miércoles 12 de mayo de 2021
POLITICA L'Osservatore romano
12-03-2021 14:24

Mensaje Papal: "Reconocimiento, respeto, derechos y protección para todas las comunidades religiosas"

Esta edición contiene los documentos, homilías, mensajes y artículos principales del histórico viaje pontificio de Francisco a Irak. 

12-03-2021 14:24

"Reconocimiento, respeto, derechos y protección" para "todas las comunidades religiosas" fueron pedidos por el Papa Francisco en el primer discurso pronunciado durante el viaje a Irak. Inmediatamente después de su llegada a Bagdad, en torno al medio día del viernes 5 de marzo, el Pontífice realizó la visita de cortesía al jefe de Estado en el palacio presidencial, y al finalizar, en el gran salón del edificio encontró a las autoridades, los representantes de la sociedad civil y los miembros del cuerpo diplomático.

Se publica en esta edición de l'Osservatore Romano, el texto pronunciado por el Obispo de Roma después del saludo dirigido por el presidente iraquí Salih. «La incitación a la guerra, las actitudes de odio, la violencia y el derramamiento de sangre son incompatibles con las enseñanzas religiosas»: lo recordó con fuerza el Papa Francisco a los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, seminaristas y catequistas iraquíes, con quienes se reunió el viernes 5 por la tarde en Bagdad, en la catedral siro-católica de Nuestra Señora de la Salvación, que hace diez años fue escenario de un feroz atentado terrorista.

 

 

Después de los saludos dirigidos por los patriarcas Younan e Sako, el Pontífice pronunció el discurso que se publica en forma completa y oficial. En la mañana del sábado 6 de marzo, segundo día del viaje en Irak, el Papa Francisco viajó en avión desde Bagdad hasta Nayaf, principal centro religioso chií del país, para una visita al Gran ayatolá Al-Sistani. Después, de nuevo en avión, fue hasta Nassiriya, desde donde en coche viajó a Ur de los Caldeos para participar en un encuentro interreligioso.

Se incluye también, el discurso pronunciado por el Papa después de los testimonios de varios exponentes de las religiones presentes en tierra iraquí. Del mismo modo, se publica el texto de “La oración de los hijos de Abrahán” recitada después de su discurso en el mencionado encuentro interreligioso. Durante la misa de la tarde del 6 de marzo, el Papa Bergoglio reflexionó sobre la lógica de las Bienaventuranzas que cambian el mundo. Lo hizo en la catedral de san José en Bagdad, que fue su momento concluyente de la segunda jornada de su viaje a Irak. Comenzó con una parada en Erbil, en el norte de Irak, la tercera jornada del viaje del Papa en el país árabe.

El Papa Bergoglio reflexionó sobre la lógica de las Bienaventuranzas que cambian el mundo.

Llegado en avión desde Bagdad el domingo por la mañana, 7 de marzo, en una sala del aeropuerto de la ciudad, encontró al presidente de la región autónoma del Kurdistan iraquí Nechirvan Barzani y el primer ministro Masrour Barzani, junto a los arzobispos locales caldeo y sirio. Después se trasladó en helicóptero a Mosul, dirigiéndose en automóvil a Hosh-al Bieaa, la plaza de las cuatro iglesias destruidas entre 2014 y 2017 por ataques terroristas.

Francisco presidió la oración por las víctimas de la guerra, introducida por algunos testimonios. Su homilía durante la misma se publica en forma completa en la sexta página. En la misma, se incluyen las palabras introductorias y el texto de la oración que el Papa Francisco pronunció durante el encuentro de la mañana del domingo en Mosul, en la plaza de las cuatro iglesias destruidas donde proclamó que “no es lícito odiar y asesinar en el nombre de Dios”.  

Desde Mosul, el Pontífice se trasladó en helicóptero a Qaraqosh, siempre en el norte de Irak, donde esa mañana encontró a la comunidad local cristiana en la iglesia de la Inmaculada Concepción. Después del saludo del patriarca siro-católico Younan y los testimonios de una mujer laica y de un sacerdote, Francisco introdujo el rezo del Ángelus dominical con las palabras que se publican en forma completa y dentro de las cuales todavía resuena su frase “el terrorismo y la muerte nunca tienen la última palabra”. En el estadio Franso Hariri de Erbil se llevó a cabo, la tarde del 7 de marzo, la celebración concluyente del viaje papal en Irak. Procedente del seminario patriarcal de Saint Peter, donde se había detenido para el almuerzo, el Pontífice llegó en automóvil al complejo deportivo en el que presidió la misa del tercer domingo de Cuaresma.

 

Francisco introdujo el rezo del Ángelus dominical con las palabras que se publican en forma completa y dentro de las cuales todavía resuena su frase “el terrorismo y la muerte nunca tienen la última palabra”.

Publicamos en esta edición la homilía pronunciada por Francisco. Al finalizar la misa dominical la tarde del 7 de marzo, después de haber escuchado las palabras de agradecimiento del arzobispo de Erbil de los caldeos, el Papa Francisco se despidió de la asamblea con un saludo en donde expresó que “Irak siempre estará en mi corazón”. A doble página, se publica en forma completa y oficial el diálogo con los periodistas acreditados en el vuelo papal.

En el coloquio, Francisco repasa las etapas de la histórica visita: el encuentro con el “sabio y hombre de Dios” Al-Sistani, la emoción ante las iglesias destruidas de Mosul, la emoción ante las palabras de la madre cristiana que perdió a su hijo y perdonó a los asesinos, la promesa de un viaje al Líbano. Publicamos, a continuación, la conversación que mantuvo el Papa con los periodistas en el vuelo de regreso a Roma el 8 de marzo. Finalmente, se incluye un artículo de la directora de edición española del periódico vaticano, Silvina Pérez, enviada especial a Irak, en donde reflexiona sobre la “Memoria de los gestos de los apóstoles” en ocasión de la celebración en el rito caldeo

En esta Nota