sábado 25 de septiembre de 2021
POLITICA de maxima confianza
02-11-2019 00:49
02-11-2019 00:49

Vilma Ibarra, la 'lapicera' de Fernández en la Rosada

El presidente electo la designó para el diálogo con el macrismo. Pidió licencia en la Corporación América. Vuelve a la política y ocuparía la Secretaría Legal y Técnica. “Sos la mejor en esto”, le dijo Alberto para convencerla.

02-11-2019 00:49

Vilma Ibarra pidió licencia en la Corporación América, adonde llegó hace seis años. Este fin de semana comenzará a ocuparse a tiempo completo de ordenar la transición de gobierno entre Alberto Fernández y Mauricio Macri. Renunciará definitivamente a su cargo el 10 de diciembre, para asumir en la Secretaría Legal y Técnica, cargo que ya le ofreció el presidente electo.

“Alberto la eligió por su rigurosidad jurídica”, detallan en las oficinas de la calle México sobre la abogada y experta en asuntos jurídicos. Sobre esto coinciden en el grupo de la familia Eurnekian, en donde la consideran “una abogada prolija, y metódica. Siempre tendrá la puerta abierta en la corporación porque es una excelente profesional y persona”, dice uno de los directivos ante PERFIL. Allí fue una de las integrantes senior del equipo de legales del holding que nuclea todos los negocios de Eurnekian, desde los aeropuertos hasta la nanotecnología y el campo. Esta semana, dejó todo su trabajo ordenado para poder enfocarse en el futuro gobierno.

Desde que Fernández alquiló las oficinas de la calle México en junio, solo unos pocos vieron a Ibarra pasar por allí para reunirse con el entonces candidato a presidente, por lo que su designación como una de las encargadas de la transición sorprendió a los propios.

Los otros tres elegidos con los que busca dar señal de moderación

Ibarra busca mantener el mismo perfil bajo que mantuvo como legisladora. Allí también recuerdan su empeño por el trabajo. “En el Congreso no era muy común que asistan a trabajar y se queden hasta largas horas y Vilma era quien siempre apagaba la luz”, recuerda uno de los hombres que trabajó junto a ella en el Senado, en donde asumió en 2001. También fue diputada (2007 -2011). Ibarra se alejó de la política por diferencias con el entonces influyente dentro del kirchnerismo Martín Sabbatella. “Se alejó de la política callada, no tiene problemas con Cristina. Lo único que tienen para mostrar ahora es un libro que tiene todo un marco jurídico”, dicen cerca de la ex legisladora sobre el texto que publicó en 2015 titulado Cristina vs. Cristina, el ocaso del relato. En ese entonces, Fernández también era crítico de la vicepresidenta electa. Hermana de Aníbal Ibarra, ejerció su defensa en el juicio político que afrontó por el incendio de Cromañón. En el búnker el día de la elección, ella prefirió el bajo perfil pero fue su hermano quien dio el presente.

Alberto diseña una transición corta para evitar "cogobernar" con Macri

“Sos la mejor en esto”, le dijo Fernández. Le habló de ocuparse de la transición pero también de que sea quien cuide su firma como presidente a partir del 10 de diciembre. Vilma se convenció. Creyó que no volvería a la política y descartaba integrar en algún momento una lista. Pero encontró un nuevo desafío en el cargo que le ofreció su ex pareja. Aunque no será su área, también intentará pelear por los derechos de la mujer, otra de sus obsesiones.