viernes 27 de enero de 2023
POLITICA la corte y un salón colmado

“No negociamos fallos”, la advertencia de Rosatti frente a la disputa con el oficialismo

“Esta Corte no negocia fallos”, lanzó el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Horacio Rosatti, Fue durante la cena de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, la noche  del jueves 15 de diciembre, en el Complejo porteño de Parque Norte,  Las palabras resonaron fuerte y parecieron dirigidas al gobierno nacional.  

“El tiempo es difícil, pero vamos a una justicia mejor, siempre que tengamos en claro que nuestras decisiones no son negociables, no están en el comercio. Dependen de nuestra convicción, que debe estar apoyada en la Constitución. Hago votos para que todos, nos manejemos de la misma manera. El que se aparte del camino que tenga su castigo porque será el que no está honrando aquello que supimos prometer cuando juramos este cargo”, señaló el titular de la Corte Suprema.

Junto  al presidente del máximo tribunal estuvieron participando los magistrados de la Corte Suprema de Justicia: Juan Carlos Maqueda, quien fue especialmente elogiado por el presidente de la Corte por su experiencia de más de 20 años en el tribunal, y Carlos Rosenkrantz. En ese aspecto, el evento no tuvo la asistencia del supremo juez Ricardo Lorenzetti, que se encuentra afectado por el covid 19.   

A diferencia de la última cena presencial, realizada en 2019, en esta oportunidad no hubo representantes del Poder Ejecutivo. En este primer reencuentro oficial de la asociación, luego de los años más difíciles de la pandemia, se vislumbró las ausencias de los representantes del gobierno, como la del ministro de Justicia, Martín Soria, que se indicó que no fue invitado, y la del viceministro Juan Martín Mena de la misma cartera.

Frente a un auditorio de 500 personas, entre jueces, fiscales y defensores, el presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, abrió el discurso con estas palabras: “Transitamos tiempos difíciles para las instituciones, para la política, para la justicia, pero fundamentalmente para gran parte de la sociedad, la de los vulnerables a los que nosotros debemos brindar una especial tutela”. Pero aunque el auditorio estaba lleno, no hubo ningún juez de primera instancia de Comodoro Py presente en el encuentro y el único representante participante de la Cámara Federal fue Mariano Llorens, vicepresidente de la Asociación.

“No me sonrojo para hablar de un Poder Judicial fuerte ni una Corte Suprema fuerte. Necesitamos, al contrario, que los tres poderes sean fuertes. En las sociedades desarrolladas los tres poderes del Estado son fuertes y no hay en eso un inconveniente porque se asume que la sociedad en su conjunto es más fuerte que el resto. Y la sociedad es en definitiva a quien debe controlar a los funcionarios, que nos debe controlar a todos nosotros”, aseveró Rosatti al público.

Dentro del discurso del presidente de la corte  se encontraron algún tiro por elevación, con especial cuidado en la retórica, a los representantes del Poder Judicial que estuvieron involucrados en el sonado encuentro de Lago Escondido. “Esta Corte está dispuesta por supuesto a apoyar a los buenos funcionarios, para lo cual desde ya hay que dar el ejemplo”, señaló el magistrado. También entre los asistentes que escucharon el discurso, en ese momento, estaban dos de los jueces que condenaron a la vicepresidenta Cristina Kirchner en la causa Vialidad: Andrés Basso y Jorge Gorini.

En esta Nota