POLITICA
La disputa por los fondos

Milei dinamitó el vínculo con los gobernadores y dejó fuera de juego al ala política oficialista

Cuando se encaminaba una estrategia alternativa para tratar los temas incluidos en la fallida ley ómnibus, el Presidente redobló el enfrentamiento con las provincias, cruciales para cualquier respaldo parlamentario. Francos y Villarruel ya venían tendiendo puentes con distintos sectores, pero Milei junto con su hermana Karina y Santiago Caputo pegaron un volantazo y hasta se coqueteó con una intervención a Chubut. El próximo viernes el mandatario volverá al Congreso para la apertura de las sesiones ordinarias y hay expectativa por el recibimiento tras haber hablado del “nido de ratas” parlamentario.

20240224 Javier Milei en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC)
Javier Milei en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) | AFP

En un abrir y cerrar de ojos, y de manera sorpresiva para algunos integrantes del Gobierno, Javier Milei decidió dejar fuera de juego a su ala política, aquella que trata de hilvanar acuerdos y bajar decibeles, e ir a fondo en su pelea contra los gobernadores tras el conflicto que se desató por fondos coparticipables que reclama la provincia de Chubut que gestiona Ignacio Torres. De paso, el jefe de Estado, vía X, agitó el fantasma de la intervención, algo que desde la Casa Rosada descartaron de plano.

Justo en la antesala al 1° de marzo, fecha en la que el Presidente estará frente a la Asamblea Legislativa para inaugurar el período de sesiones ordinarias, los integrantes del elenco oficial proclives a la conversación política, con Guillermo Francos, el ministro del Interior, y Victoria Villarruel, la vicepresidenta, a la cabeza, se encargaron de acercar posiciones con los mandatarios provinciales. Hubo almuerzos y fotos protagonizadas por el ministro y los gobernadores de Salta, Jujuy, Catamarca, Tucumán y Misiones.  

En esos idas y vueltas entre las partes, existió tiempo para hablar sobre la posibilidad de acordar ciertos proyectos de ley que quedaron fuera de la fallida ley ómnibus. Como reconocen ante PERFIL desde Balcarce 50, con la Justicia siguiendo de cerca y colocando trabas a reformas que el líder libertario considera claves, como la reforma laboral y la chance de que la educación sea declarada servicio esencial, el oficialismo tuvo la idea de que esos temas queden plasmados en iniciativas a tratar en el Parlamento.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite
Santiago Oría, Karina y Javier Milei, en el vuelo a Estados Unidos.
Santiago Oría, Karina y Javier Milei, en el vuelo a Estados Unidos.

De hecho, cerca del Presidente dijeron que “en educación no puede haber problemas, todos los gobernadores quieren que se cumplan con los días de clases y no haya paros”. La reforma previsional también estuvo en agenda. Pero todos esos canales de diálogo que se abrieron quedaron obsoletos ante la decisión de Milei, que es acompañada por su círculo más estrecho, compuesto por su hermana Karina Milei y Santiago Caputo, asesor sin cargo oficial, de escalar su pelea con los líderes provinciales, quienes se encolumnaron detrás de Torres de manera veloz. Sin lugar a dudas, el economista se siente cómodo en el barro de la confrontación y en la necesidad de ir a fondo de buenas a primeras, sin previa coordinación. De hecho, como reconocen integrantes del oficialismo, la jugada del viernes por la noche contra los mandatarios no estaba premeditada y tomó por sorpresa a varios. Hay más: el jefe de Estado insinuó en su red social predilecta, X, que está en condiciones de intervenir la provincia de Chubut. Lo hizo al compartir un posteo de un usuario que señaló que Milei posee motivos constitucionales para encarar semejante decisión y que Torres entró en la categoría de “sedicioso”. Para que el tema no escale, en la Casa Rosada se apuraron en descartar esa hipótesis.

Bajo este panorama, Francos brindó dos entrevistas en donde mostró matices. Se ajustó al guion del Presidente, al marcar que al distrito que gestiona el PRO “se le retuvo, como se hace habitualmente, una cuota de una deuda que tiene la provincia con la Nación”, y aprovechó para subrayar que las amenazas del dirigente amarillo no tienen sustento: “No tiene ninguna capacidad, ningún derecho, ninguna facultad para cortar el suministro de petróleo que lo hacen empresas privadas, que va por oleoductos privadas al puerto y se carga y se exporta, salvo que lo haga por la fuerza, en cuyo caso está cometiendo un ilícito”, aclaró.

No obstante, en medio de una guerra declarada entre las partes, se desmarcó del discurso oficial y dijo que “no hay confrontación”. “Esto se trata de una falta de entendimiento entre los mandatarios y el referente libertario”, sostuvo. Justo en la jornada en la que los gobernadores de las provincias patagónicas seguían en pleno contacto y Torres disparó dardos contra Caputo, el asesor oficial: “Me dijo: ‘Nacho te recomiendo que te calles porque vamos a sacar los tanques a las redes’. ¿Qué es eso? A mí no me importa que haya un ejército de trolls poniendo mi cara con la de Chávez”.

 

“Make Argentina great again”, le dijo Trump

El presidente Javier Milei disertó en la Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC), llevada a cabo en Estado Unidos, y en la previa de su discurso tuvo un encuentro con el expresidente estadounidense Donald Trump.

“President, president”, exclamó Javier Milei al encontrarse con Donald Trump, en un pequeño diálogo que duró aproximadamente un minuto y terminó con una reverencia de Milei hacia Trump, quien expresó “make Argentina great again”, en referencia al eslogan “make America great again”, utilizado para la campaña en 2016 en la cual terminó ganando las elecciones.  

Es más, incluso en su alocución en la CPAC, en medio de su carrera a la Casa Blanca en las elecciones de Estados Unidos que se lleva a cabo este año y que todo apunta se enfrentará con Joe Biden, Trump fue elogioso de Milei y expresó: “Es un honor tenerlo con nosotros”. En la previa se había generado expectativa respecto a una foto de Milei con Trump ya que el viernes el mandatario argentino se reunió con el secretario de Estado de la actual gestión de Joe Biden, Antony Blinken. Volviendo al discurso que brindó Milei, se refirió a la política local y la caída del mega-DNU y de la ley Bases. “Nos encontramos con la resistencia de la casta corrupta y que perjudica a los argentinos de bien”, sostuvo.

En relación a quien conforma la casta, Milei sostuvo que se compone de “políticos ladrones,  empresarios prebendarios que hacen negocios con los políticos, por medios de comunicación corruptos que se enojan porque eliminamos la pauta y también por sindicalistas que se ocupan de sus negocios en contra de la gente”.