domingo 02 de octubre de 2022
POLITICA mientras se investiga qué sucedió

El caso de las muertes de bebés en Córdoba se llevó puesto al Ministro de Salud provincial

Diego Cardozo había quedado en el ojo de la tormenta por la denuncia de los hechos que ocurrieron entre marzo y junio, pero que se conocieron tiempo después.

25-08-2022 12:53

La muerte de cinco bebés en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba provocó la renuncia del ministro de Salud provincial, Diego Cardozo, en la mañana de este jueves. 

"Quiero informarles que en el día de la fecha presenté al señor Gobernador mi renuncia como ministro de Salud, cargo que he desempeñado con toda mi vocación", escribió en su cuenta personal de Twitter. "Lo hago con la misma humildad y servicio que desempeñé la función, y también con el profundo anhelo que los hechos que son de público conocimiento del Neonatal se esclarezcan absolutamente", concluyó.

Dos movimientos internos del gobernador Juan Schiaretti habían dejado a Cardozo en un tembladeral en cuanto a la gestión: la asignación a los ministros de Justicia y de la Mujer, Julián López y Claudia Martínez, de encargarse de la situación. 

Luego de la salida del ex titular de Salud, el ejecutivo provincial anunció que quien hasta hoy era secretaria de Prevención y Promoción de la Salud, Gabriela Barbás, asumirá este jueves a las 17 horas.

"Barbás tuvo un desempeño principal en el abordaje de la pandemia y valiosa tarea en la articulación del sistema sanitario. Es egresada de la Universidad Nacional de Córdoba y docente universitaria", informaron desde el Ejecutivo.

Bebés muertos: información opaca, mentiras y desmentidas

Además, a medida que la causa fue avanzando, se descubrió que el Ministerio de Salud no había denunciado el hecho ante la justicia, sino que fue una médica del nosocomio. La respuesta oficial fue que los médicos forman parte de la cartera sanitaria.

"El 6 de junio dimos intervención a Justicia. Pedimos la autopsia de esos niños que nacieron y fallecieron ese día", había dicho Cardozo. En total fueron cinco muertes y a dos de los cuerpos se le realizaron autopsias. La investigación, sin embargo, avanza sobre 13 casos.

Una enfermera de 27 años conocida como Brenda Cecilia Agüero es la única detenida hasta el momento, acusada de "homicidio calificado reiterado". El fiscal Raúl Garzón investiga si tuvo relación con otros ocho bebés que nacieron sanos  y se les suministró una sustancia tóxica relacionada con potasio. 

Omisión de autopsias a bebés fallecidos compromete a directivos del Neonatal

"A la enfermera se la detiene por dos hechos, que son en los que al día de la fecha se ha podido avanzar en los estudios complementarios de las autopsias de dos de los niñitos fallecidos”, expresó el funcionario. "El delito es calificado porque el modo que se le atribuye presumiblemente es a través de la aplicación de una sustancia que les habría dado la muerte, en principio", agregó.

La enfermera y todo el personal que se relacionó con los menores fueron separados de su cargo, luego de que se conocieran los hechos sucedidos entre marzo y junio. Dentro de las líneas de investigación se sigue la pista de una cuarta inyección aplicada a los menores, un número mayor al que se utiliza.

GI/fl