Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 14 de octubre de 2019 | Suscribite
POLITICA / ELECCIONES 2019
martes 26 marzo, 2019

Pichetto abre las puertas de la Rosada a Lavagna: "Puedo ser su vicepresidente"

En TV, el senador peronista se refirió al panorama electoral en plena crisis económica. Dijo que el exministro de Economía es un "activo político" y ponderó algunos logros de Macri.

Miguel Ángel Pichetto Foto: A24
martes 26 marzo, 2019

Con su habitual tono mesurado y diplomático, Miguel Ángel Pichetto se refirió al panorama político de la actualidad, a pocos meses de las elecciones, asegurando que podía conformarse con ser vicepresidente con tal de que Alternativa Federal sea la gran opción electoral. El jefe del bloque de senadores del PJ se refirió así a la eventual candidatura sin previas PASO de Roberto Lavagna: “En el terreno de la realidad es mucho más importante legitimarse en un proceso de reconocimiento social que le va a dar mucha más potencia en la primaria”.

Reafirmando su deseo de lanzarse a la carrera a la Casa Rosada, Pichetto dijo estar “trabajando y recorriendo el país” en su empeño de unir a los peronistas bajo la férula de Alternativa Federal: “Hoy soy candidato y son bienvenidas las figuras como Roberto Lavagna, que es un activo político verdaderamente importante, como Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey”, reconoció. “Con esta argamasa tenemos que construir una Argentina diferente que no está en ningún lugar de la grieta, porque la polarización nos manda a la noche más oscura”.

Consultado por el periodista Luis Novaresio sobre qué sucedería si Lavagna deseara ser “candidato por aclamación”, saltándose las PASO, Pichetto reconoció que esa puede ser la aspiración del exministro de economía pero que él aconseja otra cosa: “En el terreno de la realidad es mucho más importante legitimarse en un proceso de reconocimiento social que le va a dar mucha más potencia en la primaria”.

Refiriéndose a Lavagna una “figura indiscutible” y “respetable”, Pichetto asegura que pese a su deseo de competir por la presidencia, podría conformarse con “ser vicepresidente o nada”: “Aceptaría ser parte de un proyecto que nos permita volver a ser opción de poder, y en la visión de unión nacional, en ese programa puedo ser vicepresidente o nada. Pero no hay lugar para un gobierno de facción o de minoría a partir de 2020”.

Economía: “No tengo una mirada desesperanzada”

“Para mi, el problema más importante es el del crecimiento, el desarrollo, la generación de empleo. Este me parece que es el tema central de una sociedad. La posibilidad de redignificarse, de construir, de tener una vida, tiene que ver con el trabajo y la educación. Me preocupan los 12 millones de pobres, también me preocupan los 11 millones que trabajan, de los que nadie habla pero que son los que soportan además toda la estructura de la seguridad social del Estado, porque pagan impuestos, porque se levantan a la mañana para ir a trabajar, porque han perdido poder adquisitivo”.

“Yo digo que hay un escenario de tres tercios en Argentina con una dinámica muy grande, y todo en movimiento, con lo cual todo puede ser posible. Indudablemente que si Macri sigue un proceso económico de pérdida de poder adquisitivo y de empleo, puede salir tercero. (…) Yo creo que el rumbo que tenía el gobierno, en los dos primeros años tendría que haber hecho un inventario de la herencia recibida. Había problemas estructurales en Argentina. Todo lo que era la estructura del gasto y la estructura social no lo abordaron con precisión e indudablemente en el tercer año, con algunos datos también de naturaleza política que aparecieron, hubo dos corridos con pérdida de poder adquisitivo fenomenal para los trabajadores de clase media”.

“La ida al FMI implicó condicionalidades que el Fondo pone a los países que contraen créditos. Le pasó a Grecia, con diez años de ajustes, y el futuro de Argentina puede ser el mismo, y además sin reactivación. Yo creo que tenemos salida porque no tengo una mirada desesperanzada del futuro argentino. Argentina es un país con potencialidades, tiene lo que no tienen muchos países latinoamericanos, como recursos humanos valiosos, tiene ciencia, tecnología, minería, energía nuclear, petróleo, gas, un sector agropecuario muy potente al que hay que darle mayor valor industrial. Argentina tiene salida, no tiene el horizonte de un país pobre latinoamericano sin destino”.

Errores y aciertos de Macri

“Últimamente no he hablado con el presidente pero si me convocara, hablaría con él porque creo en el diálogo. Yo acostumbro a decir en público lo que digo en privado. Le transmitiría mi preocupación respecto a la marcha de la economía y a que este modelo y este plan generan indudablemente mucha incertidumbre, sumada también a la incertidumbre política. A la no construcción de una alternativa distinta que no sea la de la grieta y la confrontación”.

“Yo creo que Macri ha tenido algunos aciertos, hay que ser justos en términos de valoración o análisis de su gestión. Ha hecho una correcta diplomacia presidencial, creo que la visión que él tiene de un capitalismo moderno, responsable, con déficit cero, o que haya una reestructuración del gasto público razonable, creo que es una meta que debe ser compartida”.

“No se puede gobernar con déficit público ni aislados del mundo, no se puede gobernar alejado de lo que son los países capitalistas centrales o del mundo occidental, como Europa o Estados Unidos. En ese tema, el presidente ha trabajado muy bien. Hizo diplomacia presidencial, lo que yo califico como altamente positiva. En el análisis económico, no lo hizo bien y ha tenido funcionarios que no lo han ayudado. En ese plano no ha tenido una gestión exitosa”.

¿Pichetto vicepresidente?

“Estoy trabajando y recorriendo el país, y he planteado una voluntad política y he realizado un acto disruptivo cuando todo el mundo estaba en una zona de confort. Hoy soy candidato y bienvenidas las figuras como Roberto Lavagna, que es un activo político verdaderamente importante, como Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey. Con esta argamasa tenemos que construir una Argentina diferente que no está en ningún lugar de la grieta, porque la polarización nos manda a la noche más oscura.”

“Puede ser que la aspiración de Lavagna sea ser candidato por aclamación, pero en el terreno de la realidad es mucho más importante legitimarse en un proceso de reconocimiento social que le va a dar mucha más potencia en la primaria. Lavagna es una figura indiscutible, no pensé en ser vicepresidente, lo debería evaluar. Aceptaría ser parte de un proyecto que nos permita volver a ser opción de poder, y en la visión de unión nacional, en ese programa puedo ser vicepresidente o nada. Pero no hay lugar para un gobierno de facción o de minoría a partir de 2020”.

Unidad Ciudadana, un partido de izquierda

“El gobierno de la expresidenta fue un problema muy grave que no explotó, que tenía una inflación del 50% por año, con emisión monetaria, con cepo, una economía cerrada, con control de exportaciones en donde no creció el empleo privado. Toda la estructura del problema estaba. (…) La expresidenta se equivocó cuando armó ese partido de izquierda que se llama Unidad Ciudadana porque, si se quedaba en el peronismo, ella tenía 35 puntos, más los 6 de Randazzo, eran 41.

“Unidad Ciudadana tiene vocación de colisión y de fractura y siempre quieren que al gobierno le vaya mal. Me parece que su construcción responde a esa visión que ella tuvo, en los últimos cuatro años, de su gobierno, donde proliferaron personajes más ligados a la izquierda argentina, la visión del PC, la visión internacional que cambió. Por ahora está jugando dentro del sistema democrático, pero qué pasaría si gana es otro análisis… Podría haber un proceso de aislamiento de Argentina”.

D.S.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4782

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.