domingo 22 de mayo de 2022
POLITICA TRAS DEJAR LA EMBAJADA EN ESPAÑA
24-01-2022 16:35

Federico Polak apuntó contra Ricardo Alfonsín: "Por una cuestión de personalidad no me dejó trabajar"

Fue portavoz de Raúl Alfonsín, interventor de Boca y del PAMI. A sus 77, años acaba de dejar la representación argentina en España con críticas al embajador y ganas de volver al sector privado.

Para el abogado, escritor y dirigente político Federico Polak fue todo un desafío que, al comenzar la gestión del Frente de Todos, el designado embajador en España, Ricardo Alfonsín, lo hubiera convocado para secundarlo en el puesto clave de encargado de negocios de Argentina en ese país. Sin embargo, en noviembre pasado Polak renunció a su cargo y este lunes sorprendió cuando en Twitter tildó de "fiasco" su paso por la estratégica oficina extranjera. 

Polak, histórico portavoz del ex presidente Raúl Alfonsín, usó las redes sociales para aclarar que su salida no se debió a problemas con el gobierno nacional y la Cancillería, sino que fue "un problema de falta de gestión, generada por la particular personalidad del embajador. No cobro si no trabajo. Y me volví". De ese modo apuntó directamente contra el embajador en España, Ricardo Alfonsín, hijo de su amigo histórico. 

Renunció la mano derecha de Ricardo Alfonsín en la embajada argentina en Madrid

Los dichos de Polak sobre trabajar con Ricardo Alfonsín

En los últimos días, Federico Polak volvió al país y comenzó con síntomas de coronavirus, por lo que se encuentra aislado y sin fiebre. Eso le permitió mantener una breve entrevista con PERFIL en la que aseguró que Alfonsín (h) "o se recuesta en los diplomáticos, o es un problema de inseguridad" lo que no le permite desarrollar su gestión en la Embajada. 

—Calificó de "fiasco" su paso por la embajada en España. ¿Por qué?

—La verdad que soy un laburante, sé trabajar y tengo un currículum más pesado que el que muestran los diarios. Soy un tipo de mucha gestión y cuando Ricardo (Alfonsín) me dijo que si yo no aceptaba él tampoco, me convenció. Esto era un tándem: el político y el comercial, y ese último me tocaba a mi. Pero por alguna razón del destino, por una cuestión de personalidad no me dejó trabajar, no pude hacerlo aunque le peleé meses y no pude. 

—¿Qué pretendía usted en la gestión?

—La Embajada funciona bien, y había mucho para hacer. Nosotros tenemos mucho para darle a España. Por ejemplo, en Nigeria hay millones de hectáreas sin cultivar y se puede hacer triangulación con España que tiene fondos de la recuperación europea de 144 mil millones y Argentina es de los únicos que puede aportar para tecnificar el tambo. Había muchas cosas para hacer, muchísimas. Se dice que España tiene dos puertas: una da a África y la otra a Latinoamérica, y nosotros estábamos justo ahí. 

federico polak 12112021
Federico Polak era Representante Especial para la Promoción de la Actividad Empresarial argentino en España.

—¿Y cómo era su relación con la Cancillería? ¿En el mismo sentido?

—Yo trabajé con Cancillería más que nada con Felipe Solá porque cuando llegó (Santiago) Cafiero enseguida renuncié. Yo no tengo problemas con ellos, no me meto en política exterior porque no es mi función. A él (Solá) lo ningunearon mucho, no lo trataron bien. Su gestión no fue mala, reprocharle que no sepa inglés es una tontería. 

—¿Cuándo empezaron los problemas con Ricardo Alfonsín?

—El tiempo que trabajamos acá hasta que empezó la pandemia fue bien, después nos fuimos a España y hubo un tiempo más o menos hasta que apareció un problema de personalidad. No digo que Ricardo (Alfonsín) sea una mala persona, pero en un momento dado las cosas se rompieron. La de él es una forma de gestión muy especial, él se recuesta sólo en los diplomáticos o está con un problema de inseguridad, algo de eso es. 

Ricardo Alfonsín: "Si la UCR representa lo que es desde 2015, yo no me hubiera afiliado al partido"

—¿Pudo hablar con él?

—Nosotros hablamos mucho, pero ya me parecía una falta de ética quedarme haciendo la plancha porque es muy lindo estar en Madrid pero trabajando. Mientras tanto sigo hablando con la Embajada, que es gente con la que hice una buena relación. Cuando tengo algo que recomendar lo mando por mail a los agregados, no a él.

—¿Va a trabajar en la Argentina? ¿Qué hará?

—Sigo ejerciendo la docencia y tengo unas ofertas de trabajo importante en el mundo empresario, me ofrecieron varias cosas. 

—Más allá de los problemas con el embajador, ¿cuestiona la gestión del Gobierno? ¿Qué le parece la política exterior?

—Para aclarar, yo no me volví por una acción del Gobierno que voté en las presidenciales y en las legislativas y lo voy a mantener. La política exterior fue un poco dubitativa, al principio por un problema ideológico. Pero después considero que están haciendo lo que tienen que hacer, tratando de armar un frente popular con otros gobiernos afines; Argentina no se ha manejado mal. 

cp