lunes 21 de junio de 2021
POLITICA pidió la inhibición de bienes por la causa vicentin
13-06-2020 01:13

La UIF investiga a Macri por defraudación y fuga de capitales

El ex presidente sumó un nuevo problema judicial. A las denuncias de espionaje ilegal, se sumó que fue acusado por la Unidad de Información Financiera (UIF) por los delitos de defraudación al Estado, lavado de dinero y fuga de capitales. El organismo también pidió la inhibición general de bienes del ex mandatario.

13-06-2020 01:13

El ex presidente Mauricio Macri sumó ayer un nuevo problema judicial. A las denuncias de espionaje ilegal que ponen bajo investigación la gestión de su gobierno en el área de Inteligencia, se sumó que fue acusado por la Unidad de Información Financiera (UIF) por los delitos de defraudación al Estado, lavado de dinero y fuga de capitales. El organismo también pidió la inhibición general de bienes del ex mandatario.

Los pedidos se realizaron en el marco de la denuncia que comenzó en enero pasado, tras una presentación de Claudio Lozano, actual director del Banco Nación, respecto de la situación de la firma Vicentín, intervenida recientemente por el Ejecutivo Nacional. Para la UIF: “Habrían existido instrucciones explícitas de Presidencia para favorecer al grupo empresario”, y por eso apuntaron al ex Jefe de Estado.

En el marco de esa causa se investigan los préstamos presuntamente irregulares otorgados a la compañía Vicentín. La empresa santafesina fue la principal aportante de campaña de Cambiemos.

El pedido de la UIF, a cargo de Carlos Cruz, alcanza también a los ex titulares del Banco Central y Nación Guido Sandleris y Javier González Fraga. Así como a los directivos de Vicentin, Oscar Padoán y Gustavo Nardelli, quien esta semana estuvo reunido con el presidente Alberto Fernández en la Quinta de Olivos.

El macrismo hizo circular un escrito que defiende los préstamos a Vicentin

En el escrito presentado ante la justicia, la UIF también pidió ser querellante en la causa, en la que se investiga el motivo por el qué la cerealera acumuló una deuda de $18.500 millones, aún cuando habrían habido reportes que daban cuenta de las irregularidades entorno del otorgamiento de los mismos y que estos iban en contra de las normativas vigentes. A la vez que otras firmas ligadas al mismo grupo empresario acumulaban activos en el exterior.

“Las gerencias operativas habrían sido instruidas personalmente por González Fraga para beneficiar a la firma, y éste, a su vez, habría sido instruido al respecto por el entonces Presidente de la Nación”, sostuvo la UIF.

“Del primer informe de situación de la firma VICENTIN S.A. elaborado por Claudio Lozano e incorporado en autos, surge que la firma experimentó importantes cambios durante el período 2015 – 2018”, sostuvo el organismo. Tras lo que agregó que “la firma pasó de ser la decimonovena empresa con mayor facturación del país y la cuarta en el rubro cerealero en el año 2015 al sexto puesto general y el primero en su actividad en el año 2018. Este crecimiento exponencial solo puede ser explicado a través de un privilegiado acceso al crédito”.

La causa tramita en la fiscalía federal a cargo de Gerardo Pollicita, a quien le fue delegada por el juez Julián Ercolini. En el marco de ese expediente, esta semana, la justicia terminó de recibir la documentación requerida para la distinción de la prueba.

Entre otros se recibieron, vía mail, más de 70 archivos con informacion del Banco. El equipo de  Pollicita para clasificar la documentacion para empezar a analizar la situacion crediticia.