martes 28 de septiembre de 2021
POLITICA per saltum en análisis
01-11-2020 01:54
01-11-2020 01:54

Sigue el final abierto en la Corte por el traslado de tres jueces

01-11-2020 01:54

A poco más de un mes de haber abierto el Per Saltum presentado por los jueces trasladados durante el macrismo y que el kirchnerismo quiere volver a sus cargos de orígenes, la Corte Suprema continúa trabajando en el tema.

El fallo podría conocerse en el correr de esta semana, a más tardar la próxima y, de momento, todas las opciones están abiertas. Como sucede desde antes de la apertura del recurso, el hermetismo sobrevuela en el máximo tribunal, siempre atravesado por las diferencias entre algunos de sus miembros, que se plasmaron en dardos mediáticos, pero no interfirieron en los diálogos internos sobre el tema. 

Cuando resolvieron la apertura del Per Saltum, el 29 de septiembre pasado, desde el máximo tribunal hicieron saber que en el correr de los siguientes 15 a 20 días hábiles podría conocerse la decisión. Ese plazo, establecido extraoficialmente, estaría cumpliéndose en los próximos días si se tiene en cuenta la fecha en la que recibieron en el cuarto piso del Palacio las vistas que corrieron, al Consejo de la Magistratura primero y a la Procuración General de la Nación después. 

La resolución es esperada con expectativa tanto en la política como en la justicia, así como en una importante parte de la opinión pública que se manifestó por el tema. De momento, y atento a los distintos diálogos entre los miembros, todas las posibilidades siguen abiertas. Desde que se confirmen los traslados, a que se los rechace, como que se los confirme hasta tanto las vacantes se cubran por concurso. Además, la atención está también en si la Corte se expedirá exclusivamente sobre la situación de los tres magistrados -Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli- o si se inclinara por un fallo amplio, que involucre el tema general de los traslados, una herramienta usada con discrecionalidad por los diferentes gobiernos, que suelen disponer de alrededor de un 25 % de vacantes para cubrir.

En fallos como Uriarte, en 2015, o Schifrin, en 2017, la Corte ordenó, al fallar sobre planteos particulares, a nivel general. Mientras que en el primero se declaró la inconstitucionalidad del régimen de las subrogancias, en el segundo, a través del planteo del fallecido camarista platense Leopoldo Schifrin, se estableció el límite de los 75 años, para el ejercicio de los magistrados. 

Desde el comienzo del planteo, la mira está puesta en las acordadas 4 y 7 de 2018, con la que la Corte se manifestó sobre traslados. Ambas encierran parte de lo que vendrá en el caso. Y el análisis que de ellas hicieron tanto desde el oficialismo como desde la oposición, abre a interpretaciones antagónicas a uno y otro lado de la grieta. Mientras que la oposición y cerca de los magistrados involucrados las ven como garantías de que los traslados deben ser considerados firmes y definitivos, desde el oficialismo, consideran que los magistrados “no reúnen las condiciones de esas acordadas”. Por eso, en tribunales se sabe que falle como falle el tribunal, “una parte va a pensar que no hubo justicia”.

En esta Nota