalina georgieva
28-09-2019 00:45

La 'emergente' del FMI que define el futuro argentino

La ex titular del Banco Mundial reemplaza a Lagarde desde el martes. Se reunió con Lacunza y asegura que el país es prioritario. Agenda de género y reformas.

28-09-2019 00:45

Este martes, la economista búlgara Kristalina Georgieva asumirá como la segunda mujer a cargo del Fondo Monetario Internacional, después de Christine Lagarde.

Ex Banco Mundial, Georgieva tuvo una reunión informal el miércoles en Washington con el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza. “Espero con ansias trabajar con las autoridades. La Argentina es un miembro importante del FMI y queremos que tenga éxito”, escribió en su cuenta de Twitter después de la reunión de esta semana.

Egresada de la Universidad de Sofía, es la primera representante de Europa del Este que llega a dirigir el organismo. El caso argentino figura entre sus prioridades. La credibilidad del organismo está en juego, después de haber autorizado el mayor préstamo de su historia, con US$ 57 mil millones.

Quienes la ponderan positivamente aseguran que su “corazón emergente” puede jugar a favor. Otros señalan que su formación no escapa a las recomendaciones tradicionales de los organismos que dominan las finanzas globales: recorte de gastos, reformas fiscales, de los sistemas previsionales y laborales para generar mayor “competitividad”, productividad y liberalización de los mercados para abrir el juego a la competencia.

Alberto Fernández, candidato a presidente por el Frente de Todos, advirtió que no se puede repagar en los plazos previstos. La negociación de los pagos será una carta que, con Georgieva al frente, el FMI jugará para definir la suerte de los desembolsos pendientes. Para este año, quedan US$ 5.400 millones –de la evaluación de septiembre– y otros US$ 1.000 millones para diciembre.

Y si bien Alberto Fernández recibió propuestas para la renegociación de la deuda –y aclaró esta semana que será sin quita– el FMI puede servir como un paraguas para reunir a los acreedores, aunque no estará exento de condiciones.

Género. Georgieva, la primera de su familia en tener un doctorado –sus padres llegaron a terminar la secundaria, cuenta–, amante del yoga, la meditación y la vida familiar, fijó una meta para alcanzar la igualdad de género dentro de las posiciones directivas. Un 50% de mujeres en los altos cargos que debía cumplirse en 2020. Lo alcanzó en octubre del año pasado.

“Bajo el liderazgo de Georgieva vamos a ver énfasis en la igualdad, los temas ambientales y la necesidad de más recursos para el mundo en desarrollo”, aseguró Eric LeCompte, de Jubilee USA. “Es la primera jefa del FMI que viene de un país emergente”, agregó. Sin embargo, la agenda general tiene otros ingredientes: riesgo de crisis financiera, el aumento de las tensiones comerciales y una caída en el crecimiento global.

En esta Nota