lunes 21 de junio de 2021
POLITICA
05-02-2021 16:09

Casanello y Marijuan podrían viajar a Suiza a indagar al presunto testaferro de Lázaro Báez

La enfermedad terminal que padece Nestor Marcelo Ramos impide extraditarlo. La Argentina gestiona viajar a Suiza o realizarle una indagatoria por videoconferencia para avanzar en su situación procesal.

05-02-2021 16:09

A menos de dos semanas de que la Justicia federal de Buenos Aires emita el veredicto sobre la familia de Lázaro Báez, el juez Sebastián Casanello y el fiscal Guillermo Marijuan analizan la posibilidad de viajar a Suiza para realizar la declaración indagatoria pendiente sobre el presunto testaferro de Báez, Nestor Marcelo Ramos. 

Es que los intentos de extraditar de Suiza a quien, según confirmaron fuentes judiciales a PERFIL, ya tienen probado que participó de sociedades offshore y manejó la firma Helvetic, "un vehículo pantalla para lavar fondos", son muy complejos de concretarse por algunos requisitos y un estado de salud muy severo de Ramos. 

Ante las noticias de que la Argentina retiraba el pedido de extradición, que confirmó la Oficina Federal de Justicia en la Confederación Helvética (OFJ), las fuentes judiciales advirtieron que no se resignó la búsqueda de Ramos, sino que ante los impedimentos de extraditar, ahora las opciones que tramitan son o viajar hasta Suiza o realizar la indagatoria por videoconferencia. 

"La videoconferencia es más compleja porque si bien está permitida, es sólo en casos muy excepcionales", agregaron. 

Suiza pide garantías a Argentina para extraditar a un financista vinculado a Lázaro Báez

El pedido de extradición había sido emitido por Casanello en 2016, y junto con esa acción pensaban indagar y detener a Ramos. El problema es que su situación procesal no puede avanzar sin antes realizarse la indagatoria correspondiente, como marca la ley, a pesar de que ya esté imputado y demostrado el delito de haber participado en una operación de lavado de dinero en bancos de Ginebra y del Ticino por unos 60 millones de dólares, cuyo origen llegaba a Báez y en algunos casos a los hijos del empresario, quien mediante sociedades ficticias creadas en Panama y Belice, desviaba el dinero.

Por su parte, Ramos había apelado a la extradición en 2019, negando los delitos penales de su sociedad offshore y todo vínculo con el empresario Báez y la familia Kirchner. En esa línea, apuntó al gobierno de Macri por implementar una persecución. 

A pesar de que el Tribunal Penal Federal acreditó los delitos en los que figura el nombre de Ramos, la enfermedad terminal padece, según esgrimió su defensa y presentó ante la justicia de ambos países, haría imposible otra manera de avanzar en su procesamiento. Cabe destacar que de todos modos esto no repercute en la causa que está en juicio, ni la responsabilidad de los otros actores, sino solamente en la figura procesal de Ramos. 

CP