26th de February de 2021
POLITICA el cancer ante el covid-19
11-04-2020 01:55

Oncólogos se preparan para una crisis inédita y para acompañar a sus pacientes

Arman un protocolo para orientar a médicos y centros de salud ante la posible falta de insumos y de recursos humanos. Los tratamientos frente a las restricciones de circulación.

11-04-2020 01:55

Los médicos oncólogos se preparan para mayo, el que consideran que será uno de los meses más difíciles para el sistema de salud. La pandemia del Covid-19 está afectando más que nunca la provisión de medicamentos, atención médica e, incluso, la vida misma de los pacientes con cáncer. PERFIL dialogó con oncólogos de diferentes disciplinas, tanto del ámbito privado como público y de obras sociales. También consultó a representantes de las asociaciones que los nuclean. Todos coinciden en que la oncología debe prepararse para afrontar una crisis inédita y acompañar a sus pacientes en un nuevo contexto.

Julia Ismael, ex directora del Instituto Nacional del Cáncer (INC), que pertenece al Ministerio de Salud, explicó a PERFIL que el organismo considera al paciente con cáncer dentro del grupo en riesgo del Covid-19, debido a que diversos tratamientos debilitan el sistema inmunológico, como la quimioterapia, la radioterapia extensa y los trasplantes de médula ósea. “Estamos elaborando un documento único entre 17 asociaciones de oncología del país para que oriente a los médicos y centros de salud sobre cómo afrontar esta situación; el documento estará listo en los próximos días”, afirmó Ismael.

Este protocolo no solo incluirá las pautas para minimizar las posibilidades de contagio de los pacientes y el personal de salud. Ismael explica que además deberán darles pautas éticas a los profesionales porque deberán elegir adecuadamente cuándo postergar un tratamiento y cuándo no; y cómo lidiar con la falta de insumos y recursos tanto humanos como materiales, que podrían escasear en un futuro cercano.

Marcela Carballido, oncóloga del Hospital Udaondo, explica que las cirugías oncológicas son las únicas, además de las de urgencia, que se seguirán practicando durante la pandemia. Uno de los problemas que ve a diario desde que comenzó la crisis es el efecto de las restricciones oficiales para movilizarse. También para acompañar. Hay centros donde solo habilitan el ingreso de un único familiar pero en otros, el paciente debe permanecer internado sin un miembro de la familia. Quedan solos.

Santiago Bella, de la Asociación Argentina de Oncología Clínica, tiene consultorio en Córdoba y atiende pacientes de otras provincias que ahora ya no pueden continuar con sus tratamientos, especialmente en Catamarca y San Luis, donde las restricciones para salir y entrar en territorio provincial son mucho más estrictas, explica. Tuvieron que reubicar a los pacientes con otros médicos en sus respectivas provincias, lo que implicó postergar hasta tres semanas sus tratamientos. Tratamientos que les preservan la vida.   

“Estamos recibiendo pacientes con cáncer que están deambulando frente al cierre de algunas  áreas de oncología porque sus hospitales pusieron todos sus recursos al combate del Covid-19. Tenemos que ver con qué colegas los derivamos”, contó una médica oncóloga que pidió reserva.

En una exposición virtual realizada el jueves, Federico Losco, del Instituto Alexander Fleming (también Asociación Argentina de Oncología Clínica), explicó a sus colegas que los pacientes de otros países que se operaron un mes previo a contagiarse con Covid-19 tuvieron mayor riesgo de eventos severos por el coronavirus. Losco remarcó otra cuestión central: los oncólogos deberán cuidar su salud para seguir garantizando el tratamiento a sus pacientes. Sugirió espaciar turnos y trabajar más días para cumplir con el distanciamiento social y al mismo tiempo realizar las consultas personales que no pueden hacerse de manera virtual.   

La falta de preparación de algunos centros de salud para la telemedicina o asistencia virtual es otro de los puntos débiles del sistema que esta pandemia dejó en evidencia, coinciden los médicos consultados.

Se posterga la prevención y escasean medicamentos

Vicky Viel Temperley, fundadora de la organización Donde Quiero Estar, asiste a pacientes oncológicos y sus familiares. La pandemia, explica, hizo que algunos centros de salud posterguen las necesidades de muchas personas con cáncer. Su fundación hizo un relevamiento en al menos 21 hospitales y centros de salud de diferentes puntos del país. “Algunas áreas de oncología están funcionando bien y otras han dejado de funcionar.

En algunos centros nadie contesta ni atiende a los pacientes. Los principales problemas que vemos con el Covid-19 es el acceso a la medicación, que se agudiza en esta situación porque dificulta aún más los trámites burocráticos para acceder a los tratamientos, por ejemplo en IOMA, PAMI y en el Banco de Drogas”, asegura.

“Tampoco hay prevención. Todos los estudios de control para detectar el cáncer de manera temprana están suspendidos”. Esto fue una orden del Ministerio de Salud, según el documento al que accedió PERFIL. “Además, en muchos centros, el personal administrativo y de enfermería está de licencia y ya no hay quien tome turnos para iniciar nuevos tratamientos de quimio”, cuenta Viel Temperley.   

“Otro problema es que los padres de algunos chicos con cáncer no están pudiendo trabajar y los tenemos que ayudar a pagar los remises. El traslado a hospitales es un gran problema, no hay ambulancias”, agregó.

Viel Temperley, cuya familia fue atravesada por el cáncer, también se encarga junto a una red de voluntarios de asistir a los familiares. “El duelo y el aislamiento no van de la mano. Ofrecimos al Gobierno de la Ciudad coordinar grupos virtuales de apoyo y estamos esperando que nos contesten. No podemos dejarlos solos”, explica.

En esta Nota